Bon Iver, el ‘buen invierno’ en verano - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Bon Iver, el ‘buen invierno’ en verano

Bon Iver, el ‘buen invierno’ en verano

Foto: Internet

POR Fernando Celis

En cuestión de gustos y recomendaciones, me confieso escéptico. Descreo de la voluntad del individuo a quien se le haya hecho una sugerencia para acudir a consultarla, salvo que su interés sea preexistente.

Por algo se dice que regalar o prestar un libro es, en realidad, cargarle un compromiso o responsabilidad a otra persona. Exceptuando el cine y las series televisivas, porque implican un costo-tiempo bajo, es difícil que alguien se aventure a conocer algo que no sea de su interés.

Un género musical que no sea de nuestro agrado, visitar un país de entre tantos, comer un platillo costoso; si no lo creo de mi gusto, difícilmente le daré la oportunidad. Las sugerencias también pueden ser nocivas si provienen de un sujeto ante el cual tenemos prejuicios, ¿qué de bueno puede tener algo recomendado por alguien a quien no respetamos?

En sentido contrario, presurosos comprobamos las atinadas recomendaciones de quien respetamos y sabemos nos conoce bien. Recomendar es un arte y esto una advertencia porque el presente texto puede resultar, y es altamente probable, no ser de su interés. Enfatizo que no haré ninguna recomendación; hablaré rayando en la alabanza de una banda que es de mi total admiración.

Pronúnciese como se escribe, Bon Iver, y absténgase de decir “Bon Ayver”, porque es el primer error de novatos que cometemos sus fans. Los escuché por primera vez en 2009 en casa del Arturo Castro, mi gurú musical; entonces nos reuníamos a comer como bestias, platicar y escuchar discos enteros, que por lo general escogía el anfitrión y nunca los invitados.

Por limitaciones de espacio seré escueto: el gusto me llegó de golpe mientras finalizaba The Wolves I & II, cuarta canción de su primer álbum titulado For Emma, Forever Ago, grabado solitariamente por su fundador, Justin Vernon, en la cabaña de su padre en algún lugar de Wisconsin. De ahí el nombre de la banda, que traducido significa “buen invierno”.

La razón por la que me encuentro escribiendo de ellos es que recientemente publicaron su último material, “i, i”, mismo que fue presentado con la frase “y ahora viene el otoño”. Lo comento porque, así como su nombre significa buen invierno, la banda había identificado cada uno de sus discos como si fuese una estación del año.

Su ópera prima representó el invierno, su segunda entrega fue la primavera, después vino el verano y ahora cierra su ciclo. He de acotar que yo clasificaría este último álbum como primavera, por ser un álbum musicalmente sincrético.

La música que hace Vernon es el equivalente de lo que la poesía representa en la literatura, no es para todos y su destino es tener una base de oyentes miserable y raquítica. Bon Iver propone fragmentos musicales pero pocas melodías, lo que dificulta su apreciación. Paradójicamente, su fundador ha colaborado con innumerables artistas sumamente populares como Kanye West, Eminem, James Blake y The National.

Así como inicié con una advertencia, me gustaría finalizar con una confesión. Deseo –sin que esto signifique recomendar- fervientemente que, si usted no es de los que piensa que algo de nueva creación es posmoderno sólo por no ser contemporáneo suyo, le diera una oportunidad a la banda del señor Vernon.

Es probable que le aburra terriblemente, pero le aseguro que si está realmente ocupado en otra tarea, ni siquiera le parecerá que la música es soporífera y quién sabe, a lo mejor en el futuro, un día, mientras lava un plato, recuerda una tonada tratando de evocar dónde la escuchó, y le sucede como a mí, que para explicarlo me permito citar a Paul Valéry refiriéndose al arte literario de Victor Hugo: “Encuentro siempre, en el acto de hojear unas cuantas páginas, todo lo necesario para quedar sobrecogido de admiración”.

Lo peor que puede pasar es que jamás lo vuelva a escuchar porque nunca a nadie que realmente le guste, le será permitido escucharlo en público.

Acerca del autor

Fernando Celis es licenciado en Derecho por la Universidad de Sonora; maestro en Gobierno y Asuntos Públicos por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Correo Electrónico

fer.celis@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *