Hábitos saludables y enfermedades no transmisibles - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Hábitos saludables y enfermedades no transmisibles

Hábitos saludables y enfermedades no transmisibles

Imagen: Internet

En las últimas dos décadas se ha registrado un incremento en la incidencia de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) en la mayoría de los países del mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 70 por ciento de las 56.4 millones de muertes en el mundo en 2016 fueron ocasionadas por las ENT.

En el informe de la Comisión Independiente de Alto Nivel de la OMS sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT), refieren que muchas personas morirán prematuramente por cuatro enfermedades no transmisibles: enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes.

En Sonora, el número total de defunciones de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (Inegi) para 2016, fue de 16 mil 807 muertes, las principales son ENT como: las enfermedades del corazón que representan 23.27% del total; tumores malignos, 14.26%; Diabetes Mellitus 10.9% del total; accidentes 6.7% y enfermedades cerebrovasculares 4.74% del total de muertes en la entidad.

En cuanto a prevención, según la publicación de Secretaria de Salud Enfermedades No Transmisibles Situación y Propuestas de Acción: Una Perspectiva desde la Experiencia de México, Secretaría de Salud 2018, se deben desarrollar acciones para minimizar los factores de riesgo que son modificables:

Imagen: Internet

Factores de comportamiento: el tabaco, el consumo de alcohol, la dieta y la inactividad física son los factores de riesgo más importantes que se deben atender para disminuir las ENT y sus complicaciones. Se debe promover la salud y los estilos de vida saludables, reducir los ambientes obesogénicos y crear conciencia en los ciudadanos sobre la calidad y contenido nutrimental de los alimentos, así como la importancia del ejercicio.

Factores medioambientales: se debe mejorar la calidad del aire y del agua, especialmente en los estados con mayor prevalencia de enfermedades infecciosas.

Factores sociales: se deben reducir los niveles de pobreza y desigualdad, mejorar la provisión y calidad de servicios públicos e incrementar el nivel educativo de la población.

Imagen: Internet

Igualmente se requiere insistir en la educación y promoción para la prevención de accidentes, respetar los límites de velocidad, uso del cinturón de seguridad, evitar el uso del celular o textear mientras conduce, la silla porta infantes y evitar conducir bajo el efecto del alcohol y otras sustancias.

Tema muy relevante en esta época decembrina y vacaciones en que las personas salen a carretera, por lo que resulta muy importante para evitar fatalidades, discapacidades, las consecuencias económicas y el estrés postraumático.

Las ENT tienen una amplia gama de padecimientos estrechamente relacionados con ellas como son: enfermedades renales, endocrinas, neurológicas, hematológicas, gastroenterológicas, hepáticas, osteomusculares, dermatológicas y bucodentales, así como trastornos genéticos; trastornos mentales y por abuso de sustancias; discapacidades, incluidas ceguera, sordera; violencia y traumatismos.

Las ENT son el mayor desafío para la salud pública y la atención primaria, pero a su vez una gran oportunidad para el sistema de salud de intervenir en la prevención y el tratamiento de estas enfermedades, así como con otros determinantes ambientales, ocupacionales y sociales de la salud como son: el acceso efectivo y la plena cobertura del sistema de salud, la salud materno infantil y de los adolescentes, la salud reproductiva, los cuidados paliativos, sin soslayar las enfermedades transmisibles.

Por ello resulta fundamental impulsar la atención primaria (AP) que, de acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública, en su reciente publicación de agosto de 2017, Salud Pública y atención primaria: es el primer punto de contacto que las personas tienen con los servicios de salud, que debe estar centrada en la persona/familia/comunidad, ser accesible, integral y cercana a la comunidad.

Los hábitos saludables en conclusión son la mejor inversión para las personas y los países: comer moderadamente, para evitar el sobrepeso y la obesidad, realizar actividad física de manera regular, evitar el tabaco; limitar el consumo de alcohol, no exceder los límites de velocidad, evitar el celular y textear mientras conduce, nos puede llevar a disfrutar más la vida, vivir más años felices y saludables.

Consulte a su médico y chéquese periódicamente.

Reciban mis mejores deseos de bienestar y salud, en estas fiestas decembrinas y un venturoso y pleno año nuevo 2019.

Referencias:
1.- Es hora de actuar: informe de la Comisión Independiente de Alto Nivel de la OMS sobre Enfermedades No Transmisibles [Time to deliver: report of the WHO Independent High-level Commission on Noncommunicable Diseases]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2018.
2.- Narro Robles, José Ramón,Enfermedades No Transmisibles Situación y Propuestas de Acción: Una Perspectiva desde la Experiencia de México, Secretaría de Salud 2018.
3.- Salud pública y atención primaria. Base del acceso efectivo a la salud de los mexicanos, Instituto Nacional de Salud Pública, México, Primera edición, 2018.
4.- Principales Causas de mortalidad por residencia habitual, sexo y grupo de edad del fallecido, Sonora, 2016, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (Inegi), México, 2018.

 

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), Maestro en Salud Pública, ESPM-SSA (Ced. Prof. 026403 SEC-Sonora), Vicepresidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS