¿Por qué es tan difícil brindar seguridad pública? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Por qué es tan difícil brindar seguridad pública?

¿Por qué es tan difícil brindar seguridad pública?

Imagen: Internet

POR Javier Cázares Sánchez

El muy lamentable hecho en donde murieron baleadas 14 personas en Minatitlán, Veracruz, entre ellos un bebé, así como el creciente número de asesinatos, entre otros delitos, pone el tema de la seguridad pública en el centro de la discusión diaria.

La seguridad es una condición básica necesaria para el desarrollo de cualquier país y debe de ser un tema que siempre atienda eficazmente cualquier gobernante. La seguridad es una necesidad básica de todos nosotros, por lo que al sentirnos inseguros afectamos muchas facetas de nuestra vida diaria.

Son muchos los esfuerzos que se han llevado a cabo para atacar este problema en los años recientes y se han destinado para este tema muchos recursos humanos, físicos y financieros, no obstante, la problemática se ha ido recrudeciendo, a pesar del empeño político en que no se note su impacto y trascendencia.

La ausencia de resultados perdurables ha hecho que sea una herramienta de golpeteo político de parte de todos los partidos, quienes antes criticaban a sus antecesores ahora les toca ser criticados, y con toda razón, porque no se ha sabido diseñar una política de Estado en la que participen con la misma responsabilidad los tres poderes y los tres niveles de gobierno.

Hoy se habla de una Guardia Nacional y de la militarización de la seguridad pública, pero no será fácil dar buenos resultados, ya que la formación militar es muy diferente a la necesaria para brindar una seguridad pública perdurable.

De la misma manera, las soluciones se han querido diseñar e implementar desde una visión centralista, esto hace que los tiempos de respuesta, la adaptabilidad a las reacciones de los grupos de la delincuencia organizada, la permanencia de las acciones emprendidas, entre muchas otras consideraciones, lleven al fracaso a dichas iniciativas.

La seguridad pública requiere para su construcción de una amplia participación y compromiso de actores estatales y municipales, así como de la sociedad misma, tiene que basarse en modelos locales que luego puedan ser fortalecidos o complementados por elementos federales.

La corrupción e impunidad que impera en nuestra sociedad, y que se refleja en nuestros gobiernos, impide construir cuerpos policiacos que puedan ser confiables, la sociedad debe de estar dispuesta a perder “privilegios”, es decir que se nos exija poco, porque esto nos lleva a que podamos exigir poco.

Los mexicanos, y en lo general los latinoamericanos, tenemos muchos años con altos índices de violencia, no hemos sabido darnos instituciones y crear los mecanismos para dirimir nuestras diferencias, para proteger nuestros bienes, para mediar en nuestros problemas. La violencia ha sido la solución que privilegiamos, probablemente por su inmediatez.

La seguridad pública requiere de políticas de prevención social de la violencia y el delito, interacción entre las políticas de desarrollo sociales y las políticas de seguridad, también ocupa de un desarrollo económico que privilegie la iniciativa privada, la propiedad individual y cualquier otro mecanismo que permita que la sociedad en su conjunto progrese, en vez de querer depender de las políticas asistencialistas.

La seguridad pública se construye con la participación y el compromiso de todos los miembros de la sociedad, ocupa de liderazgos, públicos y privados, que tengan la humildad de aceptar sus limitaciones y que puedan convocarnos a todos a ponernos de acuerdo en el tipo de país e instituciones que nos debemos dar.

La seguridad debe de ser responsabilidad de todos, gobiernos locales, gobierno federal y de todos nosotros, no solamente de los cuerpos policiacos, no podemos tener un policía para cuidarnos a cada uno de nosotros, tenemos que construir las condiciones para que todos podamos convivir en tranquilidad.

En la medida que se ataquen las causas estructurales de la violencia empezaremos a dar pasos en el rumbo correcto, si seguimos hablando de más policías, más patrullas y más armamento, los problemas se seguirán agravando, busquemos romper este círculo vicioso.

Acerca del autor

Javier Cázares Sánchez es consultor organizacional y analista en temas de seguridad.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS