#BuenasNoticias Rescatan baldío y lo convierten en asociación contra las drogas en la Piedra Bola - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo, Reportajes Especiales > #BuenasNoticias Rescatan baldío y lo convierten en asociación contra las drogas en la Piedra Bola

#BuenasNoticias Rescatan baldío y lo convierten en asociación contra las drogas en la Piedra Bola

POR María Montijo

Un terreno con construcciones en abandono en la colonia Piedra Bola hace dos años era el centro de reunión de adictos para consumir drogas, quemar papel y vandalizar sus paredes.

En absoluto rezago, el predio estaba lleno de basura, objetos robados y personas desorientadas que buscaban una salida a sus problemas.

Fue entonces que Omar Balderrama visitó el lugar que durante años estuvo olvidado por los gobiernos y la comunidad, para ver si podía hacer algo por él.

Al llegar al sitio, se percató que tenía bastante trabajo por delante, pues estaba frente a una zona que pasó demasiado tiempo abandonada y desatendida.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Este lugar se convirtió en una cueva de ladrones, en los salones guardaban objetos robados, había jeringas de heroína cuando vinimos a limpiar, muchos objetos olvidados o robados en mal estado, había muchas personas sin hogar, gente que vivía robando luz y agua entre la basura acumulada”.

“Había venta de sustancias adictivas, los adictos del barrio venían a consumir droga, nos comunican los vecinos. Este era un lugar donde se podían refugiar las personas que habían robado, podrían drogarse jóvenes que estaban haciendo algo ilícito y nadie los podía ver, era un refugio de todo lo negativo”.

 

 

Pese a ese escenario, con ayuda económica de varias empresas decidió transformarlo en Amor y Convicción, un espacio para que niños y adolescentes vulnerables aprendan computación, jueguen futbol de sala y practiquen karate.

Antes de ello requirió ayuda de personal de DIF Municipal (quienes le cedieron el lugar en comodato) para meter la obra negra, que implica poner cimientos, piso, resanar paredes y limpiar el sitio, entre otros trabajos.

Después vendría la segunda etapa: equipar el lugar con computadoras, mobiliario y aires acondicionados, para finalizar con la tercera fase: implementar distintos programas que beneficien a menores de edad.

“La tercera etapa fue empezar a meter los programas que tenemos hoy en día, ahora tu puedes llegar a este lugar y estamos ahorita en el salón de computación que es de usos múltiples, aquí vienen a hacer sus tareas, porque la mitad de los niños del barrio no tienen computadora en casa”.

“Aquí reciben clases de computación, ya se nos han graduado dos generaciones, tenemos niños que llegaban y no sabían que era una USB, ni Word, Power Point, Excel y ya están por entrar a secundaria, estamos tratando de nivelar su situación educativa en materia de computación, que creemos es lo básico”, detalló.

 

 

Área de terapias grupales

El centro comunitario situado en la calle Francisco Javier Mina no. 248, tiene también un espacio donde jóvenes de entre 13 y 20 años con problemas de drogas, reciben terapias grupales los martes y jueves de 15:00 a 19:00 horas.

“Hay un área de terapia donde vienen jóvenes que tienen problemas con drogas, con uso y abuso de sustancias, no es un centro de rehabilitación, no es un lugar para drogodependientes, es un salón de terapias para jóvenes que traen un consumo experimental u ocasional con drogas”, precisó “El Tato”.

Los lunes, miércoles y viernes es cuando a niños de entre 8 y 11 años en su mayoría- se les dan clases de computación, mientras que martes y jueves practican futbol de sala y karate.

 

Conformación del centro

El local tiene un velador; sistema de cámaras de vigilancia; área administrativa, mismo que está integrado por aproximadamente 10 personas que trabajan tiempo completo en el Consejo de Amor y Convicción formado por un grupo de empresarios, líderes sociales y de opinión.

También cuenta con la Dirección General; la Coordinación Administrativa; la Coordinación Operativa; capacitadores escolares; una practicante de Diseño; un contador y alrededor de 45 voluntarios.

Asimismo para ayudar al cuidado del medio ambiente, en las instalaciones de Amor y Convicción se han plantado alrededor de siete árboles.

Además, la adopción de mascotas es un sello distintivo del sitio, pues Peter y Pirata, dos perros sin hogar, fueron rescatados y ahora viven felices en el lugar.

 

“No te canses de hacer el bien”

“El Tato” recordó los más de 12 años que han pasado desde que junto con su esposa Selene Vélez comenzó en el altruismo y concluyó, que, ayudar a los demás no es un mérito sino un estilo de vida que llevará consigo siempre.

“Amor y Convicción tiene un lema y es “no te canses de hacer el bien”, entonces el propósito de los fundadores de esta organización, que es mi esposa y yo, siempre ha sido eso, ese es nuestro estilo de vida, para mí el ayudar no es un mérito, es un estilo de vida servir a los demás, no podría concebir mi vida sino hago algo por el prójimo, porque Dios ha hecho grandes cosas por mi”, finalizó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *