María Iturrino fabrica y vende llaveros con gas pimienta artesanal para combatir el acoso; ley en Sonora prohibe su uso - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > María Iturrino fabrica y vende llaveros con gas pimienta artesanal para combatir el acoso; ley en Sonora prohibe su uso

María Iturrino fabrica y vende llaveros con gas pimienta artesanal para combatir el acoso; ley en Sonora prohibe su uso

POR María Montijo

Un severo cuadro de depresión la llevó a internarse en un hospital psiquiátrico, ahí, se refugió en sus rincones escuchando solo los testimonios de mujeres esquizofrénicas, con bipolaridad y otras más violentadas por sus parejas.

Agresiones sexuales de familiares, acoso en la calle, el trabajo, al esperar el camión, eran razones por las que algunas mujeres de la clínica estaban hundidas en un abismo del cual no encontraban escapatoria.

Esa dura experiencia motivó a la regiomontana María Iturrino Torres, de 26 años de edad, a crear Rúmbale, unos llaveros con gas pimienta artesanal que sirven para defenderse ante cualquier ataque de uno o varios agresores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La estudiante de Arte Teatral en la Universidad Autónoma de Nuevo León, preocupada por los feminicidios y la imparable ola de violencia contra la mujer en México, decidió –a prueba y error- inventar estos ingeniosos artefactos.

“En el hospital estuve pensando algunos temas que me inquietaban, tanto personales como sociales, también pensé sobre los feminicidios, cómo el feminismo está muy presente en estos tiempos, pero hay una delgada línea cuando ya es una moda y una sale a marchar sin un discurso.

Yo no me sentía muy a gusto nada más marchando y publicando en redes sociales, quería algo para dar y ahí prácticamente en el psiquiátrico fue donde tuve todo el tiempo del mundo para estar pensando y crear Rúmbale”, abundó.

María añadió que “pensé que sería bueno darle a la sociedad, sobre todo a las mujeres, algo con lo que se pudieran defender. A lo mejor no podemos evitar lo que está pasando, pero se me ocurrió que sería un buen detalle planear algo y así es como se da”.

 

Llaveros de gas pimienta

Los llaveros son elaborados por madres solteras que María emplea para ayudarlas un poco en su economía. También participan estudiantes y personas que pasan por una difícil situación monetaria.

“Las madres solteras son las que embotellan, yo hago la mezcla y a ellos les doy los embases desarmados porque son cuatro piezas y ya se encargan de meter el liquido al botecito y armarlo”, detalló.

Agregó que “yo les doy un bote con mezcla, les doy todas las herramientas, jeringas especiales, guantes, cubre bocas y los llaveros desarmados, ellas llenan el bote con la mezcla y arman los llaveritos”.

Recomendó siempre traer el llavero en las manos para en caso de sufrir un ataque, disparar de manera directa a la cara del agresor.

“Tienen que disparar todo lo que puedan, le recomendamos que si la agresión es hacia enfrente volteemos la cara hacia atrás en cuanto disparamos y en cuanto al agresor se agarra la cara, que es lo primero que hace, ahí es donde una tiene que correr”, puntualizó.

Cada artículo cuesta 80 pesos, contiene 10 mililitros y hasta 100 disparos, precisó, además, el líquido que tiene no causa daño permanente al agresor, como ceguera y/o lesiones en la piel.

“Es un líquido que si cae en los ojos arde mucho, ya bloquea al agresor, no puede ver por un tiempo y digamos que unos segundos, les cierra las vías respiratorias, empiezan a toser y estornudar, eso hace que tengan que parar la agresión”.

Precisó que estos llaveros se han distribuido en Ciudad de México, San Luis Potosí, Sonora y Tamaulipas -por mencionar algunas entidades del país- por lo que invita a visitar su página de Facebook “Rúmbale”, o bien, llamar al número telefónico 811 19 55 032, en caso de querer uno o más productos, así como enviar mensaje a la cuenta de Instagram de Hermosillo, Sonora “Atenea”.

 

Mujeres empoderadas

Por último, María envió un mensaje a todas las mujeres que han sufrido acoso en alguna etapa de su vida: comenzar a empoderarse, no sentir pena por nada y jamás dudar de ellas mismas.

“Rúmbale, me hace sentir muy fuerte y útil, que puedo ayudar a la gente, que tengo un propósito, todo nació en un hospital psiquiátrico, cualquier cosa que pensamos que pueda ser para apagarnos y destruirnos, realmente puede llegar a ser un detonante para empoderarnos y salir adelante”, finalizó.

 

 

Código Penal de Sonora prohíbe portar gas pimienta

Portar artefactos que contienen gas pimienta dentro está prohibido por el Código Penal para el Estado de Sonora, dijo el abogado Héctor Contreras Pérez.

Lo anterior según el Artículo 140 que dice “son armas propias los instrumentos que solo son utilizados para agredir y no tienen aplicación en actividades laborales o recreativas como los gases asfixiantes o tóxicos y sustancias análogas”.

Sin embargo, Conteras Pérez aclaró que se exceptúa cuando la víctima actúa bajo legítima defensa, al momento de defenderse de una agresión.

“El punto es que en principio hay una prohibición, sin embargo, si una persona trae en su bolsa, en su vehículo un artefacto que contiene gas comprimido, gas pimienta o otros tipos de substancias que tiene con objetivo inhibir la agresión que estás recibiendo no estarías cometiendo un delito”, detalló.

 

Manuel Emilio Hoyos Díaz, director del Observatorio Sonora por la Seguridad, precisó que usar estos productos tiene ventajas y desventajas:

“Una ventaja es que la persona tenga la seguridad de que puede utilizar algo en caso de verse afectado, pero también se puede convertir en una desventaja si no estamos capacitados para utilizar esto”, detalló.

Hoyos Díaz añadió que “aunque no haga daño a la piel, o a la persona en sí, que tenga un efecto secundario, lo malo pudiera ser de que al momento de utilizar este tipo de dispositivos a la persona que rocíes se asuste, corra, o la pueda atropellar un vehículo, o pueda causarse algún daño no necesariamente por el spray, sino que fuera consecuencia dé”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *