Saber escuchar - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Saber escuchar

Saber escuchar

Imagen ilustrativa: Internet

POR Javier Cázares Sánchez

Saber escuchar es una de las habilidades que todos tenemos que estar mejorando constantemente, en especial aquellos que tienen a su cargo a un grupo de personas o a una organización. Aquellos que saben escuchar tienen una mayor capacidad para entender los problemas que enfrentan, desarrollan una mejor capacidad de influir en los demás y reducen la cantidad de conflictos que enfrentan.

Decía Sir Winston Churchill, quien fuera un gran orador y gobernante, que “se necesita coraje para pararse y hablar en público. Pero mucho más para sentarse y escuchar”. Desde hace muchos años nuestros gobernantes y líderes han ido perdiendo la capacidad de escuchar a la gente común, es decir, quienes hoy nos dirigen comúnmente no se molestan por entender a las personas, dan por sentado que ellos saben lo que se ocupa hacer y sólo lo hacen.

Según diversos estudios, el ser humano común ocupa una cuarta parte de su tiempo en promedio leyendo o escribiendo, otra cuarta parte hablando y alrededor de la mitad de su tiempo escuchando, o mas bien oyendo, es decir recibiendo sonidos e información del exterior, sin procesarlos adecuadamente.

Escuchar no sólo significa oír bien, sino asegurarnos de obtener y procesar adecuadamente la información que está a nuestro alrededor, escuchar eficazmente debe de involucrar nuestros sentidos y nuestra atención, algo que hoy en día es muy difícil de lograr, tenemos demasiados distractores y ruidos en nuestra comunicación.

Si mejoramos nuestra capacidad de escuchar podemos obtener algunos beneficios, tales como:

1.- Mejorar nuestras relaciones interpersonales, ya que cuando escuchamos mejor la comunicación se hace más fluida, respetuosa, agradable y eficaz.

2.- Tendremos una mejor perspectiva al entender mejor las preocupaciones, prioridades y emociones de lo que nuestros interlocutores nos quieren comunicar.

3.- Reducimos conflictos al minimizar los malentendidos, malas interpretaciones y al darle mayor importancia a las personas sobre los distractores tan comunes hoy en día.

4.- Aprendemos mejor al poner nuestros sentidos en el tema en cuestión, en vez de repartirlos entre muchos asuntos diversos.

5.- Nuestras relaciones se hacen más respetuosas y productivas ya que damos la importancia debida a los demás

Algunas técnicas que podemos utilizar para aprender a escuchar eficazmente son:

1.- Dale importancia al lenguaje corporal, al conversar fíjate en las personas, sus gestos, su tono de voz, sus pausas, sus posturas, sus reacciones, no solo nos comunicamos con palabras, el 70% de lo que queremos decir lo hacemos con otros signos más allá que solo la voz.

2.- Enfócate más en la persona con la que estás hablando y menos en lo que sucede a tu alrededor, nuestro entorno y nuestra tecnología nos distrae constantemente, eso reduce demasiado nuestra capacidad de escuchar.

3.- Resiste la necesidad de interrumpir, deja que tu contraparte termine de exponer sus ideas, aunque no estés de acuerdo con ella, eso reducirá la frustración de no sentirse escuchado de parte de los demás y demostrará respeto.

4.- Aprendamos a preguntar, las personas se sienten bien cuando les haces preguntas pertinentes a lo que está hablando y demuestra que escuchas activamente sus respuestas.

5.- Busca ponerte en los zapatos de los demás, escucha no sólo con tus oídos, sino también con tus ojos y tus demás sentidos, podremos no estar de acuerdo con la persona, pero sí imaginar cómo se sienten y por qué piensan como piensan, eso puede hacer la comunicación mucho más productiva.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no escuchamos para comprender, sino simplemente para responder, busquemos ser mejores personas comunicándonos mejor.

Acerca del autor

Javier Cázares Sánchez es consultor organizacional y analista en temas de seguridad.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS