No me ayudes, compadre - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > No me ayudes, compadre

No me ayudes, compadre

Imagen: ProyectoPuente

POR Javier Cázares Sánchez

En vísperas de la toma de posesión de la nueva administración federal, estamos viendo casi todos los días notas informativas con nuevos desfiguros de diferentes actores políticos, algunos más preocupantes que otros.

Las declaraciones del presidente de la Comisión de la Defensa Nacional en el Senado de la República, Félix Salgado Macedonio, en donde amenaza a los gobernadores con desaparecer los poderes en cualquier entidad que ose oponerse a las decisiones de la nueva administración, solo por hablar de un ejemplo, nos pintan un cuadro poco alentador de la capacidad de gobernar y legislar de las nuevas autoridades electas.

No es posible dirigir una institución tan compleja como lo es nuestro país, sin contar con la suma de voluntades y capacidades de todos los involucrados. El modelo centralista ya ha demostrado en este país y en muchos otros su incapacidad para resolver los problemas.

El gobierno federal no está por encima de los gobiernos estatales, así como estos no están por encima de los municipales, cada uno tiene sus responsabilidades.

El pensar que la solución de todos nuestros problemas vendrá de una oficina a más de 2 mil kilómetros de distancia no es sostenible, ya hemos padecido muchas veces la insuficiencia de las decisiones tomadas sin el contacto con la realidad.

Por otro lado, vemos al Partido del Trabajo buscando formas para allegarse de mas recursos para el gasto, primero intentaron utilizar las reservas monetarias del país y ahora están trabajando en utilizar los recursos de las pensiones de todos nosotros para inyectarlas al gasto público.

Este activismo legislativo se ve claramente dirigido a allegarse de la mayor cantidad de recursos, es fácil de imaginarse que el destino sería un mayor gasto, en especial en aquello que sea fácil de vender: subsidios, obras faraónicas que se conviertan en elefantes blancos, programas de apoyo que generan felicidad momentánea en la población y tantos otros programas equivocados de gobierno que ya hemos padecido en este país.

En otro frente, vemos a Tatiana Clouthier compartiendo en sus redes sociales un escrito con motivo de recordar la Revolución Mexicana, en donde habla de una letanía de negros hechos históricos de nuestro país como: “la matanza del 68, el halconazo del 71, el “Defenderé el peso como perro”, de JLP; de la incapacidad del gobierno en el 85, (De la Madrid), ante el terremoto; el fraude del 88 de Salinas de Gortari; el error de diciembre del 94, (entre Salinas y Cedillo) las devaluaciones desde los 70’ ( de Echeverría hasta Peña) hasta la fecha; el Fobaproa, el rescate bancario”, para luego seguir con la relatoría de los males de todas las demás administraciones pasadas, en especial –obviamente- la de Peña Nieto.

En este escrito “compartido” cierra diciendo que: “¡Ahora resulta que el apocalipsis es la cancelación de la construcción de un aeropuerto, fraudulento y ecocida! ¡Ahora resulta que los mercados internacionales van a desdeñar a México, y la estabilidad macroeconómica está en peligro! ¡Cómo se ve que mi gran México, no tiene memoria!

Pienso todo lo contrario, precisamente porque México tiene memoria es que no debemos tolerar actos irracionales, no podemos justificar malas acciones en que otros han hecho cosas peores, es precisamente la falta de vida institucional lo que provoca que se sigan presentando abusos a la sombra del poder.

Al electorado mexicano se le hizo creer que votando por una opción “diferente” se iba a hacer justicia, se iba a acabar la impunidad, el nepotismo y el compadrazgo se iban a erradicar, los precios de la gasolina y de impuestos en la frontera se verían reducidos, la inseguridad se terminaría y la corrupción sería eliminada.

La confianza de muchos fue depositada en estas nuevas autoridades, apenas empezarán muchos de ellos a trabajar en los próximos días, esperemos que la prudencia y la inteligencia predomine en sus acciones, porque el ser gobierno es un reto muy grande.

Las acciones prepotentes, beligerantes, poco racionales solo les dificultarán el tener éxito en su encomienda, ganaron el poder precisamente por la mala gestión de otros, los resultados hablarán más fuerte que las palabras de cualquiera, entre más rápido se ubiquen, mejores cosas podrán hacer por el país.

Acerca del autor

Javier Cázares Sánchez es consultor organizacional y analista en temas de seguridad.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Francisco Cota dice:

    El bono que cuenta la nueva administración así como lo obtuvieron lo pueden perder. Hay una gran expectativa social sobre los resultados que vienen, si estos no se dan va haber castigo, la ciudadanía ya se enteró que su voto cuenta. Hay una gran soberbia de algunos miembros de Morena en creer que solo por el hecho de llegar a gobernar el país se va a “componer”, hace falta excelentes ideas, pasión por el país y obras de desarrollo regional, regalar dinero no solucionará a mediano ni a largo plazo la economía y la seguridad de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS