Ejército seguirá en las calles hasta cinco años más con aprobación de la Guardia Nacional - Proyecto Puente
Proyecto Puente > México > Ejército seguirá en las calles hasta cinco años más con aprobación de la Guardia Nacional

Ejército seguirá en las calles hasta cinco años más con aprobación de la Guardia Nacional

TULANCINGO, HIDALGO, 05FEBRERO2019.- Una cuadrilla del Ejército apoya en las labores de clausura de entre 4 y 6 tomas clandestinas diariamente, en los ductos que transportan combustible de Pemex; la cuadrilla conformada por un oficial comandante, un ingeniero y otros once elementos, trabajan en coordinación con Petróleos Mexicanos para terminar con el robo de combustible; asimismo, otro grupo de militares realiza un cerco de seguridad para poteger a quienes están clausurando la toma; también, desde el 12 de enero se ha reforzado la seguridad con patrullajes de elementos militares en los ductos que atraviesan el estado de Hidalgo, como el Tuxpan-Azpatzalco (56km), Tuxpan Tula (65 km), y Tula-Salamanca (77 km), en el cual participan 1095 elementos castrenses. Los efectivos que recorren la zona reconocen que hasta el momento no han sufrido agresiones por parte de grupos delictivos, sin embargo, si han existido roces con la población civil, muchos de los cuales se dedican a la actividad ilícita también conocida como "huachicoleo". Según datos de la Sedena, del 12 de enero al 5 de febrero de este año, en el estado de Hidalgo, se han asegurado 78 mil 865 litros de hidrocarburo; 86 vehículos y cuatro armas, así como 14 personas consignadas ante el Ministerio Público. FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

POR Animal Político

El dictamen modificado que se presentará este 21 de febrero ante el pleno del Senado para crear la Guardia Nacional planteará que el Ejército y la Marina trabajen en tareas de seguridad pública por un periodo de cuatro o cinco años como máximo.

Así lo adelantaron este lunes legisladores en el Senado, quienes acordaron que es necesario ponerle un plazo límite a la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad pública para no violar la Constitución ni tratados internacionales.

El dictamen aprobado en comisiones introdujo, a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador, un artículo transitorio que establece que de forma “excepcional” la Fuerza Armada permanente seguirá prestando su colaboración en seguridad pública. Esto fue criticado por todos los grupos de oposición quienes señalaron que es necesario ponerle límite a ese apoyo.

“Retomamos el transitorio del acompañamiento de las Fuerzas Armadas. Ya hay una propuesta de ellos (grupos de oposición) de cuatro años y la nuestra (de Morena) va a ser de cinco años de manera excepcional y con ello estaremos cuidando la convencionalidad y los tratados de que México ha sido parte en materia de Derecho Humanos”, dijo el senador de Morena Óscar Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Otra de las modificaciones que se adelantaron tiene que ver con la “Junta de Jefes de Estado Mayor” que tendrá la Guardia Nacional y que estará compuesta por un integrante de la Defensa, uno de la Marina y otros más de la Secretaría de Seguridad. El nombre de esta junta será modificado para esclarecer que se trata de un ente de coordinación.

“Se cambiará el nombre de Junta de Jefes de Estado Mayor por la palabra Junta de Coordinación Operativa. Se han escuchado las voces del parlamento abierto de que este concepto era muy militar y por eso hemos retomado esa parte que sin duda avanzamos”, añadió el legislador de Morena.

Ramírez Aguilar insistió este lunes en que el dictamen aprobado en comisiones unidas, el cual modifica la minuta que los diputados enviaron en enero pasado, no es la versión final de la reforma constitucional sobre Guardia Nacional. Insistió en que se trató de cumplir con los tiempos y librar la discusión en comisiones, pero que las modificaciones se plantearán en el pleno.

Horas antes el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal había adelantado ya que uno de los escenarios es que el dictamen de las comisiones se aprobara sin cambios, como finalmente ocurrió, pero que se introducirían posteriormente modificaciones que los legisladores de oposición.

Tal como había ocurrido en enero pasado en la Cámara de Diputados, el dictamen por el que se crea la Guardia Nacional terminó siendo aprobado en comisiones sin la presencia de legisladores de oposición y solo con el aval de Morena y sus aliados, los cuales reunieron la mayoría simple que en este nivel se necesita. Esto a diferencia del pleno donde sí se requiere una mayoría calificada (2/3 partes de todos los senadores).

El diferendo ocurrió luego de que los senadores de Morena se rehusaron a aprobar un receso para que se analizaran cambios al dictamen antes de que pasara al pleno, como lo proponían los representantes del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano.

La senadora del PRI Claudia Ruiz Massieu había advertido que “no tenía sentido” discutir un dictamen que el propio presidente de la comisión (el senador de Morena Ramírez Aguilar) había dicho que cambiaría.

En sus intervenciones, los senadores de Movimiento Ciudadano Dante Delgado, el legislador del PRD Miguel Ángel Mancera, los senadores del PAN Damián Zepeda y Julem Rementería, así como el independiente Emilio Álvarez Icaza insistieron en que se ordenara un receso.

“Si hay voluntad política de hacer modificaciones como se ha dicho se tiene que demostrar; aquí la forma es fondo”, advirtió Álvarez Icaza.

Incluso, los legisladores de oposición plantearon que se puede convocar a una nueva reunión para el miércoles con tal de cumplir con el objetivo de que el jueves se apruebe el dictamen con las modificaciones que se plantean. Dante Delgado advirtió que si este no era el caso, la oposición en bloque se retiraría para no invertir más tiempo en un dictamen que de origen está muerto.

¿Qué sigue?

El próximo jueves 21 de febrero, el pleno del Senado analizará y votará en lo general y en lo particular el dictamen de reforma sobre Guardia Nacional. El texto final aún no se conoce, pues los cambios finales podrán conocerse hasta miércoles o jueves.

De aprobarse el dictamen, se modificará la minuta que la Cámara de Diputados mandó en enero por lo que tendrá que regresar nuevamente para que le den su aval.

Una vez superado este procedimiento, la reforma será turnada a los 32 congresos estatales en el país con el objetivo de que sea aprobado, al menos, en 17. Solo hasta que eso ocurra la reforma quedará en firme y entrará en vigor con su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

El Congreso por su parte tendrá la tarea de expedir al menos dos leyes complementarias: la Ley de la Guardia Nacional que regirá su organización y la Ley General de Uso de la Fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *