La ciencia revela las causas de la infidelidad femenina - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Ciencia > La ciencia revela las causas de la infidelidad femenina

La ciencia revela las causas de la infidelidad femenina

Imagen de Internet

POR Internet

De acuerdo a David Buss, profesor e investigador de la Universidad de Texas, las verdaderas causas de la infidelidad femenina provienen de una situación biológica relacionada con la evolución y la genética.

Según esta investigación, las mujeres tienen nuevos amoríos con el propósito inconsciente de garantizar un futuro mejor para ella y su descendencia.

Causas de la infidelidad femenina
Anteriormente, el estilo de vida, las enfermedades y la mala alimentación, no permitían que el hombre llegara a vivir más de 40 años.

Por ello, la mujer tenía que encontrar otra pareja, con fines de reproducción y protección de la familia.

Gracias a esto, las mujeres han desarrollado a través de los siglos, una estrategia para probar posibles relaciones sin perder la que ya tienen.

Esta teoría sugiere que las mujeres constantemente evaluamos nuestras relaciones amorosas y si no son lo que esperamos, estamos en busca de algo mejor.

Los científicos afirman que esto aplica más en mujeres sin hijos, porque su decisión sobre su próxima pareja tendrá un impacto en la crianza de los hijos.

Al respecto, el investigador de Estados Unidos, señala que la monogamia de por vida no es una característica de apareamiento primaria en los seres humanos.

De hecho, la fidelidad es un proceso evolutivo y cultural, más que biológico.

¿Todavía hay mujeres infieles actualmente?
El investigador Buss indica que la conducta infiel viene de épocas remotas, cuando la supervivencia de la especie era muy inestable.

Hoy en día no tenemos esos problemas de superviviencia, pero al parecer, el comportamiento de infidelidad quedó grabado en los genes.

Las causas de la infidelidad femenina actualmente son muy distintas, pero las bases y el objetivo, son el mismo.

Según estudios científicos, existe el gen de la infidelidad, llamado DRD4.

En un estudio con 180 hombres y mujeres se encontró que quienes tienen este gen, registran un aumento en los niveles de dopamina (la hormona de la felicidad) en el cerebro.

Quienes tenían este gen, eran infieles o más propensas a ser infieles, basándose en un sistema de placer y recompensa donde la dopamina interfiere en gran manera.

Otros estudios también sugieren que las personas con esta mutación en sus genes, tienden a engañar a su pareja, aunque su relación no tenga problemas.

Se demostró que este gen hace que las personas sean más influenciables por los demás y que con el paso de los años, la pareja ya no llene sus satisfacciones y necesidades.

Sin embargo, la infidelidad es un comportamiento que depende de muchas otras situaciones, como el medio ambiente y la experiencia de vida.

Información tomada de sumedico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS