Del “haiga sido como haiga sido” a la civilidad política - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Del “haiga sido como haiga sido” a la civilidad política

Del “haiga sido como haiga sido” a la civilidad política

POR Enrique Zavala Urquides

Al momento de leer esta columna estimado lector, usted ya sabrá mayormente los resultados de estas elecciones 2018, quién será el próximo presidente de la República Mexicana, quiénes serán tus representantes en los congresos y Senado, quiénes nos gobernaran.

Esperemos que México escale en un proceso democrático irreversible, no solo debe quedar en transiciones inocuas, en cambios de partidos en el poder, que más bien pervierten los mandatos de forma por demás lastimosa, de manera inútil, se convierten solo en un “quítate para ponerme yo”, y no logramos avanzar.

Madurez política

El cambio democrático debe ser real, ¡hay que apostarle a México! no podemos retroceder, espero que tanto partidos políticos como gobernantes en funciones acepten y respeten los resultados electorales, que no se convierta el proceso democrático en “batallas intestinas”, en revanchas políticas que a nadie convienen, que tengamos la suficiente madurez para vivir una normalidad política.

Es urgente reconciliarnos con la democracia, hacer de las elecciones un proceso virtuoso que nos lleve a la democracia participativa, a que nos desarrollemos como sociedad, no solo es respetar el voto, sino al llegar a gobernar honrarlo, cumplir con lo prometido en campaña, materializar lo propuesto, servirle a México y a los mexicanos.

Madurez ciudadana

Es vital el actuar ciudadano, como votantes partidarios de algún candidato, si éste no ganó, hay que respetar el voto de los demás, aunque no nos haya favorecido, debe ser parte fundamental de la normalidad política, no será en el encono y los pleitos donde se resolverán los problemas. Hay que cuestionarnos, ¿cómo llegamos aquí?, sin duda hay razones de sobra, pero lo importante será hacia dónde debemos ir por el bien de México.

Hay que decir no al fraude electoral, a las viejas prácticas electoreras, al “mapachismo”, a la chismografía, a la difusión de “fake news” en redes sociales y medios, que nos exhiben como sociedad subdesarrollada, decir no reiteradamente a la compra del voto, al engaño mediático y proselitista sin sustento ni recato, la madurez ciudadana es la alternativa, la medicina terminal para esos ancestrales males; tenemos y somos un un gran país, solo nos falta darnos cuenta.

Conclusión

Solo me queda agregar y reiterar, a los que fueron electos a los diversos puestos de los congresos y el Senado, presidentes municipales y gobernadores, pero muy en especial a quien ocupará la Presidencia de la República, les pido que cumplan sus promesas de campaña, que honren la palabra empeñada y que eviten la brutal demagogia. Reitero, también a los votantes, les pido demanden a los antes candidatos, ya en funciones que cumplan sus promesas de campaña, que dejen de ser solo habitantes y se conviertan en verdaderos ciudadanos. México es muy grande y debemos cuidarlo, fortalecerlo y dignificarlo en todos los sentidos, social, económica y políticamente.

“Lo que no dejas ir, lo cargas. Lo que cargas, te pesa, lo que te pesa, ¡te hunde!, hoy practica el arte de soltar, perdonar y dejar ir”: Anónimo.

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social. Teléfono 6623 – 533841

Correo Electrónico

ezavalaurquides@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS