Mezcle sin batir - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Mezcle sin batir

Mezcle sin batir

Imagen ilustrativa: Internet

POR Nelsy Mendoza

Columna Retrovisor

Cada vez que me dispongo a preparar algo que proviene de una caja o sobre leo puntualmente las instrucciones. Me gustan más las que tienen imágenes, porque en general me ayudan a esclarecer las -algunas veces- confusas directrices. Justo como la que leo ahora: mezcle sin batir. Estamos hablando de un puré de papa ¿Cómo creen que no se va a batir? Pero bueno.

Aparte de no siempre entenderles he de decir a mi favor, que procuro obedecerlas. Incluso compré una taza medidora que cuido con el alma porque es de cristal. Sin embargo, es cierto, que siempre termino añadiendo más de algo a la mezcla y termino cocinando “al tiento”.

Dicen que cocinas como vives, o al menos así me parece. Y pues sí, muchas veces he tratado de escuchar los consejos de mis mayores, de mis amigos, de mis padres, pero lo cierto es que en algún punto termino haciendo lo que quiero, aunque para llegar a ello haya seguido algunas instrucciones al pie de la letra.

Siempre he creído que es más inteligente no experimentar los errores en cabeza propia y me jacto de haberme brincado uno que otro gran error gracias a ello. Pero también he cometido algunos errores imperdonables o vergonzosos que me hacen considerar que por algo existen los consejos y los refranes.

A veces pienso en lo útil que sería que llegáramos a la vida con un instructivo: “La persona que tiene en frente hablará muy fuerte en algunas reuniones sociales”, “Frágil corazón, no manipular”; “Se recomiendan abrazos por las noches para mejor funcionamiento”, “Favor de no meter al agua fría”, etcétera. Quizás facilitaría mucho nuestras relaciones personales.

Si pudiera dejarles algún instructivo en la vida a mis hijas, quizás les diría que se preocuparan menos por lo que no pueden resolver y se ocupen de lo que sí. Que no tomaran todos mis ejemplos como positivos, las madres también cometemos errores que, si bien son vistos con buenos ojos, en realidad no nos hacen tan felices (como la abnegación, victimización y chantaje, entre otros), que se autorealicen primero, que se amen mucho y que sueñen y trabajen arduo. Pero sobre todo que vivan su vida con las armas que les dimos lo mejor posible. No les daría una lista completa y creo que lo dejaría en meras sugerencias, porque estoy segura que cometerán sus propios errores y que también tendrán su propio instructivo para la vida.

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS