Los discursos de odio y el falso debate del matrimonio igualitario en Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Los discursos de odio y el falso debate del matrimonio igualitario en Sonora

Los discursos de odio y el falso debate del matrimonio igualitario en Sonora

Marcha comunidad LGTBIQ en La Habana, Cuba

POR Hermes D. Ceniceros

Los discursos de odio no son únicamente los que cómodamente les adjudicamos a personajes reprobables como Trump o Bolsonaro para no reconocer nuestro propio odio a quienes nos hacen daño, a quienes les tememos o a quienes no comprendemos.

Estos discursos de odio se meten en la mente como los metales pesados en el cuerpo cuando se bebe agua contaminada, al principio no dejan ver su daño, pero se van acumulando en las células y de repente un día explotan como cáncer haciendo metástasis.

Esta manera de filtrarse que tiene los discursos de odio en nuestros sistemas de creencias debe mantenernos en alerta también para detectar en nuestras palabras la posibilidad de encontrar células cancerígenas y más ahora que vivimos en un país sumamente polarizado, pero al mismo tiempo con muchas deudas pendientes en materia de derechos humanos y con un sector privilegiado que se resiste a entender los cambios de nuestra sociedad, así como a reconocer los derechos humanos de las personas que no son como ellas.

Menciono todo esto porque ahora que se quiere poner a debate el matrimonio igualitarios me niego, al igual que como argumenta Guillermo Núñez en la entrevista que tuvo la semana pasada en Proyecto Puente, a que el derecho humano a la no discriminación al momento de casarse por el civil de las personas LGBTTTIQ reconocido ya en nuestra constitución vía la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sea un tema a debate.

Me niego por la simple razón de que los derechos humanos no se deben poner a debate, porque de hacerlo es permitir que las células cancerígenas de los discursos de odio contaminen la opinión pública.

En Sonora se debe legalizar el matrimonio igualitario. No para ser buena onda con los gays que son muy simpáticos. Se debe hacer porque así lo mandata la SCJN, porque no permitir estos matrimonios es discriminar a un sector de la población y por lo mismo violentar sus derechos humanos. Así de fácil, así de sencillo.

En este sentido es que creo absurdo cualquier debate, así como la declaración del presidente del Congreso local, el diputado Luis Mario Rivera Aguilar, quien  declaró que Sonora no está listo para el matrimonio igualitario. Todo esto únicamente refleja lo provincianas que son algunas voces públicas aquí en Hermosillo y la ignorancia del diputado del Partido Verde, así como de los servidores públicos que ponen sus prejuicios conservadores por encima del laicismo del estado.

En Sonora se debe aprobar el matrimonio igualitario sí o sí, le guste o no le guste a un puñado de gentes que cree que el mundo se acaba en el Tucson Mall.

Se debe aprobar porque nuestra sociedad cambió, porque estamos obligados a tener leyes no discriminatorias que no violenten los derechos humanos, pero sobre todo porque debemos transitar a una sociedad donde el amor, el respeto y la inclusión ganen a los discursos de odio que están tan arraigados en muchos.

Quienes estén en contra del matrimonio igualitario o pongan a debate los derechos humanos de este sector de la población son también grupos de poder que se benefician de los discursos de odio, de dividir y preservar un status quo al que le estorban los derechos humanos porque estos implican reconocer la igualdad, fraternidad y libertad de las personas que no son como ellos.

Acerca del autor

Hermes D. Ceniceros es doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura en contextos plurilingües y multiculturales por la Universidad de Barcelona. Comunicador freelance y colaborador en espacios alternativos como Nuestra Aparente Rendición y Crónica Sonora.

Correo Electrónico

nar.hermes@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *