Estos son los 16 cambios de gabinete de Claudia Pavlovich en 3 años - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Estos son los 16 cambios de gabinete de Claudia Pavlovich en 3 años

Estos son los 16 cambios de gabinete de Claudia Pavlovich en 3 años

POR Astrid Arellano

A poco más de tres años de gestión, en el gabinete legal y el gabinete ampliado de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano han cambiado de titulares en 16 ocasiones.

Fue en los últimos seis meses –después de las elecciones–, que los cambios serían más evidentes, sobre todo, en su círculo cercano. La mayoría de estos fueron ‘a modo’, con personas cercanas a la gobernadora o con perdedores de las elecciones, y no con personas experimentadas en las áreas, afirman especialistas consultados por Proyecto Puente.

Incluso, a las filas del gobierno estatal, ingresó un expanista que en algún tiempo fue considerado líder moral de su partido, un dirigente crítico contra los gobiernos del PRI, y que terminó aliado al gobierno estatal: Gustavo de Unanue Galla.

Entre las modificaciones de funcionarios que arrancaron funciones en 2015 y que no concluyeron el sexenio, hay quienes ‘brincaron’ entre un puesto y otro, o quienes abandonaron sus cargos en el gobierno estatal para contender en el proceso electoral pasado, o que finalmente regresaron al partido de donde emanaron: el PRI.

También ha habido cambios en subsecretarías, dependencias u órganos autónomos, por lo menos en diez casos.

Después de las elecciones del 1 de julio de 2018, la mandataria declaró que estos se harían en su gabinete como respuesta a la reconfiguración del mapa político en Sonora, ante el apabullante triunfo de Morena.

“Es muy importante para mí, para establecer equilibrio”, dijo en aquel momento, “y bueno, ya verán ustedes los cambios que se harán, la verdad es que tengo gente muy buena, muy comprometida y simplemente hay que establecer los cambios que sean para lo mejor y para continuar la gobernabilidad en este estado”.

Las modificaciones se darían en las próximas semanas, detalló, después de tomar unas vacaciones con su familia, en un tiempo que aprovecharía para la reflexión, y fue de agosto a enero que iniciaron, de forma gradual, las modificaciones oficiales.

 

 

 

LOS CAMBIOS EN EL GABINETE LEGAL

La Secretaría de Educación y Cultura (SEC) fue dirigida desde 2015 por Ernesto de Lucas Hopkins, quien finalmente pidió licencia en febrero de 2018 para contender por la presidencia municipal de Hermosillo. En ese momento, lo relevó José Víctor Guerrero –anterior subsecretario de Educación Básica– como encargado de despacho quien, al no regresar de Lucas Hopkins a su puesto tras su derrota en las elecciones, fue ratificado en el cargo en enero de 2019. Ernesto de Lucas rindió protesta, en enero de 2019, como el nuevo dirigente del PRI en Sonora.

En 2015, la Secretaría de Salud Pública, tuvo como titular a Gilberto Ungson Beltrán, quien decidió retirarse del cargo por motivos personales en enero del 2018; meses después, en noviembre, fue denunciado ante la PGR, por medio del Sistema Nacional Anticorrupción, por el presunto desvío de 68 millones de pesos pertenecientes al Seguro Popular y al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa). En el cargo, le sustituiría Enrique Clausen Iberri, quien era director del Isssteson –institución de salud en crisis– hasta aquel momento.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura (Sagarhpa), inició gestiones con Julio César Corona Valenzuela, quien dejó su cargo para atender proyectos privados en agosto de 2018. Lo relevó Jorge Guzmán Nieves, exdelegado de la Sagarpa en Sonora, para ser este uno de los primeros cambios de la gobernadora después de las elecciones en julio.

Por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesson), han pasado tres titulares. Rogelio Díaz Brown fue el inicial, pero presentó su renuncia en marzo del 2018 para unirse a la campaña presidencial de José Antonio Meade, puesto que eventualmente dejaría para contender por una diputación local que sí obtuvo, además de posicionarse como coordinador del Grupo Parlamentario del PRI. Frente a la Sedesson, quedaría Alejandro Corral Hernández como encargado de despacho, cargo que finalmente fue ocupado por Manuel Puebla Espinosa de los Monteros, quien tomó protesta en enero de 2019. Espinosa de los Monteros fungía hasta entonces como secretario particular de la gobernadora.

En el caso de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), se iniciaron gestiones a cargo de Adolfo García Morales, quien tras una fuerte ola de inseguridad en el estado y el caso del asesinato de un grupo de policías en Guaymas a manos de un grupo del crimen organizado, en octubre de 2018, renunció a su cargo, junto con el fiscal Rodolfo Montes de Oca. La Secretaría permaneció acéfala durante dos meses, hasta que David Anaya Cooley, exdirector del C5, tomó el cargo en diciembre de 2018.

Otro importante cambio en materia de seguridad, pero en un órgano autónomo, fue justo ese último, en la Fiscalía General de Justicia del Estado, donde finalmente tomaría protesta Claudia Indira Contreras Córdova, exvicefiscal de Feminicidios y Delitos de Género en Sonora, igualmente en diciembre de 2018.

 

 

LOS CAMBIOS EN EL GABINETE AMPLIADO

El gabinete ampliado de la gobernadora también cuenta al menos nueve modificaciones hasta la fecha, además de la desaparición de la Oficialía Mayor, pero en 2016.

Los cambios más recientes, fueron este enero en su círculo cercano, donde su secretario particular, Manuel Puebla Espinosa de los Monteros, fue reubicado como secretario de Desarrollo Social para cubrir el espacio que inicialmente dejó Rogelio Díaz Brown.

A su vez, Jorge Durán Puente dejó la Secretaría Técnica para ser el nuevo secretario particular de la gobernadora, para liberar la vacante de su primer puesto al priista Epifanio Salido Pavlovich, quien pidió licencia en el Congreso del Estado y contendió en las elecciones para reelegirse como diputado local, escaño que no obtuvo.

En 2018, los cambios más relevantes se dieron en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson), donde Enrique Clausen Iberri fue sustituido por Pedro Ángel Contreras, cuando el primero se movió hacia la dirección de la Secretaría de Salud. Contreras heredaría una institución prácticamente en quiebra y con una derechohabiencia en el hartazgo ante numerosas deficiencias en materia, principalmente, de pensiones, jubilaciones y abasto de medicamentos.

La Comisión Estatal de Bienes y Concesiones arrancó operaciones con Ulises Reyes Aguayo, quien dejó su cargo en agosto de 2018 para ser secretario de Organización del PRI; el puesto en la Comisión lo asumiría Carmen Ofelia Carballo Cabanillas, quien era delegada del Registro Agrario Nacional (RAN).

En la Comisión de Fomento al Turismo del Estado de Sonora (Cofetur), hubo tres personas al frente. Jesús Antonio Berumen Preciado inició en 2015, luego fue suplido provisionalmente por Héctor Platt Mazón en 2017, quien dejó el espacio para unirse a la campaña de Sylvana Beltrones y, finalmente, Armando Ceceña Salido –exsubsecretario de Desarrollo Económico–, tomó protesta en abril de 2018 como su titular.

Dentro del círculo cercano a la gobernadora, en 2017 hubo un cambio en la Coordinación Ejecutiva de Comunicación Social presidida originalmente por Elda Molina, quien sería sustituida por Ivonne Andrade Zepeda en 2017.

El Instituto Sonorense de la Mujer tuvo en primer lugar a Esther Salas Reátiga, quien fue suplida en 2016 por Blanca Luz Saldaña López.

La Dirección General de Bebidas Alcohólicas también tuvo un cambio en 2016, al dejar Imelda González Zavala su liderazgo, cargo que ocuparía Zaira Fernández Morales, quien se desempeñana como delegada de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) .

Sin embargo, la primera modificación en el gabinete ampliado sería en enero 2016, con la desaparición de la Oficialía Mayor, al ser calificada como una dependencia burocrática de la que se podía prescindir. La última en encargarse de este espacio, fue Elia Sahara Sallard Hernández, quien posteriormente sería reubicada, en febrero del mismo año, en la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora (Coves).

 

 

 

CAMBIOS EN OTRAS ÁREAS

Las subsecretarías, direcciones y coordinaciones del Estado también se vieron modificadas, donde las más destacables igualmente tienen que ver con el pasado proceso electoral, pues algunos de los funcionarios migraron de sus puestos a las campañas del Partido Revolucionario Institucional.

Entre ellos, sobresalen Jorge Hoyos, quien dejó la Coordinación de Difusión en el área de Comunicación Social para participar en las acciones priistas de comunicación rumbo al senado de la República en Sonora, o Edmundo Antonio Campa Araiza, quien dejó la subsecretaría del Trabajo, para participar en la misma dinámica pero en el área operativa de las campañas y quien al concluir la contienda, sí regresó a su puesto.

También hubo cambios en la subsecretaría Salud Pública, de Asuntos de Gobierno, de Desarrollo Político y en la de Concertación Social, así como en la Dirección de Registro Civil de Sonora y en la Coordinación Ejecutiva de Verificación al Comercio Exterior (Cevce).

Las más recientes, se dieron en diciembre de 2018, cuando Ulises Cristópulos tomó protesta como director del Registro Civil y Gustavo de Unanue Galla como subsecretario de Servicios de Gobierno; en el primer caso, el del Registro, Julissa Bojórquez Castillo quien fungía como su directora, abandonó el cargo para rendir protesta como diputada federal suplente de Sylvana Beltrones, espacio que cubriría Azucena Burgos como encargada de despacho.

Gustavo de Unanue, quien militó en el Partido Acción Nacional (PAN) durante 34 años, fue delegado de la Sedesol y subsecretario de la SEC, y quien se desempeñaba hasta ese momento como asesor político del gobierno de Claudia Pavlovich, mientras que Ulises Cristópulos había sido diputado federal del PRI por Sonora hasta el año pasado.

 

CAMBIOS A MODO Y SIN PERFILES TÉCNICOS

MARÍA ELENA CARRERA

Los cambios en el gabinete de la gobernadora se han dado a través de procedimientos desiguales, pues mientras muy pocos han llegado por méritos y trabajo propios a las primeras esferas, una gran mayoría lo han hecho por implicaciones políticas o partidistas, aseguró María Elena Carrera.

La politóloga, académica y coordinadora nacional de Mujeres y Punto, explicó que hay casos como el de la fiscal Claudia Indira Contreras o el secretario de Seguridad Pública, David Anaya Cooley, que llegaron a sus puestos con base en su trayectoria y experiencia en el tema que les ocupa.

“A la Fiscalía llega una mujer como Claudia Indira Contreras, con una trayectoria impecable, porque es una persona que llega a producto de esfuerzo y trabajo, desde la entonces Procuraduría, y que gracias a su tenacidad constante y disciplina, va ascendiendo en la institución de una manera transparente.

No se le ha visto una implicación política, no la he visto en eventos partidistas ni buscando apoyo para nadie… es una mujer intachable. Sí es institucional porque recibe órdenes, pero es un ejemplo de cómo debieran hacerse todos los nombramientos en los gobiernos”, aseguró.

Sin embargo, la especialista apuntó que hay casos como el de José Víctor Guerrero, actual secretario de Educación y Cultura que fue ratificado tras estar como encargado de despacho, quien aparenta no tener conocimiento sobre lo que significa la educación en Sonora, aun cuando ya ha trabajado tres años en esta área tan álgida.

“Lo ratifican y hubiera sido preferible hacer una mejor auscultación de quién pudiera ocupar ese cargo”, explicó, “no digo que no sea inteligente y que no haya aprendido nada, sino que ese cargo fue dado por cuestiones políticas; son muy disímiles los cambios, hay muchos que llegan porque son gente querida, cercana a la gobernadora, a su equipo”.

Para Carrera, las razones radican en que la gobernadora “se está cuidando”, para la conclusión de su sexenio, pues al final quien la respaldará será el equipo que trabajó con ella.

“Me parece que hay una serie de cargos en los que se piensa más bien ese séptimo año, pero no se piensa en relación a quiénes son los mejores perfiles con la sociedad civil, en la academia”, concluyó, “prácticamente, de ellos, nadie son personajes que veas en las universidades, platicando con organizaciones que no sean las del PRI, y eso creo que no le ayuda”.

ALFONSO LÓPEZ VILLA

En materia de seguridad, los cambios fueron adecuados debido a los perfiles con experiencia que ocuparon los cargos en la Secretaría de Seguridad Pública y en la Fiscalía General de Justicia del Estado, como ejemplo de lo que debería buscarse para el resto de cargos públicos, afirmó Alfonso López Villa.

El líder de la asociación civil Vigilantes del Transporte calificó como positiva también la ratificación del titular de la Secretaría de Educación, pero no así en el caso de la Secretaría de Desarrollo Social.

“En cuestión de la Sedesson, siempre habrá alguien cercano a la gobernadora para intentar empujar ese perfil para cualquier cosa; eso ha sido siempre y no creo que vaya a cambiar en estos tiempos.

Son perfiles afines a la gobernadora, pero así es esto, no nos asombra nada, todos son perfiles políticos y lo técnico queda en último término; cualquier cambio se debería hacer con un perfil técnico”, concluyó.

ÓSCAR SERRATO

No hay ningún cambio el gabinete que no sea a modo, porque es prerrogativa de la gobernadora nombrar a sus integrantes de forma libre, con excepción de la Fiscalía que tiene un procedimiento especial; lo que en todo caso debe ser más relevante, es qué tan competentes serían estos funcionarios para los cargos que ocuparán, sostuvo Óscar Serrato.

El abogado explicó que los cambios obedecen a una lógica, además de personal, partidista, debido a que se trata de un partido en el poder, por lo que no debe verse mal que cualquier gobernante elija a gente de su partido para que le acompañe en su administración.

“Lo que en todo caso debe calificarse es la competencia de las personas, si son competentes para el cargo o no, porque aspiramos a que exista una administración pública profesional, competente y eficiente.

Algunos de los nombramientos, sin entrar en detalles, pues no hay nada en su currículum que nos diga que tienen elementos como para decir que son los idóneos en estos puestos, tenemos gente que pasar de áreas de staff, a áreas de gran operación o de gran sensibilidad”, dijo.

Como ejemplo, citó el cambio de titular de la Secretaría de Salud, pasa de estar en manos de un médico a estar en las de un administrador.

“Da pauta de cuál es la prioridad o el interés de la gobernadora, que es en la administración, y ella determina cuál es el sesgo que le quiere dar a cada uno de los puestos.

La evaluación real la tiene, al final del día, el ciudadano que determina si fue para mejorar, para seguir igual o para mal, y que todavía es muy temprano para saber si los cambios fueron benéficos o no”, mencionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *