“¡Ni perdón, ni olvido!”. La marcha por el 68 agrega en estos 51 años más demandas de justicia - Proyecto Puente
Proyecto Puente > México > “¡Ni perdón, ni olvido!”. La marcha por el 68 agrega en estos 51 años más demandas de justicia

“¡Ni perdón, ni olvido!”. La marcha por el 68 agrega en estos 51 años más demandas de justicia

Sin Embargo

Compartir esta nota en redes Sociales

Ciudad de México, 2 de Octubre (SinEmbargo).– Al grito de “¡Dos de octubre, no se olvida. Es de lucha compartida”, inició la marcha por el 51 aniversario del movimiento estudiantil de 1968.

“Ni perdón. Ni Olvido”, se lee sobre una bandera.

A más de cinco décadas de impunidad por la matanza de Tlatelolco, la demanda es la misma: verdad y justicia.

“Juicio y Castigo a Echeverría”, se escucha entre las consignas.

Sobrevivientes e integrantes del Comité 68 encabezan la movilización que partió desde la Plaza de las Tres Culturas hacia el Zócalo capitalino.

El segundo contingente está integrado por padres y madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“¡Vivos los queremos!”, gritan fuerte y al unísono.

Estudiantes de escuelas normales, universidades, activistas se sumaron a la movilización que aglomeró a miles.

Al costado de la marcha se han formado dos largas “vallas humanas” integradas por funcionarios del Gobierno de Ciudad de México y civiles, de todas las edades, que portan playeras blancas con la leyenda “2 de Octubre, No se olvida”, en la parte frontal. Se trata del cinturón de paZ que rodea el acto simbólico.

“Justicia, Justicia”, corearon algunos funcionarios y civiles desde su posición de cinturón de paz.

Sin embargo, sobre las calles aledañas policías y granaderos aguardaban en posición firme y a la espera.

A este movimiento se suman nuevas demandas: justicia para el caso Ayotzinapa; alto a la ola de desaparecidos y a la violencia.

“De norte a sur de este a oeste, ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste”, gritan jóvenes durante la caminata hacia el Zócalo.

La creación de una fiscalía especial investigar la matanza de Tlatelolco, es una de las exigencias que enarbolan el Comité 68 y organizaciones civiles que a más de cinco décadas aún luchan contra la impunidad. Esta exigencia, que se hizo desde el año pasado al Presidente Andrés Manuel López Obrador, fue reiterada ayer en una conferencia de prensa y hoy en durante la marcha.

Víctor Guerra, integrante del Comité 68, aludió que es una burla que hasta la fecha el crimen sigue impune aún y cuando en 2006 hubo una sentencia que calificó como genocidio lo ocurrido en Tlatelolco.

“Es increíble que en México, los tribunales, el 5to Tribunal Colegiado haya establecido en una sentencia de amparo que lo ocurrido el 2 de octubre fue un genocidio, pero ahora desgraciadamente, no hay un solo genocida preso en este momento. Fuera de Luis Echeverría –que estuvo en prisión domiciliaria dos años–, pero, además de él, no hay ninguna otro que haya sufrido la consecuencia de sus actos de aquel”, dijo.

Guerra explicó que hace un año pedían la reapertura de la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), sin embargo, al analizar el caso, optaron porque, en lugar de “revivir” la Femospp, solicitar la creación de una nueva Fiscalía Especial para investigar y castigar a todos los responsables que se encuentren aún con vida.

El activista comentó que la respuesta del actual Ejecutivo fue que “lo iban a ver”, sin embargo, a la fecha no ha habido ningún avance a su demanda:

“La realidad es que ha transcurrido un año y a la fecha no vemos ninguna acción para crear una Fiscalía Especial que se aboque a la persecución, no solo de Luis Echeverría, sino a todos los integrantes del la batalla Olimpo, mandos militares y de la policias federal que aun se encuentran con vida”, expresó Guerra en una conferencia ofrecida un día antes de la conmemoración.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció la creación de un “Cinturón de Paz” con el fin de evitar actos vandálicos durante la marcha . Dicho “operativo de seguridad humano”, será conformado por miles de trabajadores, entre elementos policiacos y ciudadanos que rodeará al contingente.

En conferencia de prensa, la mandataria capitalina aseguró que dicha medida será implementada por el Gobierno capitalino en coordinación con los organizadores de la protesta para garantizar la libertad de expresión y al mismo tiempo evitar actos violentos.

Sheinbaum Pardo insistió, en una pasada rueda de prensa, que su administración no responderá con represión contra los manifestantes, sin embargo, advirtió que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMX) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) no serán permisivos ante actos de violencia.

Por su parte, Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, dijo que el acto será presenciados por dos ombudsmovil y otros seis equipos que cubrirán ambos lados de la marcha. Ramírez precisó que también acompañarán el cinturón de paz con alrededor de 25 personas, que será personal de nivel superior, titulares y directores de la Comisión.

En las puertas de Palacio Nacional –que fueron incendiadas el pasado 26 de septiembre debido a las trifulcas armadas por grupos de choque – se colocaron puertas de acero de 4 metros de altura. En las inmediaciones de la Plancha del Zócalo habrá extintores para que en caso de requerimiento puedan ser utilizados, y las estatuas y monumentos ubicados desde Paseo de la Reforma hasta la avenida Juárez fueron recubiertos con plástico y película anti graffiti.

Los comercios que rodean las principales avenidas de la Ciudad también tomaron sus previsiones. Los locales que se encuentran ubicados alrededor de la Plaza de la Constitución decidieron cerrar una hora antes de comenzar la manifestación, y otros optaron por no abrir durante toda la jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *