Desaloja Grupo Canoras a vaquero posesionario de terreno en Hermosillo, denuncia abuso de poder - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > Desaloja Grupo Canoras a vaquero posesionario de terreno en Hermosillo, denuncia abuso de poder

Desaloja Grupo Canoras a vaquero posesionario de terreno en Hermosillo, denuncia abuso de poder

POR Luis Ángel Carlin

Luego de permanecer durante más de 40 años ocupando un terreno para el resguardo de sus animales, Martín Huerta recibió una notificación de desalojo, y lo señalan de haber invadido el lugar apenas hace un año.

El señor de 60 años de edad, relató para Proyecto Puente, cómo se hizo del terreno, el uso que le dio y cómo lo sacaron, usando la fuerza pública, luego de que un juez concediera esta medida precautoria a quienes ostentan las escrituras del predio y son los dueños legítimos, señalándolo de invasor.

“Yo aquí entré con un señor que se llamaba Abelardo Carranza, trabajando de becerrero, porque estaba chamaco, tenía 12 años, al señor no se si le prestarían, o rentaría, él estaba aquí, cuando el señor se llevó su ganado ´pa su rancho, el me regaló tres becerras, y así fue como yo empecé a criar”, recordó.

Al lugar llegó una persona que se identificó como señor Barriga, propietario de Desarrollo Canoras, denunció Herta, y fue quien encabezó todo el proceso judicial y lo señaló de haber invadido el lugar, incluso en algún momento le ofreció 100 mil pesos como compensación, cantidad que Martín rechazó.

“Y ahora estos señores, que son Canoras, el señor Barriga, viene a decirme que tengo un año que me metí aquí, que trocé cercos y me metí con animales aquí, el 88 compraron ellos, nunca me dijeron nada, salte aquí es de nosotros, ni me molestaron, ni los molesté para nada, hasta ahora me están reclamando el terreno de ellos”, explicó.

De un año a la fecha se ha llevado el proceso y fue hace poco más de un mes que se giró la orden de desalojo, tiempo en el cual, don Martín Huerta, recuerda que una juez les negó el desalojo, pero otro juez sí se los otorgó, y aunque todavía no culminala diligencia judicial, el pasado miércoles 12 de diciembre decidió sacar todos sus animales, ante la advertencia de que ese mismo dí, vencía el plazo para salirse bajo su propia voluntad o se utilizaría la fuerza pública para desalojarlo.

Aunque el señor Huerta no estuvo presente, tuvo conocimiento que en la tarde noche un licenciado acompañado de policías acudió a dicho predio y al no encontrar a nadie colocó una cadena y candado en el acceso principal, para que nadie ingresara al lugar, Martín ya había sacado sus animales para evitar que quedaran encerrados.

Reconoció que Desarrollo Canoras cuenta con las escrituras del terreno, pero él argumenta estar “peleando” la posesión del mismo, luego de permanecer con sus animales durante más de 40 años en el lugar, por lo que denuncia que se trata de un abuso de poder.

“Sigue el pleito, porque no se ha terminado, pero el desalojo ¿por qué lo hicieron? ¿Por qué no esperaron a que se terminara el juicio? Aquí es un abuso de poder, como están bien agarrados no quisieron arreglo, yo trataba de arreglar con ellos, digo, pues cómo si tengo tantos años”, cuestionó Martín.

El afectado dijo que esperaba que a cambio le dieran otro terreno para meter sus animales, pero no accedieron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A un costado del predio del cual fue desalojado Martín Huerta por quienes se identificaron como representantes legales de Desarrollo Canoras, vive una señora que aseguró haber llegado hace 30 años al lugar, y Martín ya se encontraba ahí.

Proyecto Puente acudió a las oficinas de la empresa Canoras para conocer la versión de quien dijo llamarse José Barriga, que informó que el que proporcionaría la información correspondiente sería el licenciado que lleva el caso, Adalberto Monarque, y desmintió ser el dueño de la empresa, sino mandadero. Proporcionó un numero de despacho, en donde respondió la secretaria del licenciado Monarque, asegurando que la persona no se encontraba en el lugar y que haría llegar el recado pero no se obtuvo ninguna respuesta.

Un largo proceso judicial

El abogado Juan José Bravo Duarte, explicó a Proyecto Puente que en un caso de posesión de un predio, ya sea legal o ilegalmente, donde aparece una persona con el título de propiedad y lo reclama, se lleva a cabo todo un proceso legal que puede tomar al menos cuatro años para resolverse.

“Tienes la propiedad legítima de un predio, pero hay alguien que ilegítimamente está ocupando ese predio, y le pides al juez, le solicitas que saque a esa persona y te entregue la posesión, pero para que eso ocurra tienes que respetarle el debido proceso al posesionario, por medio de un juicio lo tienes que vencer, tienes que emplazarlo, tienes que demandarlo, tienes que darle la oportunidad de que te conteste la demanda, y los juicios generalmente tienen varias instancias”, opinó.

El terreno se encuentra ubicado a pocos metros del bulevar Quiroga, al norte del bulevar Colosio. De acuerdo a información del señor Huerta se trata de una superficie de 3 mil 200 metros cuadrados, y según personas y empresarios que tienen terrenos en ese sector, el metro cuadrado comercial tiene un valor comercial de alrededor de 2 mil 600 pesos, lo que le daría al terreno que ocupaba Martín Huerta, un costo aproximado de 8 millones 320 mil pesos.

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Es una batalla con los invasores que x que duran años se sienten dueños del lugar en vez de agradecer que los dejaron vivir ahí. Hay mil casos como este en todo México. Los dueños son los dueños. Debe prevalecer la ley. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS