Primer rastreo en Hermosillo de las Guerreras Buscadoras de Sonora dio resultado negativo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Primer rastreo en Hermosillo de las Guerreras Buscadoras de Sonora dio resultado negativo

Primer rastreo en Hermosillo de las Guerreras Buscadoras de Sonora dio resultado negativo

POR Astrid Arellano

El primer rastreo de fosas clandestinas en Hermosillo resultó negativo. En una jornada de 12 horas de trabajo, prácticamente sin descanso, las Guerreras Buscadoras de Sonora no encontraron a sus tesoros, sin embargo, no consideran que haya sido un día perdido.

La jornada inició desde las seis de la mañana, hora a la que las guerreras de Hermosillo y su Costa, Caborca, Empalme, Guaymas, Cruz de Piedra y Nogales, llegaron a la sede de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) para organizarse.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde allí, cerca de 50 mujeres y familiares de personas víctimas de la desaparición forzada, partieron rumbo al primer punto de búsqueda del día, en una zona de terrenos ubicados sobre la carretera 26, entre los kilómetros 28 y 30, al surponiente de la capital.

En ese lugar, inició el entrenamiento para todas las mujeres que, por primera vez, salían a realizar trabajo de campo con un grupo de expertas en la búsqueda de fosas.

María Teresa Valadéz Kinijara, fundadora del movimiento originario de Empalme, Sonora, las instruyó en el trabajo de la tierra, es decir, en cómo identificar -a través de la vista, el tacto y el uso del pico, la varilla y la pala- una posible fosa. En cada espacio, se enseñaba cómo mover la tierra, cómo olerla, cómo escucharla y cómo sentirla.

El mismo procedimiento se realizó en dos sitios de búsqueda más, en otro par de terrenos aledaños a las invasiones Los Alcatraces y Tres Reinas, donde las labores terminaron después de las seis de la tarde.

Los terrenos elegidos en esta ocasión fueron complicados, pues estaban repletos de piedras y basura, con tierra rígida que no permitía hacer grandes excavaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, al encontrarse en zonas internadas en el monte, no había sombras para descansar, y el calor del mediodía y las primeras horas de la tarde, complicaron aún más el trabajo.

A diferencia de otras ocasiones, en Hermosillo no se contó con el apoyo de la Cuarta Zona Militar para resguardar la zona y garantizar la integridad de las mujeres durante la búsqueda, por lo que también se vieron limitadas al ingresar a los terrenos que podrían resultar riesgosos.

Los militares sólo pasaron de largo por uno de los puntos de búsqueda.

Mientras tanto, los elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), quienes sí acudieron y brindaron acompañamiento a la agrupación, permanecieron retirados, únicamente en puntos base, sin escoltar a las Guerreras.

Las organizaciones Golondrinas Migrantes y Red Solidaria, acudieron a brindar apoyo a las Buscadoras, con bebida y comida en un pequeño descanso al mediodía. Allí, compartieron barbacoa, sopa, frijoles y limonada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Nos sentimos apachurradas, empezamos a muy temprana hora y esperábamos resultados positivos, con tesoros encontrados”, dijo María Teresa.

“Pero yo creo que los resultados siguen siendo muy positivos, aunque no hayamos encontrado ningún tesoro, porque esto que sirve de experiencia, para aprender de todas y para no decaer porque no encontramos nada, nosotras vamos a seguir adelante”, agregó.

Aunque las fundadoras del movimiento continuarán con el acompañamiento de otras búsquedas en campo, el colectivo hermosillense ya tiene las bases para realizar las propias, explicó María Teresa, por lo que ahora sólo les hará falta continuar poniendo sus conocimientos en práctica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo positivo de esta jornada, concluyó, fue descartar los primeros puntos de búsqueda, para así empezar a buscar en otros.

“No quedé a gusto porque no encontramos ningún tesoro”, dijo Guillermina Girón, líder de la extensión de Guerreras en Hermosillo.

“Nos sirvió, fue la primera búsqueda, yo sí sabía que podíamos encontrar, pero también sabía que a lo mejor no; hoy nos vamos con un mal sabor de boca, pero no perdemos la fe… yo les digo que no se desanimen, porque todavía falta mucho por recorrer”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *