La fundación Elena Poniatowska está en quiebra - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Entretenimiento > La fundación Elena Poniatowska está en quiebra

La fundación Elena Poniatowska está en quiebra

Fotos: Internet

POR Internet

El 14 de junio, la Fundación Elena Poniatowska cumplió un año y si no consigue recursos que garanticen su existencia, cerrará debido a que se encuentra en quiebra.

Además, si llega a su fin se abre la posibilidad de que se venda el archivo de la escritora ganadora del Premio Cervantes 2013. Así lo da a conocer en entrevista su director, Felipe Haro.

La Fundación se ubica en la colonia Escandón, en un inmueble en comodato; su operación arrancó con un presupuesto de 500 mil pesos otorgados por la Secretaría de Cultura local, monto que le permitió operar durante 2018.

A partir de este año, dice, no ha recibido ningún apoyo institucional. Y pese a que es donataria autorizada, tampoco ha recibido donaciones que le permitan pensar en una sobrevivencia.

En casi un año, refiere, han realizado más de 100 eventos culturales, han catalogado más de 5 mil libros de 25 mil que conforman la biblioteca de la autora de “La noche de Tlatelolco”, han digitalizado más de 25 mil fotografías del archivo de Poniatowska, más de 7 mil 500 personas han acudido a las conferencias, hasta marzo tenían un promedio de 750 visitantes diarios y han realizado cerca de 20 talleres.

Dentro de sus objetivos también está preservar, organizar y difundir el archivo histórico de la escritora.

Su existencia, afirma Haro, se justifica. “Estamos en quiebra. Ni Elena ni sus hijos, incluyéndome, tenemos las posibilidades económicas para fondear una fundación de este tipo”.

Al iniciar la Fundación, recuerda, se pensó que se tendría un apoyo institucional y que habría donaciones de la iniciativa privada, además consideraron que podrían obtener recursos que etiquetaban desde la Cámara de Diputados, pero este año esos apoyos y donativos desaparecieron, en su lugar se destinaron 500 millones a la Secretará de Cultura para entregarlos mediante convocatorias para seis programas, como el de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (ProFest), al que se inscribió la Fundación con siete proyectos, pero no ganó.

Aunado a estos cambios, en febrero pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador notificó a su gabinete legal y ampliado que su gobierno no transferirá recursos a ninguna organización social, sindical, civil o movimiento ciudadano.

“Los etiquetados de este año sólo eran sugeridos, de modo que no nos dieron un sólo peso”, dice.

Y agrega: “Nadie está dando dinero a fundaciones, ni la iniciativa privada quiere dar apoyos. A mí me han dicho que una de las razones por las que no quiere apoyarnos la iniciativa privada es porque Elena Poniatowska apoyó a Andrés Manuel López Obrador y entonces que él la apoyara; eso nos han dicho enfrente de Elena. Estamos en pláticas con algunos, queremos salvar la fundación porque si no, el archivo y la biblioteca se van”.

¿Cuál es tu reflexión al respecto?, se le pregunta. “Que la iniciativa privada y la clase media no están contentas, es un castigo, Elena apoyó a Andrés, que ahora Andrés apoye a Elena, ¿no? Así me lo han dicho”.

“No veo claro”

Según Haro, quien advierte que la operación se garantizaría con 5 millones de pesos, el deseo de Elena Poniatowska es continuar con las labores de la fundación, tener una casa para periodistas, ofrecer actividades.

“Eso quiere, pero no podemos, éramos siete personas hasta abril, trabajando 15 horas diarias, quedan tres y el 15 de junio, si no se recupera, se van todos porque no han cobrado desde abril. El 15 me quedaría yo solo aquí, tratando de tener un sustento económico pero no veo claro, no van a cambiar las cosas”.

¿Y eso qué significa?, se le pregunta. “Significa que tendremos que organizar las cosas de otra manera, se cerrarán las puertas para ver cómo nos organizamos, para ver cómo nos regresamos todo lo que tenemos, esperamos no cerrar, pero lo que pasa es que yo solo no puedo”.

La difícil situación financiera, dice, se vive en todo el país. “La cosa está muy difícil, pero quiero dejar claro que entendemos que les dejaron un país en llamas, que entendemos que había muchísima corrupción; lo que no entendemos como fundación es si hay tantos recortes… ¿recortar a la cultura? Estamos preocupados porque sí creíamos que por la relación de Elena íbamos a tener ciertos apoyos”.

Haro indica que han tenido conversaciones directas con Alejandra Frausto, secretaria de Cultura federal. “En eso llevamos seis meses”, dice. Así como con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México. “A Claudia Sheinbaum ya le escribí y no me ha contestado. Y con el secretario de Cultura local, José Alfonso Suárez del Real… Me dice: ‘Espérate’. Y ¿Sergio Mayer? Puff. Todo mundo me dice que sí, pero nadie dice cuándo”.

La fundación, asegura, necesita 5 millones de pesos anuales para continuar con el ritmo con el que iniciaron. E insiste: “El panorama es cerrar, organizar, quedarme solo, entregar la casa en cinco o seis meses, y ver la posibilidad de vender el archivo”.

Interés en el acervo

Elena Poniatowska (París, 1932) es periodista, escritora y profesora, posee una amplia trayectoria literaria, ha tocado casi todos los géneros: novela, cuento, poesía, ensayo, crónicas y también cuentos para niños y adaptaciones teatrales. Vive en México desde 1942; posee la nacionalidad mexicana desde 1969. Entre sus trabajos destacan las crónicas de la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968; el terremoto de 1985 en Ciudad de México, o el conflicto de Chiapas en 1994.

Su archivo es uno de los más ricos. Al respecto, Haro reitera que existe la posibilidad de venderlo. “Existen personas en México y en Estados Unidos que están interesados”.

Hace 12 años, recuerda, las universidades de Princeton y Stanford ofrecieron comprar el archivo.

“Dije que no, que se tenía que quedar en México, la fundación surge por eso, por la misión de que se investigue en México la historia y la vida de Elena Poniatowska y Guillermo Haro (astrónomo, investigador y académico fallecido en 1988). Y por otras cosas, como ofrecer una casa abierta al diálogo”, asegura.

De acuerdo con Suárez del Real, la Secretaría de Cultura local sí tiene el compromiso de apoyar a la Fundación con “máximo un millón de pesos”, que será entregado bimestralmente en cinco exhibiciones.

“Le hemos estado informando a Felipe Haro, evidentemente él considera que en este momento no puede hablar de que esto ya le permite estar en números negros, pero está muy agradecido del apoyo que se le brindará. La primera exhibición se le dará a finales de este mes, será un apoyo como el que venía recibiendo de 500 mil, estamos haciendo el esfuerzo de duplicarlo bajo esta modalidad, las exhibiciones serán en función de los esquemas financieros que tenemos para atender las necesidades del sector”.

La falta de recursos ha tenido un impacto grave: Pedro Meyer

La situación que vive la Fundación Elena Poniatowska no es única. Otras, como la de Pedro Meyer, encargado de preservar el archivo del destacado fotógrafo mexicano, que además creó, entre otras cosas, el Foto Museo Cuatro Caminos, y ofrece una amplia oferta académica, ha tenido que reducir su número de actividades, recortar personal y planea la reducción del espacio museístico.

“La falta de recursos ha tenido un impacto grave sobre la programación, no sólo han bajado los recursos para crear programas educativos y para hacer actividades para el público, también ha bajado la asistencia del público. Hemos tenido que reducir personal de manera considerable, hacemos menos exposiciones, reducimos proyectos a futuro, pensamos en reducir el tamaño del museo. Son medidas completamente drásticas. Si las inversiones empresariales se han estancado, imagínate si tienen disponibilidad de donar a la cultura. La situación es francamente grave. Está muy claro que la nueva política del gobierno es cancelar todos los programas culturales a todos los niveles, eso es muy peligroso a mediano y largo plazo”, expresa Pedro Meyer.

Tomado de vanguardia.com.mx

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *