Empresarios: Consulta del NAIM no tiene validez ni es vinculante; “el Gobierno debe decidir” - Proyecto Puente
Proyecto Puente > México > Empresarios: Consulta del NAIM no tiene validez ni es vinculante; “el Gobierno debe decidir”

Empresarios: Consulta del NAIM no tiene validez ni es vinculante; “el Gobierno debe decidir”

POR Sin Embargo

Ciudad de México.- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) criticó esta mañana la consulta que alista el equipo del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pues consideró que la decisión debe ser técnica y no política, y que el sondeo no “ofrece garantías claras de imparcialidad, objetividad y seguridad”.

“El ejercicio propuesto por el equipo de transición para consultar a los ciudadanos acerca de la ubicación y construcción del Aeropuerto Internacional de México, además de ser inadecuado como mecanismo para la toma de decisiones, no es jurídicamente válido ni tiene sustento legal. No se circunscribe a las condiciones establecidas en la fracción VIII del artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ni en la Ley Federal de consulta Popular. En los términos en que está planteada, la consulta no tiene ninguna validez ni consecuencia jurídica y por ende no puede ser considerada legalmente vinculante”.

El CCE ratificó su posición de que la decisión “eminentemente técnica, como es la ubicación de un Aeropuerto, no debe ser sometida a consulta ciudadana”.

Consideró que aunque la participación ciudadana es fundamental para un desarrollo democrático robusto, sin embargo, “ las decisiones que conciernen al desarrollo económico y de infraestructura, con un alto grado de complejidad, deben ser asumidas por los funcionarios e instituciones públicas facultadas, quienes tienen la responsabilidad de procesar la información técnica, las consecuencias económicas y las preocupaciones ciudadanas, para concluir con la mejor opción”.

La cúpula empresarial precisó que cómo está planteada la consulta, que se prevé se lleve a cabo durante cuatro día a finales de este mes, del 25 al 28 de octubre, “no ofrece garantías claras de imparcialidad, objetividad y seguridad”.

“Tiene un marcado sesgo en su formulación y planteamiento de desarrollo hacia una de las opciones puestas a consideración, lo que la deslegitima como instrumento neutral de consulta efectiva a la ciudadanía”, destacó.

El CCE también criticó que a unos días de que se lleve a cabo la consulta aún no se han detallado los criterios técnicos ni se ha sometido a revisión de especialistas. Señalaron que no se sabe el criterio para la selección de los municipios, ni la ubicación de las mesas en cada uno de ellos, y cómo esto generaría una muestra balanceada.

Criticaron también que no se sabe qué medidas de seguridad se tomaran para evitar el acarreo, compra de votos, duplicidad en los votantes, así como asegurar la transparencia e imparcialidad en el cómputo de los votos; ni tampoco si existirá una encuesta simultáneamente.

“Los actores a cargo de la consulta, y los mismos materiales informativos desarrollados por ellos, han demostrado un sesgo favorable hacia una de las opciones”, dijo.

En el comunicado detallan que la información que se ha presentando sobre el proyecto en Texcoco ha sido “parcial e incompleta, no toma en cuenta los pronunciamientos y argumentos de organismos importantes como los Colegios de Ingenieros, la Asociación de Pilotos, MITRE y otras instituciones igualmente prestigiadas”.

“Por lo antes expresado, consideramos que no existen las condiciones mínimas necesarias para que esta consulta pueda considerarse un ejercicio imparcial y objetivo”, dijo el CCE.

“Reafirmamos nuestra posición en contra de que los resultados de la consulta sean la base para la toma de decisiones en un tema de gran complejidad técnica y cuyas consecuencias podrían generar altos costos para el patrimonio nacional, tanto en términos monetarios como de oportunidades de desarrollo desperdiciadas”, añadió.

Los empresarios del CCE reafirmaron con ello su “firme posición de que debe continuarse la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, dado que se ha demostrado por innumerables estudios técnicos durante más de 20 años, que resulta la opción más viable para resolver el problema de saturación del actual Aeropuerto”.

“La demanda futura y actual de pasajeros y carga, y la imposibilidad de utilizar Santa Lucía a capacidades más amplias, lleva a esta clara conclusión. La obra en Texcoco, responderá a las necesidades de México en materia aeroportuaria durante los próximos 40 o 50 años; Santa Lucía quedará sobrepasado en pocos años. La alternativa es clara: destinar menos recursos ahora, para tener que gastar nuevamente muy pronto; o hacer una inversión de largo plazo para nuestro desarrollo”, añadió.

También reiteraron su recomendación de continuar la obra del NAIM, “independientemente de poder revisar el esquema de costos, siempre y cuando no quede comprometida la funcionalidad del aeropuerto”. Y destacaron que se pueden buscar alternativas de financiamiento mediante la bursatilización de deuda y la concesión parcial o total del proyecto.

Finalmente alertó que la cancelación del NAIM “tendría implicaciones jurídicas y financieras con acreedores y contratistas, pero especialmente riesgos reputacionales y de confianza en perjuicio de México y de futuros proyectos de gran envergadura, que requieren inversión nacional e internacional”.

“Podría incluso significar un alto costo para la economía mexicana, que ya enfrenta señales negativas de algunas calificadoras ante pronósticos alarmantes en algunas áreas. Una eventual cancelación, además, que sea fruto de una consulta que no cumple con requisitos legales mínimos, brinda una clara señal de desconfianza”, añadió.

“En los próximos días se realizará una consulta para conocer la opinión de la sociedad en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Es un primer ejercicio que pondrá a prueba a la población, que deberá responder al gran compromiso de tomar una decisión de manera responsable e informada”, se lee en la editorial del Semanario Desde la Fe.

“También, colocará en la mira a quienes han convocado a participar en este ejercicio democrático, pues está en juego su credibilidad y la posibilidad de ir en la dirección correcta, una dirección que nos lleve a exorcizar de una vez por todas la simulación que tanto desprestigio ha causado a la clase política”, agrega el editorial.

“Estas nuevas formas, no obstante, deben responder a las cuestiones de fondo para no caer en la tentación de la añeja farsa política”, dijo.

LA CONSULTA

El pasado 15 de octubre, Jesús Ramírez Cuevas, próximo Coordinador General de Comunicación Social, presentó la Consulta Nacional que convocó y organizó Andrés Manuel López Obrador para solucionar las problemáticas de la “obra heredada” y anunció que ya estaban listos tanto el material como el equipo que se instalará en 538 municipios del país, muestra que representa al 82 por ciento del total de electores del país.

También se dio a conocer que la pregunta será:

“Dada la saturación del actual Aeropuerto Internacional, ¿cuál cree que es la solución a esta problemática?:

A) Invertir en la Base Aérea de Santa Lucía, en el actual Aeropuerto y el Aeropuerto de Toluca.

B) Que se deje de utilizar el actual Aeropuerto y se continúe con la construcción del Nuevo Aeropuerto”.

Explicó que las mesas se colocarán en las plazas públicas con mayor afluencia de las localidades. La fundación Arturo Rosenblueth, presidida por Enrique Calderón Alzati, se hará cargo del conteo de los votos.

El costo de la consulta será de 1 millón y medio de pesos, que se financiará con aportaciones voluntarias de legisladores federales. Ramírez aseguró que en su momento se harán públicos los depósitos.

En la página www.mexicodecide.com.mx vendrá la información de la ubicación de las casillas y la pregunta que habrá en las boletas, así como más información al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *