Nuevos rounds para noquear al viejo sindicalismo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Nuevos rounds para noquear al viejo sindicalismo

Nuevos rounds para noquear al viejo sindicalismo

Imagen ilustrativa; Internet

Alejandro Sánchez

Compartir esta nota en redes Sociales

Columna Contra las cuerdas

Anoche me dijeron desde su oficina, que Napoleón Gómez Urrutia venía en vuelo desde España, a donde acudió a una gira de trabajo con empresarios y líderes de organizaciones sindicales de aquel país. Es el hombre fuerte del presidente López Obrador para desmantelar el sindicalismo tradicional en México, cambiar la relación obrero-patronal y reagrupar a organizaciones obreras nacionales en una ConfederaciónInternacional de Trabajadores (CIT). Por eso, a GómezUrrutia le tomaron fuera de México las acusaciones de Marko Cortés, presidente del PAN, que lo responsabilizan de provocar las huelgas en Tamaulipas para que caiga el PIB de la entidad gobernada por Acción Nacional. El tema es mucho más complejo de lo que señala Cortés. Pero para amansar las aguas bravas en que se han convertido los tema de las inversiones extranjeras y el nuevo sindicalismo nacional, por la mañana de este lunes López Obrador abogó por Napoleón. “Las acusaciones son asuntos partidistas, lo que recomendamos es que se eviten conflictos”, dijo con su habitual parsimonia al enfrentar los temas ríspidos. Mientras eso ocurría acá, del otro lado del mundo, el líder minero alistaba las maletas para abordar el vuelo en el que cruzaba el Atlántico después de encuentros privados con empresarios españoles desconcertados por los nuevos tiempos políticos y la discusión que se vive en nuestra Cámara de Diputados para modificar la Reforma Laboral.

De hecho, por esta coyuntura, Pedro Sánchez, presidente de España, había sacado la cara ante Andrés Manuel en su visita reciente a nuestro país, presionado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales que le exigió interceder para defender sus intereses y cuyas inversiones superan los 57 mil millones de dólares. Quieren seguridad jurídica y estabilidad para que sus firmas puedan seguir operando sin riesgos en la llamada 4T.

Han sido horas intensas por los cambios que se avecinan. Los propios empresarios mexicanos, a pesar de la supuesta luna de miel que buscaron proyectar con el Presidente de la República, demandaron al Poder Legislativo frenar acciones de extorsión “por pseudolíderes” y evitar que un sindicato obtenga la constancia de representatividad sin el apoyo mayoritario de los trabajadores, como parte de los cambios que se adicionen a la ley laboral, pues esto podría atentar contra la inversión. Y sin hacer mención de manera específica es lo que creen que pasa en Tamaulipas.

En esta coyuntura aproveché para preguntarle a Martín Esparza, líder del SME y uno de los líderes sindicales predilectos de López Obrador, su opinión sobre el futuro de los sindicatos y su interacción en este sexenio. “Las huelgas en Matamoros son porque nadie sabía lo que estaba pasando con los patrones: hay contratos de protección, sindicatos de simulación y hoy los trabajadores salen a organizar y reclamar sus derechos. Responden al llamado del presidente para que se organicen y decidan a través de su voto secreto quiénes serán sus líderes”. Es, agrega, el desmantelamiento liberal lo que genera resistencia.

Esparza, eso sí, dice que no se integrará a la Organización Internacional de Gómez Urrutia, que aceptó su invitación a la presentación de ésta, pero que el va por su lado y con su propio frente: Nueva Central de Trabajadores, en la que supuestamente ya tiene organizaciones y grupos agremiados de diferentes sectores del sector laboral. La refundación sindical apenas empieza.

Uppercut: Un grupo de diputadas, entre ellas de Morena, que lograron corregirle la plana a López Obrador al mantener su rechazo al recorte de programas de atención a mujeres que son víctimas de la violencia, durante la discusión del presupuesto, ahora sostienen una lucha para que se respeten los refugios. Entre las legisladoras destacan Martha Tagle, Lorena Villavicencio, Rocío Barrera y Verónica Juárez. Tagle, de MC, dio un plazo, a más tardar el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), para que AMLO rectifique y Villavicencio, de Morena, advirtió que de no hacerlo, van a recurrir a todas las instancias porque tienen facultades de velar a favor del Presupuesto que votaron. ¿Ganarán este round al Presidente?

Tomada de El heraldo de México

Acerca del autor

Alejandro Sánchez es periodista y autor de la columna Contra las Cuerdas, de El Heraldo de México.

Correo Electrónico

alexsanchezmx@gmail.com

Twitter

@alexsanchezmx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *