Niños que sufren abuso y violación en Sonora casi indefensos, pedófilos sin castigo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales > Niños que sufren abuso y violación en Sonora casi indefensos, pedófilos sin castigo

Niños que sufren abuso y violación en Sonora casi indefensos, pedófilos sin castigo

POR Priscila Cárdenas

En Sonora acudir al Ministerio Público a denunciar que un niño, niña o adolescente fue víctima de agresión sexual o violación, no es sinónimo de que se haga justicia. Son muchas las denuncias y pocas las sentencias.

De acuerdo con información proporcionada por la Fiscalía General de Justicia del Estado y del Poder Judicial del Estado, las cifras oficiales indican que de 2016 a 2018 se recibieron 565 denuncias por abuso deshonesto a menores de edad y únicamente se dictó sentencia a 16 responsables.

De 189 denuncias que se interpusieron por violación sólo hubo 13 personas consignadas.

Niñas las más afectadas

De acuerdo con los datos históricos, ambos delitos tienen alta incidencia en Sonora y el mayor número de afectados son niñas, niños y adolescentes.

De 2010 a 2018 se recibieron un total de 4 mil 373 denuncias por diversas agresiones sexuales: mil 410 fueron violaciones y 2 mil 993 abusos deshonestos a menores de edad.

Las niñas y adolescentes de 5 a 14 años son las más afectadas, pues en más de 700 expedientes se repite este rango de edad.

Aunque con menor recurrencia, los ataques sexuales a varones también aparecen en la estadística que señala la existencia de 336 denuncias por abuso deshonesto y 214 por violación sexual a hombres menores de edad.

Hay casos en todo el estado

Los datos proporcionados mediante la Ley de Transparencia muestran que no existe ningún municipio en Sonora donde no se haya registrado -por lo menos- un caso de ataques sexuales a niñas, niños o adolescentes.

Los municipios de Hermosillo, Agua Prieta, Nogales y San Luis Río Colorado concentran el mayor número de denuncias, señala el documento obtenido mediante la Ley de Acceso a la Información Pública.

Incluso en las comunidades más pequeñas se han abierto -por lo menos- una averiguación por ambos delitos, sin embargo hay una prevalencia en las ciudades más grandes o fronterizas.

Los municipios de Caborca, Guaymas, Agua Prieta, Navojoa y Puerto Peñasco también aparecen con alta incidencia, en el informe entregado por la Fiscalía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cuál es el castigo?

De acuerdo con el Código Penal de Sonora, en el Artículo 220, el responsable de violar a un menor de edad puede alcanzar de 8 a 20 años de prisión.

Y por abuso deshonesto el Artículo 213 señala que cuando la víctima sea menor de 12 años de edad o “no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho” se le impondrá de 2 a 8 años de cárcel.

Para el abogado Darbe López Mendivil los casos de violación y abuso deshonesto a menores de edad tienen 2 problemas: se resuelven lento y las sentencias no siempre son elevadas.

“En el abuso deshonesto son bajas las penalidades, aunque este delito sea el preámbulo para la comisión de una violación, el abuso deshonesto anuncia una conducta peligrosa, un pedófilo anuncia que probablemente pueda ir más allá”, agregó.

El vicepresidente de la Barra Sonorense de Abogados destacó que en las oficinas de Gobierno encargadas en recabar y procesar los casos de agresiones sexuales no le prestan la importancia que merece.

“No tenemos Ministerios Públicos y los que hay consideran que el delito de abuso deshonesto no es tan grave, hay una muy mala preparación de parte de los fiscales en protocolos de protección a niños y menores, no aprecian bien lo que esa conducta significa y el impacto social que tiene”, destacó.

Efectos psicológicos son graves

López Mendivil consideró que, de acuerdo con estudios serios, los efectos que tiene en un menor de edad un abuso deshonesto no son muy distintos a las de una violación, sin embargo sí existe una alta diferencia entre los años de cárcel que puede alcanzar un delito de otro, por lo que reiteró la necesidad de que se trabaje al respecto.

Y concluyó que además existe dificultad entre los abogados a la hora de litigar estos casos. “Conseguir una medida cautelar para proteger un menor o una mujer es increíblemente difícil, consigues más fácil una orden de embargo de un carro”, agregó.

Diputados ignoran petición del Senado

Sonora es uno de los 25 estados de la República Mexicana que no contempla el delito de pederastia motivo por el que la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión realizó un exhorto el pasado 6 de junio.

Bajo el argumento que México ocupa el primer lugar mundial en materia de abuso sexual a menores de 14 años, el Senado de la República llamó a homologar el Código Penal en materia del delito de pederastia con base en los artículos 209 bis y 209 del Código Penal Federal que señala:

“Se aplicarán de 9 a 18 años de prisión a quien “se aproveche de la confianza, subordinación o superioridad que tienen sobre un menor de 18 años, derivada de su parentesco en cualquier grado, tutela curatela, guarda o custodia, relación docente y ejecute, obligue, induzca o convenza a ejecutar cualquier acto sexual”.

Para el vicepresidente de la Barra Sonorense de Abogados que el estado acate este exhorto podría resultar positivo, como también endurecer las penas en los delitos de violación y abuso deshonesto del Código Penal local.

“Yo creo que lo que hay que hacer es endurecer las penas, la homologación debió de haber existido para enviar el mensaje de que la protección a niños en nuestro país es uniforme, no que en algunos estados la penalidad es más baja”, comentó.

El abogado señaló que cuando ocurren casos de pedofilia, éstos son juzgados como violación o abuso deshonesto con sus respectivas agravante y aunque muchas veces el responsable sí recibe una sentencia alta, en ocasiones se les da el perdón.

Actualmente en los únicos estados donde la pedofilia existe como delito son Yucatán, Tlaxcala, Tabasco, Sinaloa, Quintana Roo, Morelos, Jalisco y la Ciudad de México.

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Ma. Montes de Oca dice:

    En n9galesun presbítero abusó de decenas de niños monaguillos. Los padres jamás desconfiaron. 40 años después hubo denuncias y lo trasladaron a Hermosillo . Cero castigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *