"No debemos dejar que Grupo México y Germán Larrea se salgan con la suya": ONG PODER - Proyecto Puente
Proyecto Puente > México > “No debemos dejar que Grupo México y Germán Larrea se salgan con la suya”: ONG PODER

“No debemos dejar que Grupo México y Germán Larrea se salgan con la suya”: ONG PODER

Foto- Facebook: Comunidad Guaymas

POR Redacción

La organización no gubernamental de transparencia y rendición de cuentas empresariales, PODER, ha publicado un comunicado donde acusa de Grupo México de no afrontar las consecuencias del derrame tóxico en Guaymas, el pasado 10 de julio, y que tal situación no debe quedar impune, esto sumado a las tragedias que la empresa ha provocado en años anteriores, entre ellas la del Río Sonora.

En el desplegado señalan que Grupo México ha sido autor de diferentes tragedias, que al final califican como “accidentes”. Ante ello se evidencia que el corporativo se enriquece a cualquier costo, afirman.

“No podemos dejar que Grupo México y el estilo de hacer negocios de Germán Larrea sean la norma y el ejemplo. No podemos dejar que una empresa que ha contaminado y ha violado los derechos humanos en numerosas ocasiones se salga con la suya. Hoy, como nunca, las autoridades tienen en sus manos posibilidades reales de actuar con firmeza y de brindar justicia a las comunidades afectadas por las actividades empresariales de Grupo México”.

A continuación el comunicado íntegro:

El pasado 10 de julio nos enteramos de un nuevo derrame tóxico, responsabilidad de Grupo México, propiedad de Germán Larrea, el segundo hombre más rico del país, en el puerto de Guaymas, Sonora.

Una falla en una de las válvulas de las tuberías de la empresa Metalúrgica de Cobre de México, subsidiaria del Grupo, provocó un derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés, uno de los sitios de mayor biodiversidad del mundo, Patrimonio de la Humanidad y cuna de la vaquita marina, en peligro de extinción.

Esta tragedia se suma a las decenas de tragedias (“accidentes” según la empresa) en las que Grupo México tiene responsabilidad directa, no sólo en el país, sino en el mundo. El caso de Grupo México es el del enriquecimiento a cualquier precio, por medio del despojo, de la contaminación y de la violación de derechos humanos, con costos ambientales y humanos altísimos. También es un caso de descarnada impunidad.

La opinión pública se ha manifestado, en estas horas, con indignación.

Y no es para menos. En PODER, como organización que acompaña a los Comités de Cuenca Río Sonora, que agrupa a comunidades afectadas desde 2014 por el peor desastre en la historia de la minería en el país (una tragedia que es responsabilidad, claro, de Grupo México), también estamos indignadas al ver que la lista de agravios de este grupo empresarial se hace cada vez más grande.

No podemos dejar que Grupo México y el estilo de hacer negocios de Germán Larrea sean la norma y el ejemplo. No podemos dejar que una empresa que ha contaminado y ha violado los derechos humanos en numerosas ocasiones se salga con la suya. Hoy, como nunca, las autoridades tienen en sus manos posibilidades reales de actuar con firmeza y de brindar justicia a las comunidades afectadas por las actividades empresariales de Grupo México.

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • Lince95 dice:

    Que los gobiernos federal, estatal y municipal apliquen sanciones económicas ejemplares y que destinen esos recursos para una verdadera remediación si en verdad hubo daños y para beneficio colectivo. Que no vaya a ocurrir lo del Rio Sonora donde hubo mucho agandalle de la gente y hasta los que no tenían derecho apañaron billetes y donde no hay llenadera porque todavía exigen mas. Como la empresa es del Grupo México, de seguro ya andan muchos frotándose las manitas. A Guaymas va a llegar mucha gente a defender causas nobles y justas como esta agrupación Poder, y si ahorita hay un registro de 5 mil pescadores, mañana van a aparecer 100 mil pescadores que se van a decir afectados y que reclaman indemnizaciones.

    • Don Vergas dice:

      A nadie se deberia de indemnizar, lo que deben hacer es obligar a los responsables a reparar el daño hecho al ecosistema, les sale mucho más costoso y nadie se aprovecha de un recurso financiero que no le corresponde

    • Pues a cuidar la manos de tanto oportunista que bajo el escrutinio de luchadores sociales, pseudo asesores políticos y legislativos hacen de las suyas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *