Juan José Arreola/Pelea en el Congreso - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Juan José Arreola/Pelea en el Congreso

Juan José Arreola/Pelea en el Congreso

POR Fernando Celis

Recién iniciado el curso de Literatura de quinto semestre de preparatoria y con lista de asistencia en mano, la profesora nos asignó de manera arbitraria una lectura que deberíamos exponer posteriormente.

El recuerdo deviene de que el pasado 21 de septiembre se conmemoraron los 100 años del nacimiento del autor que me fue encomendado, Juan José Arreola, mexicano nacido en Jalisco, coetáneo y coterráneo de Juan Rulfo, pero su antípoda en cuanto a reconocimiento y estilo literario.

Al salir de aquella clase y decidido a cumplir la encomienda sin saber que fracasaría, me encaminé a la biblioteca a procurarme Confabulario, que empecé a leer esa misma tarde.

Apenas terminé el primer cuento, Parturient montes, y claudiqué en la lectura por no haber comprendido, no obstante recuerdo que impresa en mi memoria quedó la imagen de un narrador “trepado en un banquillo de agente de Tránsito que alguien me puso debajo de los pies”.

No sé por qué conservé esa imagen, pero lo que describe es el acto con el que en la actualidad se suele hacer referencia al autor, como el tipo que se subía a bancos a perorar ante la muchedumbre. Tal vez sea porque Arreola trabajó como actor con Xavier Villaurrutia y Rodolfo Usigli; de ahí su propensión a efectuar happenings en su vida y cuentos.

En la siguiente clase me acerqué a la maestra, le pregunté si era posible escoger otro libro y volteó a verme, más que para seguir la conversación, para telegrafiarme con la mirada que me consideraba un incordio. Revisó la lista “alumno-autor” y me preguntó que cómo era posible que no me hubiese gustado Arreola, le dije que no le entendía y me encargó La sombra del caudillo de Martín Luis Guzmán.

Ese había sido mi primer escarceo con el jalisciense y atribuyo el fracaso a que los cuentos me parecen de lectura más compleja por requerir, a mi juicio, mayor atención. El segundo encuentro y definitivo, aquél en el que ajusté cuentas con el escritor, fue fruto de la recomendación que un amigo me hizo de El guardagujas, incluido en Confabulario.

El cuento trata sobre un forastero que llega a una estación de tren en el momento justo en que debe partir a su destino, sin embargo, un extraño le revela su futuro: los trenes son los grandes ausentes de las estaciones y le recomienda que mejor se hospede a esperar en un hotel. Me gustó por breve y conciso, fiel retrato del absurdo cotidiano que padecemos en este país.

Por su claro corte kafkiano y semejanza a El Castillo, que es de mis lecturas iniciáticas predilectas, bastó iniciar con ese cuento para que le tomara gusto al polifacético narrador que no terminó la primaria y sin embargo se dedicó a múltiples oficios como aprendiz de encuadernador, peón de campo, vendedor de tepache, panadero, tendero de abarrotes, actor, traductor y director del centro cultural La Casa del Lago.

La obra se compone de 28 cuentos entre los cuales los más destacables, por gusto personal, son La migala, El guardagujas, El prodigioso miligramo, El converso, El silencio de Dios y Carta a un zapatero que compuso mal unos zapatos.

Arreola no es un escritor fácil o complaciente, no porque cuente historias complicadas y se valga de conceptos complejos, sino porque su prosa es voluntariamente embrollada pero muy estética si leemos con atención. No obstante, en un país que condena a sus lectores a las recomendaciones de grandes casas editoriales o promotores subsidiados por las mismas, el coetáneo de Rulfo es una joya infravalorada que no decepciona y da muestra de que la literatura mexicana es más versátil que el realismo mágico en el que muchos quedaron enjaulados.

Breviario político

Por lo que refiere a la cuestión programática-ideológica la mayoría de Morena en Sonora es ficticia. Dos pruebas son la coalición en sí misma (con el PES y PT) y que en sus cuadros podemos encontrar antiguos panistas. Esa mayoría es fruto de la suma aritmética de fuerzas políticas y sociales descontentas con la élite priista y panista del estado –escisión de un mismo árbol genealógico-.

Lo anterior se evidenció cuando se suscitó el conflicto por las plazas administrativas del Congreso del Estado.

Para los viejos tlatoanis del PRI que han sabido vender el nepotismo que practican como talento político, resultó fácil cebar a representantes sin oficio que buscan rédito inmediato y se condenan a desaparecer del mapa político. Imagino a un crédulo diputado sucumbiendo ante la oferta de financiamiento para ser el candidato esquirol de la izquierda a la gubernatura.

De otra manera es inexplicable que, existiendo la reelección inmediata, el diputado no se percate de que enfrentándose a la cúpula de Morena y considerando que el PRI solo tiene diputados de RP –hay incentivos para invertir recursos en distritos con liderazgos políticos mínimos-, deja de ser competitivo para la reelección.

La rencilla existente es tierra fértil para los partidos con mayores recursos; motiva la provisión focalizada de bienes y servicios de interés público en por lo menos un distrito. PRI y PAN aborrecen todo lo que no signifique beneficio privado, de su lado, el éxito de Morena se debe en parte a su discurso de que lo justo es que los recursos públicos deriven en beneficio del interés público.

En las próximas elecciones los diputados podrán reelegirse, Morena debe asignar recursos en los distritos gobernados por fuerzas políticas antagonistas. PRI y PAN, siendo una familia nutrida tiene pocos puestos que ofrecer que además dependen de la voluntad ciudadana; la ambición será otro obstáculo a sortear. El cambio programático-ideológico tendrá que aguardar tres años, y eso solo si la coalición mayoritaria reduce el tiempo de su curva de aprendizaje y se procura asesores experimentados.

Acerca del autor

Fernando Celis es licenciado en Derecho por la Universidad de Sonora; maestro en Gobierno y Asuntos Públicos por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Ha trabajado en el gobierno federal y en el de la Ciudad de México en los ámbitos Ejecutivo y Legislativo. Ha sido publicado en la revista Junio 7 (Sonora) y Cucaracha de Papel (Jalisco).

Correo Electrónico

fer.celis@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS