Recuento del modelo padresista: “el nuevo Sonora” - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Recuento del modelo padresista: “el nuevo Sonora”

Recuento del modelo padresista: “el nuevo Sonora”

POR Germán Palafox

“Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”:
Napoleón Bonaparte

Después de conocerse la liberación del exgobernador Guillermo Padrés, la no muy eficiente Fiscalía Anticorrupción del Estado (FAE) ha insistido en que aún no ha sido declarado inocente, pues tienen abiertos dos procesos por los delitos de fraude fiscal y lavado de dinero, y que –además- hay decenas de carpetas de investigación contra funcionarios de ese gobierno panistas por daños al erario público por un monto de 30.000 millones de pesos (unos 1.500 millones de dólares).

La liberación provisional de Guillermo Padrés ha provocado reacciones de indignación en varios sectores de la sociedad civil sonorense, incluidos muchos miembros de la clase política, algo de esperarse porque toca uno de los temas más sensibles en el país como es el de la corrupción, y las deficiencias en la impartición de justicia para llegar a sentencias contra los responsables, especialmente de la clase política mexicana.

De hecho, una de las principales y constantes demandas de los sonorenses al gobierno de Claudia Pavlovich ha sido precisamente recuperar el recurso financiero público que Guillermo Padrés y algunos de sus funcionarios tomaron para su beneficio personal o particular y que además se aplique la justicia.

Pero quizá lo que más ha enfurecido a la sociedad son las primeras palabras que pronunció Guillermo Padrés al abandonar el reclusorio: ¡Ya estoy libre, cabrones! (…) ¡Agárrense hijos de la chingada!” en un tono eufórico, amenazador y desafiante.

Ante el interés que ha generado la libertad provisional que le otorgaron al exgobernador tras pagar una fianza de 140 millones de pesos (un poco más de 6 millones de dólares), es importante recordar algunas de las principales acciones y decisiones que marcaron su sexenio.

Para ello he recuperado dos artículos que escribí sobre el modelo político y social de Guillermo Padrés, meses antes de que concluyera su gobierno, que presento en esta entrega: “El modelo putrefacto panista; el nuevo Sonora” y “Se agotó el nuevo Sonora”, publicados entre febrero y marzo de 2015, y en los que hice un breve análisis de los rasgos y características de ese gobierno.

1.- “Se agotó el modelo nuevo Sonora”. Publicado el 10 de febrero de 2015

Sucedió lo inevitable. El modelo económico–político del Nuevo Sonora se ha agotado y con ello mostrará la devastación que ha causado en los diversos sectores de la sociedad, como es el productivo, social, económico y cultural. El modelo neopanista, populista, trasnochado (chavista) – mediático se ha venido desgastando muy rápido en los últimos años y hoy estamos presenciando el quiebre de este maltrecho rompecabezas, llamado Nuevo Sonora, que nunca marco la ruta, ya que nunca la tuvo, para llevar a la sociedad sonorense ha mejores niveles de bienestar. En cambio sirvió para garantizar beneficios a la cúpula del actual Gobierno y los empresarios de su grupo.

La más clara evidencia de la anterior fue la aprobación del Presupuesto de Egresos 2015 para Sonora, por la gran mayoría de los diputados, sin haber tenido el proyecto para su revisión, discusión, análisis y aun así fue aprobado sin saber lo que aprobaban. Meses después, los diputados tuvieron conocimiento que habían aprobado la Ley de Alianzas Pública-Privada y que autorizaban al ejecutivo para celebrar contratos con empresas” por un monto de compromisos de pagos por la pequeñísima cantidad de 16 mil 250 millones de pesos. Esto es, el Congreso autorizaba al ejecutivo la posibilidad de incrementar la deuda de 20 mil millones a 36 mil millones de pesos a unos cuantos meses de finalizar el gobierno, y con ello la posibilidad de beneficiar a las empresas en los próximos 25 años mediante contratos.

La segunda característica de este modelo es que no puede incorporar la rendición de cuentas, entendida esta como un proceso consistente en informar y explicar a los ciudadanos las acciones realizadas por el gobierno de manera transparente y clara para dar a conocer su estructura y funcionamiento, y por consecuencia ser sujeto a la opinión pública. Así, estamos aún lejos de construir un gobierno democrático que edifican su autoridad en la participación ciudadana. Por el contrario estamos ante un gobierno de corte populista- autoritario, con una nula rendición de cuenta, además diseñaron programas de tipo clientelar y paternalista en los cuales funda su poder. Utilizando este último para atacar, golpear y encarcelar a los que piensan diferente al gobierno, el caso del vocero de los yaquis, Mario Luna, es el mejor ejemplo. Sin olvidar el caso de Gisela Peraza, los malnacidos, el desvío de recursos, el desorden financiero, las caballerizas con caballos pura sangre, el desfalco al Isssteson, el lamentable tráfico de niños, la presa de su rancho, entre otras situaciones.

Una tercera característica, ligada a las anteriores, es el manejo ineficiente de los recursos públicos. En este punto no hay manejo eficiente porque no existe un Plan de Desarrollo del Estado, en términos reales, que se soporte en programas, planes, metas, objetivos y asociarlo con los recursos financieros públicos de corto, mediano y largo plazo.

2.- “El modelo putrefacto panista; el nuevo Sonora”. Publicado el 4 de marzo de 2015 El rostro putrefacto del Nuevo Sonora se escondía en una careta de rasgos humanista que buscaba el desarrollo y crecimiento armonioso de la economía, encabezado por el exsecretario de Economía; el de mejorar las condiciones sociales de los más vulnerables, los pobres de los más pobres;  en el bienestar de los estudiantes; en el apoyo de las instituciones de educación superior; en el manejo eficiente y transparente de los recursos públicos, en un sinfín de buenos deseos que en realidad escondían lo más ruin y perverso del ser humano.

Como buenos neo panistas utilizaron a los sectores más vulnerables como bandera política para buscar no solo el voto, y con ello volver a reelegirse, sino también para tener acceso a una gran cantidad de recursos financieros, en este aspecto no tuvieron algún punto de saturación, y todavía muchos de ellos no piensan en renunciar de sus puestos actuales; están llegando al punto de la locura. Para lograr sus ambiciosos objetivos diseñaron programas sociales cuyos objetivos era el lucro y poco les importaba la sociedad civil.

Así, el principal promotor para que se generara este fétido  ambiente institucional y de organización social fue Guillermo Padrés y su grupo de gavilleros encabezados Moisés Gómez Reyna, entre otros.

Hoy el modelo putrefacto panista nos deja una presencia precaria de autoridad, un ambiente de total impunidad y sobre todo una ausencia de cultura de la legalidad, aderezada con una economía en ruinas, un sector salud moribundo, un sector educativo dinamitado, un sistema de trasporte secuestrado y  una sociedad civil bastante dolida y afectada. Sin embargo, esta última logrará reponerse y brindar un voto de castigo en el proceso electoral del 2015, y seguramente estará atenta en el 2018 para ajustar cuentas con la bola de gavilleros.

Publico de nuevo estos documentos para recordar uno de los peores períodos gubernamentales en nuestra entidad, que arrojó un daño enorme a los sonorenses, y que como se demostró en las elecciones del 2018 los sonorenses no lo olvidamos. Ojalá, por el bien de Sonora y sus habitantes, que tampoco el gobierno actual lo olvide.

Acerca del autor

Dr. Carlos Germán Palafox Moyers Investigador y Docente del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y Consejero del Observatorio Ciudadano de Convivencia y Seguridad del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

economia@guaymas.uson.mx

Twitter

@GermanPalafoxM

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS