Reforma educativa, ¿atrás los fielders? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Reforma educativa, ¿atrás los fielders?

Reforma educativa, ¿atrás los fielders?

Imagen: lopezdoriga.com

POR Antonio Quintal Berny

Columna A toro pasado

La semana pasada el presidente López Obrador firmó un decreto mediante el que se deroga la Reforma Educativa promovida por el expresidente Peña en 2013, referida por él como “la mal llamada reforma educativa” y con razón porque la estrategia, detrás escondía solo un proceso para ordenar el aspecto laboral del magisterio y quitarle el control de las plazas a los organismos copulares de los maestros, la SNTE y el CNTE.

Cuando se promulgó, hubo muchas muestras de rechazo del sector con el argumento cierto, de que no era una reforma educativa sino un cambio en las condiciones laborales de los profesores; para tratar de corregir este descuido, meses después el gobierno implementó un nuevo modelo educativo basado en la comprensión y desterrando la memorización como método de enseñanza-aprendizaje.

Para el proceso de evaluación de los maestros, con la reforma se fortaleció al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) que evaluaría periódicamente a los profesores de todo el país, con el objeto de promoverlos o destinarlos a labores administrativas. La evaluación, pues, sería punitiva; hecho que ni entonces ni ahora se acepta por parte del magisterio y ha incubado sentimientos negativos de los maestros en contra de las autoridades educativas.

En colaboraciones anteriores (agosto 2, 2016 y abril 18, 2017), externé una posición crítica acerca de la implementación de la evaluación. Esa parte pudo haberse mejorado, es decir, desligar de la permanencia, sin tener que afectar las partes valiosas de la reforma. En especial: los concursos de ingreso y promoción y el sistema de tutorías docentes especialmente dirigidas a los nuevos profesores.

Al respecto destaco cuatro puntos que se advierten serán considerados en la estrategia de la propuesta de reforma educativa del presidente López Obrador:

1.- No regresar a un sistema de venta y herencia de plazas ni restituirle el control de plazas a los organismos gremiales del magisterio. De sobra han demostrado que ese poder lo usan para movilizaciones políticas y para ejercer presión social hacia intereses particulares. La reforma de Peña tuvo muchos errores, pero este fue su mayor acierto.

2.- A la evaluación magisterial que le quitará el carácter punitivo y el organismo que se cree para realizarla tendrá autonomía para poder generar la autoridad moral para respaldar las decisiones que tome el Ejecutivo en materia educativa. Por otro lado, en el clima de político actual, será un organismo independiente que dé certeza sobre las mediciones de calidad de los procesos educativos, que pulse el desarrollo educativo para ratificar o rectificar el rumbo de la Reforma Educativa que se promulgue.

3.- El tema de formación docente es espinoso y difícil de implementar. Todas las administraciones, desde Salinas de Gortari con el famoso PRONAP diseñaron procesos de amplio alcance para mejorar la formación docente y revalorizar el magisterio; sin embargo, todos estos esfuerzos han fallado. La formación continua en México no ha tenido resultados, lo sabemos por estudios y evaluaciones. Por lo que el modelo que Implemente la SEP capitalizará todas esas experiencias para la generación de su nuevo esquema.

4.- Finalmente, lo más importante. La reforma educativa estará orientada a que los niños aprendan mejor, que usen la tecnología, que se ejerciten en el razonamiento verbal y matemático y que desarrollen la capacidad de aprender por sí mismos, enfoque que les ayudará a sortear la realidad que les tocará vivir en los próximos años.

El propósito del presidente López Obrador es que la educación vea hacia el futuro, reconociendo que el mundo experimenta un cambio vertiginoso para el cual todos debemos estar preparados, especialmente los niños.

La contra-reforma que viene estará orientada aumentar la calidad de la educación más que a la actividad magisterial; de entrada, esta visión hará que los conflictos con los maestros disminuyan.  Al menos, así lo veo.

¡Que la Navidad sea pacífica y el año nuevo venturoso!

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS