El llamado de la Amazonia a Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El llamado de la Amazonia a Sonora

El llamado de la Amazonia a Sonora

Imagen: AFP

POR Luis Alberto Medina

Proyecto Puente

En 1991, el climatólogo brasileño Carlos Nobre advirtió con sus investigaciones de lo que podía ocurrir en la Amazonia con una deforestación a gran escala: Aumentaría la temperatura atmosférica, reduciría precipitaciones y habría más estaciones secas. La cuenca amazónica ya perdió el 20% de su superficie por la deforestación y ya no puede crear cultivos, pastos para el ganado o explotaciones mineras.

Desde el 2013, de acuerdo al artículo publicado este domingo por Manuel Ansede en El País de España, la Universidad de Princeton en la Unión Americana alertó que una hipotética deforestación masiva en la cuenca de la Amazonia generaría un ciclo meteorológico similar al de “El Niño”, el fenómeno vinculado al calentamiento del Mar Pacífico Tropical que provoca dramáticas oscilaciones del clima. Ya lo vivimos: Llueve menos y, cuando lo hace, el agua cae más agresiva y sacude ciudades. Hay que ver lo que ocurre en Hermosillo, por ejemplo, con las lluvias.

De acuerdo a investigaciones del biólogo David Medvigy, la deforestación de la Amazonia provocará sequía en Estados Unidos y reducirá hasta 50% las capas de nieve en algunos montes de California. A ese grado impactará. Es una llamada de alerta de la naturaleza al mundo: Se han afectado 6 mil 800 kilómetros cuadrados lo que equivale a 68 mil 300 campos de futbol, según el reporte del periodista Rodrigo Craverio en Proyecto Puente.

Hagamos una conciencia verde. Empecemos con analizar nuestro entorno sonorense. Podemos iniciar con la administración y disminución del uso del carro. En la Universidad de Sonora ingresan 23 mil autos diariamente. Es ya un grave problema, señalan alumnos y maestros.

En Sonora, según el padrón oficial de la Secretaría de Hacienda, hay alrededor de 900 mil autos registrados. Sin contar vehículos ilegales, transporte y de carga. Tan solo de autos chocolates se estiman alrededor de 350 mil, de acuerdo a las mismas asociaciones que los empadronan. Por cada litro de gasolina el auto produce 2.3 kilogramos de dióxido de carbono, gas principal de la contaminación ambiental mundial que está derritiendo el hielo y alterando el nivel del mar. Cada 12 kilómetros, un vehículo gasta un litro de combustible. Si los 900 mil autos oficiales registrados realizaran este trayecto diariamente, generarían más de 4 mil toneladas de dióxido de carbono diarias en el estado, de acuerdo a una investigación que realizamos en Proyecto Puente hace 2 años. Sin contar los autos ilegales. Y estoy seguro que esa cifra ya subió.

No se necesita ser experto en temas de tránsito vehicular para darte cuenta que las calles de Hermosillo se han vuelto complicadas en las horas pico durante la mañana, tarde o noche. Los semáforos mal sincronizados. La fila de autos que satura calles y bloquea pasos a otra avenida. La descortesía e impaciencia al volante. La falta de estacionamientos. La incultura vial ciudadana. Los chocolates rodantes de todos modelos.

Con el regreso a clases se espera un aumento del 30% del tráfico en la capital. Como en todas las ciudades del estado. No hay un programa estatal agresivo que disminuya accidentes y, mucho menos, que ataque la contaminación que causan los carros. No lo están ni midiendo. ¿Por qué no pensar ya un programa de verificación vehicular? No solo es el auto. También la industria en general aporta a la contaminación en Sonora.

Los ríos están sin monitorearse, confirman estudios del CIAD, ITSON y la UNAM: No se sabe la calidad del agua que se toma en Sonora. Hace 9 años la Conagua suspendió los estudios que hacía cada 2 años.

Qué decir de nuestros mares: La Vaquita Marina a punto de desaparecer, la invasión de empresas en playas de Bahía de Kino y San Carlos. A esto se suma la mineria poco responsable que practica Grupo México en Cananea y el Río Sonora. Deberíamos estar haciendo monitoreos de la calidad del agua que bebemos. En Pueblo Yaqui ya murieron personas por ingerir vital líquido con arsénico.

Según cálculos de la dirección del Cambio Climático del Gobierno de Sonora, aportamos anualmente 19 millones de toneladas de dióxido de carbono, de las 600 millones que se producen en el país.

Otros datos duros de acuerdo a organismos internacionales, según el estudio del diputado ambientalista Gildardo Real, en el estado se manejan mil 950 millones de bolsas de plástico y 600 millones de botellas de plástico al año.

Estamos en alerta mundial. Ciudadanos organizados de Hermosillo ya lo hacen. De eso hablaré la siguiente entrega. Hay esperanza, urge más compromiso y programas de las autoridades en Sonora.

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *