¿Vasconcelos escribió sobre Sonora, la civilización y la carne asada? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Vasconcelos escribió sobre Sonora, la civilización y la carne asada?

¿Vasconcelos escribió sobre Sonora, la civilización y la carne asada?

POR Héctor Rodríguez Espinoza

“Ni siquiera sabemos si es cierta la frase que se le atribuye a Vasconcelos”, le dice Luis Alberto Medina a uno de sus entrevistados. ¿Cómo puede, un periodista con reputación, ignorarlo? Veamos:

A) Brevísima semblanza. José Vasconcelos (1882-1959) nació en Oaxaca; de niño vivió en Sonora, Coahuila y Campeche, por desempeñar su padre un cargo aduanal. Estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, recibiéndose de abogado en 1907. Se consagró apasionadamente a la filosofía y a la literatura. Fundó y presidió el Ateneo de la Juventud en 1909, al lado de otros intelectuales.

Participó en el movimiento revolucionario maderista. Al triunfo de la rebelión aguapretense de 1919, el presidente Adolfo de la Huerta lo nombró Rector de la Universidad de México (1920-1921); en este año logró que el gobierno restableciera la Secretaría de Educación Pública y Obregón lo nombró Ministro (1921-24). Lo organizó en tres departamentos: Escolar, de Bellas Artes y de Bibliotecas y Archivo. Invitó a Gabriela Mistral y a Pedro Enríquez Ureña. Impulsó la escuela de misioneros rurales y promovió la pintura mural. Editó la revista El Maestro, Semanario La Antorcha y clásicos de la literatura universal.

Por diferencias con el régimen se alejó del país, regresó en 1928 y el año siguiente lanzó su candidatura para Presidente. Después de la derrota, persuadido de haber ganado legítimamente, volvió a exiliarse y regresó hasta 1940.

Doctor Honoris Causa por la UNAM y por las universidades nacionales de Puerto Rico, Chile, Guatemala y El Salvador. Miembro del Colegio Nacional, perteneció a la Academia Mexicana de la Lengua. Su vasta obra fue recogida por Libreros Mexicanos Unidos, cerca de medio centenar de ensayos y libros de derecho, filosofía, historia de México, metafísica, ética, sociología y cultura.

B) “Nos sentimos en tierra civilizada. Donde termina el guiso y empieza a comerse la carne asada, comienza la barbarie”. En 1925, como es frecuente recordarlo (raro afán masoquista pero con un alto grado de confusión y exageración), José Vasconcelos, en una de sus colaboraciones para El Universal, reproducida en su libro autobiográfico La Tormenta, se refiere a la alimentación en ciertas regiones del norte, prácticamente como la frontera de la civilización nacional. La versión es ya recurrente y lugar común cuando se trata el punto, incluso en publicaciones científicas. Conviene citar, textual y contextualmente, al filósofo oaxaqueño.

La reflexión le fue motivada en el descanso de una travesía serrana de Querétaro a Guanajuato, con un grupo de amigos, entraron una tarde a una ranchería del Valle de Tolimán, se hospedaron y les sirvieron alimentos, anécdota que relata así:

“Nos echamos otra vez al camino. Entramos una tarde al Valle de Tolimán, todo verde con cebada tierna. A la orilla de la senda las casas de los rancheros son de mampostería, espaciosas y sólidas… Tolimán, bello nombre y panorama oriente. Allí nos hospedó la maestra: mató pollos y los sirvió en buena salsa. Nos sentimos en tierra civilizada. Donde termina el guiso y empieza la carne asada, comienza la barbarie”.

C) Quince años después, en Querobabi. El ranchero Jesús María Suárez le dice: “Maestro ¿no nos dice en su libro, que somos unos bárbaros porque comemos carne asada? No veo que le haya hecho asco, le ha gustado mucho, ha comido igual que nosotros”.

Vasconcelos lo celebró y, como de costumbre, cuando se hacía alusión a alguna de sus afirmaciones, le dijo: “No tome usted a pecho lo que escribo, jamás lo vuelvo a leer ni acordarme de lo que dije, y sobre todo, la carne está muy buena; no haga usted caso de eso de la barbarie y esas tonterías, y celebro la lección que me ha dado usted”. (Lee aquí el ensayo completo)

Acerca del autor

Héctor Rodríguez Espinoza es licenciado en Derecho Certificado, doctor en Derecho por la Universidad de Sonora, investigador de Derecho, expresidente del Consejo de Certificación de la Barra Sonorense de Abogados A.C; director del Centro Cultural Mario de la Cueva/Eduardo García Máynez.

Correo Electrónico

agendaculturalsonora@hotmail.com

Twitter

@HrodriguezEs

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Francisco mariano dice:

    Verdad o mentira, cierto o falso la realidad es que la frase en referencia pasó a formar parte de nuestras anécdotas dulces o amargas, pero al fin anécdotas , que a nadie nos ha lastimado eso es cierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS