Ignoran diputados a organizaciones civiles y no atienden tema del aborto - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Ignoran diputados a organizaciones civiles y no atienden tema del aborto

Ignoran diputados a organizaciones civiles y no atienden tema del aborto

Astrid Arellano

Compartir esta nota en redes Sociales

Mujeres y organizaciones civiles sonorenses entregaron al Congreso del Estado una solicitud de inicio de trabajos en búsqueda de la despenalización del aborto, en el marco del décimo aniversario de la reforma al artículo primero de la Constitución, evento que acabó por criminalizar a las mujeres y aumentar la violencia obstétrica en el estado.

Sin embargo, el documento entregado el jueves 18 de octubre, no apareció este lunes en la Gaceta Parlamentaria como correspondencia para la sesión del día de las y los legisladores, denunció Silvia Núñez Esquer, representante en Sonora del Observatorio Ciudadano Nacional por el Feminicidio.

“Se entregó pero hicieron caso omiso de la correspondencia, no sabemos si alguien decidió no meterla o si fue traspapelada, pero es una falta muy grave”, explicó, “se entregó con toda la formalidad a Oficialía Mayor y luego se debió pasar a Presidencia; estamos averiguando qué pasó, porque es una falta muy grave, nos ignoraron”.

El documento entregado se refiere a la necesidad de inicio de trabajos de la mano de la sociedad civil y de las organizaciones, con el objetivo de elaborar una iniciativa de reforma a la Constitución para resarcir los derechos de las mujeres, así como al código penal para que las mujeres que sufran un aborto espontáneo o que hayan decidido practicárselo, no sean criminalizadas, detalló Núñez Esquer.

“Lo más importante es que se nos reconozca un derecho al mismo nivel que otros estados, como es el caso de la Ciudad de México, donde se puede interrumpir legalmente un embarazo antes de la semana doce de gestación; eso se aprobó hace once años en la CDMX y la Suprema Corte lo declaró constitucional, algo contrario a lo que ocurre en Sonora”, dijo.

El documento dirigido a Rosa María Mancha Ornelas, diputada de Morena y presidenta de esta legislatura, se narra que este 21 de octubre “se cumplen diez años de que en forma irregular, irresponsable, sin cumplir las formalidades de la Ley orgánica del Congreso de Sonora y en total oscurantismo, pues no se discutió dictamen alguno en comisiones, se reformó nuestra constitución en su artículo Primero, para dar derechos al embrión humano equiparables a los de una persona nacida”.

Asimismo, agrega que las mujeres se encuentran en un estado de indefensión, pues lejos de cumplir el principio de progresividad de los derechos humanos, las y los diputados que aprobaron dicha reforma, lo hicieron cometiendo faltas elementales que derivaron en una aberración jurídica.

“Entregamos muy pronto esta petición al Congreso, como una acción que busque la interacción con las y los diputados para dar seguimiento al tema”, agregó Núñez Esquer, “no es una ocurrencia, porque a partir de aquí, ellos mismos pueden conocer un diagnóstico y una evaluación de lo que sucedió: más criminalización y un aumento en la violencia obstétrica.

Porque a las mujeres, antes de verlas como pacientes, se les ve como posibles delincuentes, las aíslan, no las atienden de inmediato sino hasta que el Ministerio Público asiste; esto es para que las mujeres puedan tener derecho a la salud; esa es información suficiente, más la que se agregue para que las diputadas y los diputados lo reconozcan y se trabaje en una reforma”, concluyó.

El documento fue firmado por mujeres de la sociedad civil y por organizaciones como REDefine México, Observatorio Ciudadano Nacional por el Feminicidio en Sonora y el Observatorio Feminista Clara Zetkin, así como por integrantes de la Comisión de Género de la Universidad de Sonora.

De acuerdo con los datos obtenidos vía Transparencia por REDefine México, sólo 42 mujeres sonorenses han podido viajar a la capital para poder acceder a un aborto legal, seguro y gratuito; por otro lado, en Sonora se ha criminalizado de forma penal a 28 mujeres que han intentado tener un aborto o han abortado.

“Sobre estas cifras”, abundó Núñez Esquer, “que 42 mujeres son las que se practicaron la interrupción legal del embarazo, deben ser en hospitales públicos, porque en los privados tienes el derecho de que no quede registrado; se me hace poca la cantidad de mujeres, son nada más las que sabemos, sobre todo porque la situación geográfica de Sonora, las mujeres van por este procedimiento a Estados Unidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *