El silencio de la oposición - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El silencio de la oposición

El silencio de la oposición

POR Hermes D. Ceniceros

Con el fallecimiento de Francisco Toledo, mi muro se llenó de sus obras y una foto de él volando un papalote con el rostro de uno de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa por las calles de Oaxaca.

En los últimos años el pintor y activista oaxaqueño se convirtió en una figura moral de oposición y para muchos el gran defensor de su estado en el suroeste mexicano frente a los gobiernos neoliberales, tanto del PRI y el PAN, como del que quiere imponer el Tren Maya.

Muchos de mis contactos, que contribuyeron en llenar las redes sociales con imágenes de Toledo para manifestar su sentimiento de orfandad por su partida, ideológicamente se consideran progresistas y por lo mismo de oposición al régimen que encabezaron los gobiernos del PRI y el PAN.

Sin embargo con el gobierno de Andres Manuel López Obrador se han autosilenciado. Las razones pueden ser muchas, pero al final logran el mismo efecto: ya nadie objeta las decisiones neoliberales del gobierno federal.

Y es que seamos honestos, en el nacimiento de este nuevo régimen de la cuarta transformación, los moralmente derrotado, como dijo el presidente, son oposición en la lucha por el poder político, pero afines en el proyecto neoliberal.

Porque por más que López Obrador diga que llegó el fin del neoliberalismo, sus acciones dicen lo contrario y están concretando el sueño del peñanietismo, únicamente beneficiando a otros grupos de interés.

Pruebas de lo que menciono es el Tren Maya, la Guardia Nacional, la Termoeléctrica de Huexca, el Gasoducto Sonora y la Presa Pilares, por decir algunos.

Todos estos fueron proyectos del peñanietismo y siguen la lógica del neoliberalismo que presumen murió con la cuarta transformación, pero en cambio han encontrado terreno fértil en el nuevo régimen.

El motivo de esto es porque quienes los criticaron, ahora difícilmente alzan la voz o no encuentran el eco de antes y para rematar,la oposición política –la moralmente derrotada con la que se pelea el presidente cada mañana- no tiene credibilidad frente a las luchas sociales que realmente se oponen a megaproyectos neoliberales, porque siempre han estado del lado de estas.

En los casos locales como el de la Presa Pilares y el Gasoducto Aguaprieta, los dos tienen como componente que son megaproyectos en los que no se realizó la consulta previa e informada de manera adecuada, violentando este derecho humano a las comunidades indígenas guarijía y yaqui.

Aunque a diferencia de los funcionarios del gobierno peñanietista, reconocido por su insensibilidad a las luchas socio ambientales y su corrupción, en la cuarta transformación ahora vemos en primera línea a personajes como Víctor Manuel Toledo de secretario de SEMARNAT para hacer frente los conflictos ambientales del país, pero por otro lado también está la cercanía de grupos de poder como los que invierten en megaproyecto como el Gasoducto Aguaprieta en la figura de Carlos Slim o en un German Larea que antes esquivo ahora constantemente presente en los eventos del presidente.

Si la oposición a los proyectos neoliberales que violentan derechos humanos se sigue autosilenciando para quedar bien con el nuevo régimen, al que ayudaron a llegar al poder, estarán allanando el terreno para que los megaproyectos neoliberales continúen concretando sus metas sin toparse con ninguna resistencia.

Así pues, el silencio de la oposición, de la verdadera oposición al neoliberalismo puede crear nuevos cómplices del neoliberalismo y hacer de la foto de Toledo volando el papalote con el rostro de un normalista desaparecido en una banal moda de redes sociales.

Acerca del autor

Hermes D. Ceniceros es doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura en contextos plurilingües y multiculturales por la Universidad de Barcelona. Comunicador freelance y colaborador en espacios alternativos como Nuestra Aparente Rendición y Crónica Sonora.

Correo Electrónico

nar.hermes@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *