La deuda del Gobierno del Estado con la Unison - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La deuda del Gobierno del Estado con la Unison

La deuda del Gobierno del Estado con la Unison

Imagen ilustrativa

Son muy preocupantes las declaraciones de nuestra gobernadora, Claudia Pavlovich, en relación con la problemática entre la Universidad de Sonora y el Isssteson: al parecer no le pasaron bien la información del conflicto; “…el adeudo de la Universidad de Sonora es de muchos años…”, declaró en el programa De primera mano a finales de la semana pasada.

No le informaron a la titular del Ejecutivo que las cuotas que la Unison paga las cubre en estricto apego al convenio de prestación de servicios vigente y legal, el cual tiene firmado desde 1990 con Isssteson, y que además nuestra institución es puntual en sus pagos.

Tampoco le avisaron que el “adeudo” es en el “supuesto” de que su alma mater hubiese actualizado el convenio en función de las reformas del año 2005 a la Ley 38 del Isssteson. Es decir, no le dijeron que la Unison no le debe un solo peso al instituto que intenta dirigir Pedro Ángel Contreras López.

La preocupación surge, en primer lugar, por la dureza mostrada por la gobernadora en el tema de las pensiones de los universitarios: son “vicios” de muchos años, dijo; y, en segundo lugar, asusta el hecho de que la jefa del Ejecutivo no esté bien informada y que sus decisiones las esté sustentando en información sesgada e incompleta.

Ahora bien, siendo claros (como lo intentó ser la gobernadora en sus declaraciones de la semana pasada), le tenemos que recordar que el gobierno a su cargo lleva su cuota de responsabilidad en el conflicto. En lo que va de su sexenio, el subsidio a la Unison se ha ido rezagando en comparación con los recursos que la federación le otorga a la universidad.

La Universidad de Sonora, para operar, recibe recursos del gobierno federal y del gobierno estatal; los apoyos financieros a la máxima casa de estudios de Sonora se comprometen a través de la firma de un convenio de financiamiento, documento mediante el cual cada instancia aporta 50 por ciento del subsidio a la institución. Esto quiere decir que por cada peso que aporta la federación, el gobierno estatal se compromete a depositar otro peso en las arcas universitarias.

En la tabla que se muestra a continuación se puede observar la evolución del adeudo de subsidio del gobierno estatal a la Unison desde el ejercicio fiscal 2014:

Como se puede apreciar, del año 2014 al 2018 el gobierno estatal le ha dejado de entregar a la Unison 538 millones de pesos. Además, se puede observar que durante el actual sexenio el otorgamiento de los recursos ha hecho crisis.

Esos recursos faltantes están comprometidos mediante un convenio signado por funcionarios de ambos niveles de gobierno y el rector de la Universidad; en el caso del gobierno del estado una de las firmantes es la gobernadora Claudia Artemisa Pavlovich Arellano. Esto quiere decir que aquí sí hay un compromiso firmado. No son en el “supuesto” de que ambos niveles de gobierno subsidien a la institución a razón de peso por peso.

No se debe olvidar que el compromiso de sostener a la máxima casa de estudios de los sonorenses recae en el gobierno estatal, pues en el mismo convenio de apoyo financiero se puede leer en el punto 1.6: “Que atendiendo a la solicitud de ‘el Ejecutivo estatal’, y de acuerdo con el esquema de financiamiento establecido en el presente instrumento, concurre con este…”. De lo anterior se desprende que la responsabilidad de sostener financieramente a la institución es del gobierno estatal. Y en este caso, el gobierno local de un tiempo para acá se ha estado haciendo “pato” con los recursos.

Por lo anterior, no sería descabellado proponer que el problema de los universitarios con el Isssteson busque una vía de solución a partir de los recursos que el propio gobierno del Estado le adeuda a la Universidad de Sonora por el incumplimiento de los respectivos convenios de apoyo financiero.

De esta manera se le da la oportunidad al gobierno estatal de que abone a la solución del problema, poniéndose al corriente con el subsidio. Digo… por aquello de la preocupación que ha manifestado la gobernadora por su alma mater. Se vale ser congruente.

Acerca del autor

Juan Antonio López Olivarría es doctor en Administración Pública y profesor de la Universidad de Sonora.

Correo Electrónico

jalopezo65@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • Francusco cordova dice:

    Una reunion con la gobernadora

  • Ranulfo Amavizca Rascón dice:

    Que se diga también que muchos trabajadores universitarios pagamos cantidades extraordinarias en Gastos Médicos Mayores para cubrir las deficiencias de los servicios médicos del isssteson. En mi caso personal pago casi $ 1 600.00 quincenales por mi y mi esposa. Que sea el isssteson quien absorba estos gastos pues resultan de su incapacidad de brindar los servicios médicos de calidad a los que esta obligado, lo cual pone en riesgo la vida de sus derecho-habientes. Este gasto por concepto de GMM rebasa en mucho el incremento de cuotas que el isssteson nos quiere imponer. Personalmente estoy de acuerdo en pagar las nuevas cuotas si el isssteson absorbe lo que pago por GMM. Espero considere esto en los contenidos de sus escritos al respecto. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS