El tema de fondo en la Guardia Nacional - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El tema de fondo en la Guardia Nacional

El tema de fondo en la Guardia Nacional

Foto: Animal Político

POR Fernando Celis

Quienes militan en el mundo de las ideas –un subconjunto social conformado por intelectuales y académicos- celebran el diseño normativo final de la Guardia Nacional (GN). Festinan que el proyecto cuente con un mando civil porque, dicen ellos, esta configuración por sí misma disminuye los índices de violencia y violaciones a los derechos humanos.

Como no distinguen entre práctica y teoría, consideran que el proyecto de reforma ha mejorado los índices de seguridad en el país. No es así, falta que la GN comience a operar. No obstante, ese planteamiento es un subterfugio de los expertos que exigen asesorar y ser escuchados, pero descreen de la rendición de cuentas y responsabilidades legales cuando la teoría que comprendieron mal y aplicaron peor, fracasa.

Al igual que otras personas, comparto que el contexto actual no es digno de festejo. No ha habido un ejercicio de gobierno aceptable, no se han implementado estrategias ni políticas públicas deseables y el proceso político de consenso absoluto logrado en la votación senatorial es la cimiente sobre la cual la oposición buscará polarizar.

Una revisión de las declaraciones que hizo AMLO al respecto nos permitirá formular un juicio objetivo e imparcial sobre quién ganó y quién perdió con la reforma.

Durante la campaña electoral de 2012, López Obrador refirió que “no debía seguir exponiéndose al Ejército ni socavarlo; regresarlo en la medida que se va profesionalizando la policía y eso nos llevará seis meses, en tanto la nueva policía federal sea la que se haga cargo de garantizar la seguridad”, además de otros comentarios como “el Ejército es una institución que debemos cuidar todos” y que la inseguridad debe combatirse con programas de empleo y atención a jóvenes, no solo con medidas coercitivas (Promete AMLO regresar al Ejército a sus cuarteles en 6 meses).

Siendo Presidente electo, el 19 de noviembre declaró que tenía la intención de hacer dos reformas constitucionales, una de ellas para permitir que el Ejército se hiciera cargo de las tareas de Seguridad Pública (El Sabueso: ¿Promover reformas constitucionales? ¿Sacar al Ejército de las calles? AMLO se contradice).

Como se tenía previsto y planeado, la oposición comenzó a bramar, y posteriormente, durante la conferencia mañanera del 11 de enero, el Presidente solicitó a la Cámara de Diputados que el mando de la GN fuera civil.

Como resultado del proceso tenemos un nuevo cuerpo policial, un proyecto de ley que ordena el regreso de los militares a sus cuarteles no en seis meses sino cinco años y un mando civil que, con algunas condiciones, puede ser militar. Pero hay algo más importante: es la primera reforma constitucional del primer gobierno mexicano de izquierda avalada por mayoría absoluta en la Cámara de Senadores.

De su lado, algunos diputados manifestaron que será avalada y los gobernadores, al no contar con cuerpos policiacos preparados, son los principales interesados en que sus congresos la voten a favor. Me gustaría que el lector saque sus propias conclusiones sobre quién ganó.

El Presidente recurrió a su vieja estrategia del juego de la gallina. Tiene a los actores políticos que le hubiesen escatimado apoyo suscribiendo sus políticas y, por ende, compartiendo responsabilidad, solo que ellos carecen del prestigio, confiabilidad y preferencias que el electorado otorga al primero.

Aplicó la máxima “divide y vencerás” en sentido contrario, “unifica y vencerás”. Logró echar en el mismo saco a la oposición civil y a la oposición política (ONG’s y PAN), es decir, a quienes desean seguridad sin guerra y a las autoridades civiles que en 2006 inauguraron la era de las violaciones a los derechos humanos, las más de 100 mil muertes violentas y fueron responsables de Tanhuato y Nochixtlán.

Acerca del autor

Fernando Celis es licenciado en Derecho por la Universidad de Sonora; maestro en Gobierno y Asuntos Públicos por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Ha trabajado en el gobierno federal y en el de la Ciudad de México en los ámbitos Ejecutivo y Legislativo. Ha sido publicado en la revista Junio 7 (Sonora) y Cucaracha de Papel (Jalisco).

Correo Electrónico

fer.celis@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS