La historia del Santa de Hermosillo, hoy cumple 24 años de abrir su casa a los niños - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo, Reportajes Especiales > La historia del Santa de Hermosillo, hoy cumple 24 años de abrir su casa a los niños

La historia del Santa de Hermosillo, hoy cumple 24 años de abrir su casa a los niños

POR Astrid Arellano

Una esquina de la ciudad se enciende entre millares de pequeñas luces. Cada diciembre, una casa muy similar a todas las demás, se convierte en la anfitriona del hombre de barba blanca: Santa Claus es quien llega a Hermosillo y habita allí, durante unos días, en la colonia Modelo.

De empezar en los años noventa regalando paletas en una esquina, el empresario hermosillense Miguel Ángel ‘el Mágalo’ Figueroa Salcido, de 72 años, motivado por el espíritu navideño, pasó a convertir su hogar en la casa y fábrica de juguetes de Santa Claus.

Este año, se cumplen 24 de una tradición ininterrumpida, pues el lugar se convirtió en un referente de la Navidad en Hermosillo y ahora recibe hasta 47 mil niñas y niños que se apretujan en las rejas que lo rodean, para ver a Santa Claus y recibir de él una paleta, saludarlo y pedirle un deseo, en un espectáculo gratuito de luces, pirotecnia, música y baile.

Desde el 13 y hasta el 23 de diciembre, la casa ubicada en la esquina de Aguascalientes e Israel González, en la colonia Modelo, abre sus puertas en dos horarios: de 18:45 a 20:00 horas y de 20:00 a 21:15.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La idea nace en una crisis económica

Fue con la crisis económica de 1994, mientras los arbolitos de navidad empezaron a desaparecer y no se veía mucha felicidad en los rostros de la gente, cuando don Miguel Ángel tuvo una idea: si la vida ya es suficientemente difícil, ¿por qué no inyectarse optimismo?

“Fue aquel diciembre famoso que nos agarró a todos muy endeudados, me incluyo. Todos traíamos pesimismo”, narró don Mágalo, “mi hijo, el Magalito, siempre iluminaba la casa y yo le dije a un compadre mío: compadre, ¿y si diéramos una paletita al niño que pase por aquí?

Él creyó que era broma, pero al día siguiente, un lunes, le caí con dos trajes que había comprado en una tienda. Así empezamos”.

Aquellos trajes eran rojos y tenían una barba tiesa, hecha de alguna tela cortada en forma de pico, rió don Mágalo, pero en la historia de su show, sólo han renovado el vestuario unas tres veces, porque ahora son de mejor material y duran más. Eso sí, sólo hay que lavarlo, cuenta, porque en cada función se convierte en un horno –pero uno lleno de amor, aclara–, y se suda a mares.

“Cuando me pongo el traje de Santa Claus, pues me siento Santa Claus”, explica don Mágalo, “yo les digo que Santa no es nada más el que va y da”. Y explica: Santa también es médico, porque pasa que durante alguna función una mamá se acerca y le dice que su hijo no se quiere tomar la medicina, pero si Santa se los dice, no habrá falla.

Santa también es psicólogo, continúa, porque hay niños que se siguen haciendo pipí en la cama y él lo ha arreglado. También es político, agrega, por su capacidad de congregar a las masas para darles un mensaje, e incluso, también ha sido cupido, pues ha ayudado a los novios a entregar anillos de compromiso.

“Te meto al novio adentro de una caja”, detalló, “la novia viene de invitada de alguien, yo la agarro y la llevo a que abra la caja, donde está el novio con el anillo; lo hemos hecho unas cinco veces y la gente aplaude como en una novela. El Santa tiene muchas facetas”.

Pero el trabajo de Santa Claus en su visita a Hermosillo no se queda en el espectáculo, sino que también promueve una actividad altruista en la que él invita el desayuno pero, a cambio, recibe en donación 800 pares de tenis que entregará esta Navidad a niñas y niños integrantes de la Fundación Juan Navarrete, la escuela Cruz Gálvez y el Instituto Kino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una emoción que enferma

Cinco personas han interpretado a Santa Claus –don Mágalo, su compadre, su cuñado y un par de amigos– y la anécdota que más recuerda es de cuando uno de los santas fue a dar al hospital.

“Un día vino un amigo mío y me pidió ser Santa Claus, me dijo que lo dejara probar una noche, para saber qué se sentía ser él; bueno, le dije, ven un día antes para que veas qué hacemos y sí, vino.

Después de aquí, fue a internarse porque tenía mucha azúcar; se emocionó tanto que se lo llevaron directamente al hospital… los niños te pasan una vibra, es una cosa preciosa; no es lo que tú les das a ellos, sino ellos a ti”, narró.

Los primeros duendes que aparecieron en el espectáculo musical, eran sus nietos. Ahora, se tiene la participación de más de 120 niñas y niños desde los dos hasta los 14 años de edad, mientras que la familia de su hijo, el Magalito, es la que ha organiza las coreografías y adorna la casa, ya con la ayuda de algunos trabajadores.

Cada año, se le invierten más de 100 mil pesos en iluminación y decoraciones –sólo por ejemplificar, un recibo de luz en la temporada asciende hasta los 20 mil pesos–, se decoran dos pinos de nueve metros de altura, se colocan decenas de cajas de regalos, una rueda de la fortuna con duendes en miniatura y miles de luces de colores que se encienden y apagan al ritmo de la música, con un repertorio cargado de villancicos clásicos y hasta canciones navideñas de rock.

Nunca ha pensado en frenar el espectáculo pues, mientras haya salud, don Mágalo se seguirá vistiendo de rojo. “Lo hago porque me gusta, mientras haya salud, el día que no la tenga, pues ya quién sabe… yo tengo 73 años, pero me siento de 72”, se ríe.

Y entonces envió un mensaje a las niñas y los niños: “Santa Claus ya me mandó decir que va a llegar aquí a la casa y le va a dar mucho gusto que vengan a saludarlo, también va a estar en sus casas el 24, para que le pongan unas galletas con leche en la cocina; viene muy gordo y quiere comer.

Y a los papás les digo que quieran mucho a sus hijos. Eso es lo máximo”.

COMENTARIOS

4 Comentarios

  • Oscar Cardenas dice:

    Ojalá hubiera muchos Magalos

  • B.E.Yolanda Duhart Orea dice:

    Gracias x realizar ese trabajo,a cambio de NADA!, K HACE FELICES A CHICOS Y GRANDES! YA ES UNA COSTUMBRE Y UNA GRAN ILUSION K HABITA EN EL CORAZON DE LOS HERMOSILLENDES! BENDICIONES!

  • Leticia de Estrada dice:

    Es un proyecto maravilloso lleno de amor y compromiso. *Quien siembra amor cosecha amor”, Bendiciones, salud y entusiasmo para el Sr. Magalo Dios permita por muchos años a los niños, a sus padres y a la comunidad Hermosillense, seguir gozado de este mensaje de amor.

  • María de los Ángeles dice:

    TENGO 38 AÑOS Y A PESAR DE LAS CORCUNSRANCIA SIGO CREYENDO EN SANTA PUES ME DA MUCHA VIDA!!E ILUSIÓN QUE A MIS HIJOS LES DE ESA MAGIA Y LO LAS IMPORTANTE ES IMCILCARLES QUE ES EL NACIMIENTO DEL REDENTOR EL REY DE REYES NUESTRO SEÑOR JESÚS ÚNICO Y VERDADERO Y QUE CADA NACIDAD RENAZCA EN NUESTROS CORAZONES Y PODAMOS DAR AMOR QUE ES X LO CUAL. ENILOS A ESTA VIDA FELICES FIESTAS Y MUCHA PAZ Y BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS