Policía Federal o Guardia Nacional, ¿cuál es la diferencia? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Policía Federal o Guardia Nacional, ¿cuál es la diferencia?

Policía Federal o Guardia Nacional, ¿cuál es la diferencia?

Foto ilustrativa: Forbes

POR Antonio Quintal Berny

Columna A toro pasado

El jueves pasado sucedió un hecho histórico, la cámara de senadores votó por unanimidad la creación de la Guardia Nacional con mando civil y con presencia militar acotada a cinco años. El hecho ocurrió tres meses después de que la iniciativa entrara a la Cámara de Diputados, período en el cual, los índices de criminalidad se dispararon en todo México.

La discusión y negociación en ambas cámaras se dio a espalda de la sociedad a quien le vale un pito si el mando es o no militar con tal de que vele por la seguridad y garantice la salvaguarda de personas y bienes; es más, una gran parte de la población ve con más agrado que las calles las patrulle el ejército que cualquier tipo de policía.

Lamentablemente, toda la gama de policías que hay en México tiene una pésima reputación, mientras que el ejército es una de las instituciones más bien evaluadas.

¿Por qué tanto pancho por el tipo de mando?, ¿por qué se va a militarizar la policía?, ¿por qué se van a violar los derechos humanos de los delincuentes? Desde una óptica crítica, la discusión en las cámaras tiene que ver con que la resonancia del tema en los medios, haga que nuevamente los partidos vuelvan a la vida y retomen presencia en la ciudadanía; ¡que los volteen a ver otra vez, pues!

Los índices de criminalidad en México son alarmantes, basta señalar el aumento acelerado de homicidios, producto de la lucha entre bandas y no entre policías y ladrones.  Ante tal situación de emergencia, todavía los legisladores pierden el tiempo en discutir qué tipo de mando es mejor. Es como si un cocinero estuviera decidiendo entre echarle chícharo o ejotes a un potaje que se está quemando en la estufa.

El mando civil o militar es una discusión bizantina, en la Policía Federal, con sus 56 mil efectivos en activo, ha habido ambos y ha sido un cuerpo de seguridad plagado de ineficiencias y corruptelas con los dos; la Gendarmería creada por Peña, con mando civil sirvió para dos cosas, para nada y para nada; y, por otro lado, quien, de manera precaria, por estar fuera de la ley, ha dado la batalla contra el crimen organizado en los años recientes ha sido el ejército y la marina.

La anterior breve y simplista relatoría pone de manifiesto que el mando es lo de menos; lo que realmente importa es la selección, la capacitación, la honestidad y el equipamiento de quienes velarán por la seguridad en las calles, carretas, comercios y zonas habitacionales.

Si en la organización de la nueva Guardia Civil estos elementos se vigilarán con especial cuidado, quien la maneje, dará buenos resultados; si ocurre lo mismo que ha pasado con la Policía Federal, las policías estatales y municipales y hasta con la Gendarmería, la Guardia Nacional será un elemento más en un complejo tablero de juego donde el ganador en años recientes ha sido el crimen organizado y el desorganizado también.

¿Y la sociedad? Bien, gracias.

¿Qué no?

 

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS