Que no sean tus miedos los que te muevan - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Que no sean tus miedos los que te muevan

Que no sean tus miedos los que te muevan

POR Javier Cázares Sánchez

Los seres humanos, en lo general nos movemos más por nuestras emociones, en especial el miedo, que por el uso de la razón y el entendimiento. Vivimos y nos movemos tal vez solo por la preocupación de que no nos alcance el dinero hasta la próxima quincena.

A algunos les preocupará que los rechacen las personas a su alrededor, otros tendrán miedo a los cambios o al cualquier fracaso, tal vez nos preocupe no ser reconocidos o tomados en cuenta, perder el trabajo o algo de valor que nos pertenece.

La seguridad es una de las cosas más preciadas por los seres humanos, por lo que mucho de lo que hacemos o dejamos de hacer tiene que ver con nuestra preocupación de mantener las cosas como las conocemos, nos gusta quedarnos en esa zona de confort que nos brinda lo conocido, aunque incongruentemente estemos incómodos.

Decía Napoleón Bonaparte que “Sólo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés”, muchos liderazgos políticos han explotado este hecho ya que saben que a la gente es más fácil convencerla si les generan miedo y no cuentan con elementos suficientes para razonar.

Pensando en positivo, si los miedos nos mueven, debemos enfrentarlos y avanzar, hacer cosas diferentes, pensar diferente, atrevernos a cambiar nuestra realidad para dejar de sentir miedo y para ganar una nueva seguridad.

Dicen que los sueños deben de ser más grandes que nuestros miedos, esto se refiere a que una persona debe de constantemente estar trabajando de una manera enfocada para alcanzar sus metas, para construir su futuro, en vez de enconcharse en su zona de confort.

Muchos se conforman con aceptar su realidad y en vez de reconocer sus miedos prefieren echarle la culpa de sus problemas o carencias a otros, o a la mala suerte, al destino o a cualquier otro ente externo, claro, esto es más fácil pero jamás mejorará su futuro.

Nuestra realidad siempre está en construcción, solo la muerte es algo definitivo, cualquier otra cosa que pase en nuestra vida la podemos mejorar, siempre podemos construir un mejor presente y futuro para nosotros, el día que dejemos de tener esa convicción dejaremos que nuestros miedos marquen nuestro destino.

No nos debe de preocupar pensar diferente de los demás, retar los convencionalismos siempre y cuando respetemos los intereses y convicciones de quienes nos rodean, las personas que tienen éxito no son como el grueso de la población, se esfuerzan diariamente por crecer no solo por existir.

Nuestras actitudes con respecto a los demás nos pueden llevar a aprender de la diversidad de formas de pensar y así enriquecer nuestra visión del mundo, lo que nos permitirá actuar inteligentemente, o nos pueden llevar en caso contrario a crear un mundo donde escuchamos solo lo que queremos escuchar y nos conformamos con nuestra realidad.

Una anécdota histórica cuenta que un día estaba el filósofo griego Diógenes comiendo un plato de lentejas. En ese momento llegó Aristipo, otro filósofo que vivía con gran lujo adulando al rey Alejandro Magno y le dijo: “Mira, si fueras sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas”. Diógenes le respondió: “Si tu aprendieras a comer lentejas, no tendrías que degradarte adulando al rey”.

Busquemos movernos por nuestras convicciones, por la razón, por nuestros sueños, por ser mejores, por crecer, no nos conformemos con ser parte del montón, por llevarla fácil, por no hacer olas, dejemos de vivir en el miedo constante y en la comodidad de lo conocido.

Nuestro país, nuestra familia y nosotros mismos necesitamos de más liderazgos, de gente con ganas de aprender y de transformar, ocupamos más personas que quieran correr riesgos para dejar de tener miedos.

Si queremos una sociedad más segura, más prospera, más honesta no mantengamos las formas de pensar del pasado, debemos de atrevernos a hacer cosas diferentes, a dejar de buscar caudillos iluminados y a reconocer en nosotros mismos a los actores del cambio.

Acerca del autor

Javier Cázares Sánchez es consultor organizacional y analista en temas de seguridad.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *