Desde hace 7 años, Martha y Fabián crean y cuidan jardín en terreno que era usado para tirar basura, frente al Cerro Johnson en Hermosillo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo, Puente Verde > Desde hace 7 años, Martha y Fabián crean y cuidan jardín en terreno que era usado para tirar basura, frente al Cerro Johnson en Hermosillo

Desde hace 7 años, Martha y Fabián crean y cuidan jardín en terreno que era usado para tirar basura, frente al Cerro Johnson en Hermosillo

POR Ana Gamboa

Martha y Fabián son esposos, y desde hace siete años se convirtieron también en parte de los héroes verdes de Hermosillo al iniciar la elaboración de un jardín trasero en su casa, que colinda con el Cerro Johnson.

Mezquites, palo verdes, palo fierro y decenas de plantas pequeñas como nopales, cactus, chiltepín y melón son parte de lo que han sembrado y plantado a lo largo de los años y que continúan cuidando diariamente, comentaron Martha Gabriela Montiel Carballo y Fabián Urías Velázquez.

“Era un área que la usaban para tirar basura, inclusive venían y tiraban animales muertos o desperdicios de carne y era una lástima porque es un lugar que se puede aprovechar mucho, es un lugar bastante bonito, hay mucha fauna.

El primer árbol que sembramos, hace un poco más de siete años, fue un guamúchil, lo sembramos pequeño y de ahí vimos la necesidad de seguir rescatando este lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“También deshierbamos y quitamos el zacate buffel”, continuó, “y esto comenzó como un pasatiempo, comenzamos a sembrar y ver que se veía todo muy bonito con árboles”.

Al paso de los años, conocieron al colectivo Caminantes Del Desierto y otros grupos ecológicos, quienes los apoyaron en su proyecto y les explicaron qué tipo de ejemplares plantar, entre otros consejos para garantizar la vida en su jardín.

Los fines de semana, la familia sale al patio trasero, se sienta en unas bancas hechas de piedra bajo los árboles, convive, platica, se divierte y disfruta, limpia un poco el área; crear un jardín y cuidarlo se convirtió también en una actividad familiar.

“Es un área que nosotros aprovechamos para estar los fines de semana, que es más placentero que estar en internet, acostado en la cama viendo tele, a lo mejor si quieres, no todo es fiesta o alcohol.

También es experimentar un momento de tranquilidad así, porque se crea una sombra increíble”.

Todos podemos hacerlo, aseguran, solo toma tiempo y dedicación, así como también es necesario apoyar el interés de otras personas en este tipo de acciones y convertir a Hermosillo en una comunidad trabajando en común por la Tierra.

“El sentido naturalista todos lo traemos intrínseco, ya está dentro de nosotros. Todos conocemos a un vecino, a un familiar, al papá o a la mamá que tiene sus flores o su jardín.

Ahora lo importante, es que hay que potenciarlo y llevarlo a lugares como este, abiertos, para entrar en el tema de la reforestación y cuidado del medio ambiente”.

El sitio, rodeado de color verde, aire fresco, sombra y al mismo tiempo un sol potente que cruza por entre las ramas de los árboles, ha llamado tanto la atención que incluso hay quienes piden permiso para tomarse fotografías.

A Martha y Fabián los motiva cuidar el medioambiente, desde ver crecer un árbol hasta ver nacer un pequeño chiltelpín en la planta que con esfuerzo han cuidado.

COMENTARIOS

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS