¿Quién “bachea” Hermosillo? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Quién “bachea” Hermosillo?

¿Quién “bachea” Hermosillo?

POR Ernesto Urbina

Las condiciones de las calles y avenidas de la capital son, desde hace algunos años, una de las principales problemáticas para los hermosillenses. Se trata del servicio público peor evaluado y el gobierno municipal enfrenta severas restricciones de recursos para su atención.

Ante la posibilidad de que se exploren esquemas de colaboración público-privada, resulta imprescindible avanzar en la construcción de mecanismos que permitan transparentar y explicar de manera clara a la ciudadanía la magnitud del problema, así como quién y cómo se bachea Hermosillo.

De acuerdo con la consulta de Hermosillo ¿Cómo Vamos? la situación de las calles y pavimentación es el servicio público peor evaluado con 4.6 de calificación mientras que la encuesta levantada recientemente por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización “ISAF”, indica que sólo el 18% de los ciudadanos considera que en 2018 las calles estuvieron en buen estado y libre de baches.

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, la cual se aplica en 67 ciudades del país, durante el primer trimestre de 2019, Hermosillo fue la ciudad en la cual un mayor número de habitantes (96%) reportaron el tema de los baches como una problemática.

Los datos para caracterizar la magnitud del problema son escasos. En 2011, se publicó una investigación realizada por la Comisión de Cooperación Ecológica Transfronteriza y la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado de Sonora (disponible aquí), quienes a partir de una metodología basada en análisis satelital, estimaban una superficie de calles y avenidas de 24,661,639.90 m2 en la ciudad, de los cuales el 23% (5,049,927.25 m2) se encontraba sin pavimentar.

Adicional a esa cifra, también se calculaban 630,891.49 m2 sin pavimentar fuera de los límites de las colonias establecidas, es decir, en 73 nuevos asentamientos.

Según el estudio, el costo de pavimentar con asfalto el 100% de las calles de Hermosillo (incluyendo los nuevos asentamientos) era de dos mil millones de pesos (a un costo por m2 de $350). Los costos (y beneficios) de pavimentar la ciudad con concreto hidráulico ascendían a tres mil 500 millones de pesos.

El documento concluye que en términos de calidad y resistencia el concreto hidráulico es la mejor opción, sin embargo, la diferencia en los costos incentiva a las autoridades a que se decidan por la opción del asfalto. Es importante recalcar que se trata de montos a precios de 2010.

Actualmente, conforme a información de la Coordinación de Infraestructura Desarrollo Urbano y Ecología “CIDUE” del Ayuntamiento de Hermosillo, existen cerca de  dos mil 800 kilómetros de vialidades en Hermosillo, de las cuales el 60% están pavimentadas. De estas vialidades con pavimentación, el 80% presentan daños por baches.

Resulta difícil precisar el monto de inversión requerido para resolver esta problemática a valores actuales. De acuerdo con declaraciones del Arq. José Eufemio Carrillo Atondo, titular de CIDUE, son mil 400 millones los que se necesitan para atender las vialidades que no cuentan con pavimento (nota en Proyecto Puente, 10 de septiembre de 2019) y mil 700 millones para reparar las vialidades dañadas con baches (nota en El Imparcial, 5 de octubre de 2019).

En resumen, se requieren más de tres mil millones de pesos, pero ante las limitaciones presupuestales que enfrenta el gobierno municipal, este año sólo se presupuestaron 208 millones para inversión pública (como bacheo y pavimentación). En esta situación las consecuencias del endeudamiento de Hermosillo se hacen evidentes: destinamos más de 400 millones al pago de la deuda pública de largo plazo municipal.

¿Quién “bachea” Hermosillo?

Existe incertidumbre sobre la disposición de recursos de origen federal para este tipo de obra pública. Actualmente, los mecanismos para la gestión de transferencias de recursos hacia estados y municipios se encuentran en plena reconfiguración y las prioridades de gasto federal están orientadas a seguridad social y salud, fortalecimiento energético y educación.

Por su parte, el Gobierno del Estado invirtió más de mil 500 millones de pesos para la rehabilitación de calles y pavimentación en el periodo 2015-2018. Actualmente, no se identifica un programa de apoyo al municipio que se acerque a ese volumen de inversión.

Una vertiente de acción son los esquemas de colaboración público-privada. La concesión de alumbrado público en Hermosillo sin duda deja un precedente altamente cuestionado sobre este tipo de mecanismos para el financiamiento de infraestructura y servicios públicos municipales.

A pesar de ello, ante las limitaciones financieras, es factible que la colaboración con el sector privado, bajo diversos mecanismos que pueden ir desde los tradicionales contratos de obra pública hasta las Asociaciones Público-Privadas, sean algunas de las alternativas de solución que la administración pública municipal se encuentre valorando.

Ante esta posibilidad (reiterando el escepticismo de la ciudadanía en estos esquemas), es importante impulsar acciones que permitan explicar a los hermosillenses de manera clara quién y cómo se bachea Hermosillo.

Un primer paso es la habilitación de un portal que permita reconocer quien está realizando los servicios de pavimentación, los montos de inversión, los rubros de gasto, las características y especificaciones técnicas del material utilizado, el dictamen de los evaluadores o responsables de obra, entre otros aspectos. Se puede partir de las características del portal “tuobra.mx”. La urgencia por brindar solución a este problema no debe de ir en detrimento de la transparencia y la rendición de cuentas hacia los hermosillenses.

¿Cómo Vamos?

Acerca del autor

Ernesto Urbina es maestro en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana y actualmente se desempeña como director general de Hermosillo, ¿Cómo vamos?

Correo Electrónico

direccion@hermosillocomovamos.mx

Twitter

@ErnestoUrbinaM

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *