Habitantes de Magdalena, Sonora, urgen a abrir hospital general; el actual no se da abasto (FOTOS) - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Habitantes de Magdalena, Sonora, urgen a abrir hospital general; el actual no se da abasto (FOTOS)

Habitantes de Magdalena, Sonora, urgen a abrir hospital general; el actual no se da abasto (FOTOS)

POR Astrid Arellano

En Magdalena de Kino, Sonora, habitantes y vecinos de toda la región colindante urgen a que se abra el nuevo Hospital General de la zona, ya que el Centro de Salud que actualmente les atiende ya no se da abasto.

El caso de una mujer embarazada, obligada a parir en su automóvil el pasado 11 de febrero porque se le negó la atención médica en el Hospital Comunitario Dr. Francisco C. Lanz Pérez y, el hecho de que a su recién nacida se le auxiliara posteriormente con un un garrafón de agua improvisado como casco cefálico para proveerle oxígeno, generó indignación y evidenció las deficiencias que se padecen en el las instalaciones.

Esta situación provocó que, por órdenes de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, se destituyera a la directora general del hospital, la doctora Rebeca Villa, mientras se ejecuta una investigación del caso, acción por la que de manera anónima y a través de una carta, presuntos empleados de la institución calificaron como despido injusto, pues Villa no es la responsable de las carencias del lugar, sino el gobierno del Estado.

A través de Facebook, la doctora Villa confirmó a Proyecto Puente que, a pesar de ser removida del cargo, permanece como parte del personal médico del hospital comunitario. “No puedo dar declaraciones”, sostuvo, “y sí, me encuentro laborando como médico y epidemióloga”.

Condiciones

El Hospital Comunitario de Magdalena, es pequeño. Su acceso principal dirige hacia una sala de espera reducida, que se ve saturada por las mañanas y un poco menos conforme avanza la tarde; ese espacio también está conectado con un pasillo que dirige a algunos cubículos u oficinas del Seguro Popular, de Dirección o de Recursos Humanos, entre otros. Después, se encuentran la zona de Enfermería, Cirugías, Encamados y Urgencias.

Dentro de las instalaciones, los empleados se mantienen herméticos. Se les ve serios, y al preguntarles con discreción sobre la situación del hospital, si trabajan con alguna carencia o qué opinan de la destitución de la directora, encogen los hombros. “No estamos autorizados para dar opiniones, lo sentimos, no tenemos información”, repiten.

En el exterior, se ven algunas paredes con pintura blanca y roída, así como una sala de espera, con sillas azules en fila y a la intemperie, para el área de Urgencias, con un acceso directo desde afuera de las instalaciones. Ahí, la gente que entra y sale del hospital o espera atención por una emergencia conversó con Proyecto Puente.

Las opiniones se dividen entre experiencias positivas y negativas. Sin embargo, el común denominador es la urgencia de apertura del Hospital General, a cargo del gobierno del Estado, pues en Magdalena no sólo se atienden sus habitantes, sino también los de buena parte de la región que le rodea: Benjamín Hill, Santa Ana, Trincheras, Cucurpe e Ímuris.

En estos lugares, si la gente que sufre alguna enfermedad necesita alguna cirugía o vivió algún tipo de accidente, debe trasladarse hacia el hospital comunitario de Magdalena, o hasta a Nogales y Hermosillo, ciudades más lejanas y con hospitales más grandes.

Las complicaciones llegan para las personas cuando no se tienen los recursos necesarios para pagar traslados en carros particulares o cuando requieren uno especializado, como una ambulancia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De acuerdo con información brindada por Raúl Camarena, chofer de una de las ambulancias de Cruz Roja de Santa Ana que llevó a un paciente al hospital comunitario, un traslado desde ese municipio o desde Magdalena hasta Hermosillo, tiene un costo de entre mil 800 y 2 mil pesos, aportación necesaria para comprar el diesel del vehículo de emergencia pero que, de cualquier forma, no siempre se cobra en su totalidad a la gente, pues también consideran su necesidad y “el servicio nunca se le niega a nadie”.

Un hospital general como el que se construye en la zona, llegaría para aliviar estas y otras carencias para toda este sector de la población, pero no está en funciones a pesar de iniciar su construcción en 2016.

“Si va a hacer un edificio bien bonito la gobernadora, sí le pedimos de favor que haga algo”, dijo Alma Tapia, de 41 años y pobladora de Magdalena, “porque si van a tener un edificio grandísimo y no va a haber servicio, de nada nos sirve”.

En Ímuris hay doctor, pero no tienen material en su centro de salud para atender a los pacientes, explicó Florencia Mecinas, de 40 años y originaria de ese municipio. “Pues ojalá que (el nuevo hospital) funcione bien también, porque en Ímuris es una batalla; si abrieran ese tendríamos una mejor atención, en Ímuris batallamos mucho”.

Que en Magdalena se haya suscitado un caso como el que evidenció las deficiencias de salud del municipio, se debe precisamente al crecimiento de la región, afirmó Luis García, de 78 años y residente de Magdalena. “Deberían de poner un poco más de atención para que no se presenten casos como estos que, me imagino yo, son involuntarios, porque me consta que es una institución muy pequeña para Magdalena; pido en nombre de todos que, en lo que puedan, ya echen a andar ese hospital, la región es muy grande”.

Luis además sostuvo que es complicado para la gente de la zona, generalmente sin recursos, subsanar gastos de salud cuando por algún motivo no reciben atención en el hospital comunitario. “Todo se basa en que hay quién puede y hay quién no, así de sencillo, y si se entiende de esa forma, podríamos salir adelante”, dijo.

“Pues está muy bonito por fuera”, consideró Diana Monreal, de 47 años y originaria de Magdalena, “ojalá que tengan mejor servicio que aquí, porque si no, lástima de inversión y de edificio, la verdad ya tiene mucho tiempo que lo dejaron; Magdalena no cambia ni con el PRI, ni con el PAN, ni PRD; ni con gobernadora (originaria) de Magdalena, con nada, Magdalena sigue igual”, aseguró.

Nuevo Hospital

El Hospital General de Magdalena está prácticamente terminado. A través de las ventanas y rendijas de sus puertas, los salones se ven amplios e iluminados, además, pueden verse algunas cajas de madera con equipo y al menos una veintena de camillas apiladas entre sí.

El lugar está en medio de un descampado, todavía con maleza y desechos de construcción. El pasto y las plantas que fungirían como decoración de los costados del hospital, están también crecidos, descuidados y secos.

Su construcción se inició en octubre de 2016, casi un año después de que Claudia Pavlovich anunciara el proyecto para su ciudad natal, en diciembre de 2015.

A más de dos años de distancia del comienzo de la construcción. a la que se le invertirían alrededor de 140 millones de pesos y después de la presión mediática y de la gente, se anunció que no se tardará más de tres semanas en abrirse al público.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alcalde respalda a ciudadanos: Urge apertura

Francisco Javier Zepeda, alcalde de Magdalena de Kino, confirmó a Proyecto Puente en entrevista que la urgencia de apertura es real.

Este hospital sustituirá al comunitario, confirmó, y -sin ser todavía una disposición oficial- ese viejo edificio podría convertirse en las oficinas de la Jurisdicción Sanitaria o de alguna otra dependencia de gobierno.

Aseguró además que todo el personal que actualmente trabaja en el comunitario, se reubicará en el nuevo hospital, a la par de que se contratarán nuevos elementos.

“Les pido que ya se abra el hospital, ya urge en Magdalena”, dijo el alcalde, “es bastante grande la comunidad y hay bastante gente en los alrededores.

Nos comentaron que de dos a tres semanas quedaría el hospital para el bien de Magdalena; urge, es la verdad, ¿para qué vamos a comentar otra cosa? Porque ya nos quedó chiquito el hospital de aquí”.

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Teresa Arminda Durand dice:

    Y todavía reabrieron el Banco de sangre, cuando se había cerrado por no cumplir con Normatividad y falta de personal capacitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS