Las organizaciones inteligentes - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Las organizaciones inteligentes

Las organizaciones inteligentes

Foto: Blog Unísono

POR Javier Cázares Sánchez

Cada día que pasa es más notorio que nos encontramos en la era de la economía del conocimiento, es decir: hoy en todo el mundo se utiliza el conocimiento como elemento fundamental para generar valor y riqueza.

Las políticas económicas de los países desarrollados, y de los que se quieren desarrollar, han sido orientadas a la inversión en investigación y desarrollo tecnológico, modernización en educación y salud, así como en la construcción de sistemas nacionales de innovación, como elementos fundamentales para la sustentabilidad y el desarrollo del país.

Hoy en día contamos con cadenas globales de producción, distribución y consumo dentro de lo que conocemos como globalización, por lo que ningún país se puede aislar de los demás si pretende prosperar, ir en contra de los nuevos mecanismos de integración te hace perder toda competitividad en muy poco tiempo.

Nuestras organizaciones, llámense empresas, gobiernos, universidades, escuelas, asociaciones o cualquier otro tipo de institución que pretenda generar bienestar sustentable debe de crecer y actualizarse para estar a la altura de los retos de la era del conocimiento.

Los principales retos de los que se hablan en esta nueva era son, primero la necesidad de actualizarse constantemente, nuestras organizaciones no se pueden manejar con modelos del siglo pasado, necesitan diseñar modelos hechos para el siglo 21, no importa lo pequeño de la organización o lo grande que sea, todas deben de rediseñarse para una nueva realidad.

Un segundo reto es construir organizaciones flexibles, capaces de darse cuenta y adaptarse rápidamente a lo que está sucediendo en su entorno, que acepten rápidamente nuevas reglas del juego, sin apegos a modelos que fueron exitosos en el pasado.

La utilización de tecnologías de la información en nuestras organizaciones no es opcional, el tercer reto de esta era es siempre estar consciente de ello, no podemos ser competitivos y tener organizaciones sanas si no incorporamos la tecnología en toda nuestra organización.

Producir con calidad, es decir en apego a las expectativas de nuestros usuarios también es un reto de la nueva era, quedarle mal a quienes nos contratan es algo que cada vez es menos tolerable, en lo general existen más y mejores opciones hoy que antes.

El quinto reto de esta nueva era es la capacidad que deben de desarrollar nuestras organizaciones para escuchar e interactuar eficazmente con las personas, tanto en el interior de la organización, como con su población objetivo o con la sociedad en lo general.

Nuestros gobiernos, empresas y todas las demás organizaciones deben de crecer y mejorarse para poder estar a la altura de los retos de nuestra época o van a fallar en su cometido. Todos los días vemos como empresas cierran, se achican o van dejando el lugar a otras por no saber transformarse, por negarse a actualizarse.

Los gobiernos que se aferran a modelos de trabajo del siglo veinte fallan miserablemente en su cometido y provocan que su población padezca sus malas decisiones, no es un tema de política sino de eficacia. Si se pretende dar resultados ocupamos organizaciones inteligentes.

Una organización inteligente no depende de individuos, sino de procesos, reglas, mediciones, controles y la clara definición de hacia dónde va. Una organización del siglo veinte prefiere apegarse a modelos conocidos, a repetir lo que se sabe hacer, a depender de sus fundadores y de sus criterios personales o a los intereses de ciertos grupos.

Lo más importante de la organización inteligente es su capacidad de aprender a aprender, es decir nunca dejar de recabar información, atraer talento, siempre buscar mejores formas de hacer lo que se hace, cuestionar lo conocido buscando mejorarlo.

Nuestro entorno por un lado tiende a sobrevalorar épocas pasadas como mejores y por otro lado comúnmente busca culpar a factores externos por nuestras carencias. Ninguno de estos enfoques no hace inteligentes, las formas de antes ya no pueden ser exitosas hoy en día, nuestra realidad es diferente y si no tomamos un papel activo en transformar a nuestras organizaciones seguiremos padeciendo nuestras carencias, la esperanza de México está en nosotros.

Acerca del autor

Javier Cázares Sánchez es consultor organizacional y analista en temas de seguridad.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS