Ánimo futbolero - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Ánimo futbolero

Ánimo futbolero

POR Antonio Quintal Berny

Columna A toro pasado

En el mar de noticias negativas sobre campañas, inseguridad y devaluación, el domingo México tuvo una bocanada de alegría con el triunfo de nuestra selección sobre Alemania y si gana nuevamente el sábado, el ánimo se volverá francamente de regocijo.

Lo que está ocurriendo en Rusia puede atenuar el ánimo popular sobre los tres hartazgos que han aflorado en este proceso electoral, el primero, el hartazgo de los partidos y sus candidatos que ostentan el poder y que han hecho de su ejercicio un caldo para la corrupción e impunidad; el hartazgo de la judicialización de las elecciones donde parece contar más el voto de los magistrados electorales que el depositado en las casillas; y el hartazgo de la negrura de las campañas electorales, desde donde se bombardean calumnias fétidas o acciones reprobables hacia todos los candidatos, que ciertas o no, hacen que ningún candidato presidencial mantenga una imagen inmaculada.

Adicionalmente, la atomización constante e intermitente de spots de radio y televisión ha saturado la capacidad de digerir su contenido y la difusa, confusa o nula presencia de candidatos a otros puestos de elección, enrarecen el ambiente y no hallamos el momento en que todo esto acabe.

El triunfo de México le ha bajado el nivel al malestar social que a estas alturas se ha vuelto indiferente sobre quien sea el ganador en las urnas, porque el imaginario colectivo apuesta a que la jornada electoral será sucia, con acarreados, compra de votos y pronunciamientos de todos como ganadores.

Como nunca se han difundido campañas negras contra todos los candidatos, pero muchísimas más contra AMLO; tantas, que ya nadie las toma en cuenta ni en serio.

Quien ya tomó la decisión de por quién votar, no la variará, venga lo que venga, dígase lo que se diga, su inclinación por un candidato en particular se basó en los hartazgos o en una decisión de cambio o en un interés personal. Quien decide en los días u horas precedentes a la jornada electoral lo hace por una necesidad inmediata, por hambre o por dinero instantáneo; así, una despensa, unos sacos de cemento o un traslado con torta pueden ser recompensas suficientes. Ya el voto corporativo dejó de existir porque se daba a cambio de beneficios que prometía el líder, mismos que casi nunca cumplía, por ello, ya carecen de credibilidad e influencia.

El desencanto colectivo, los múltiples intereses que mueven cada voto, las campañas sosas y desdibujadas y la persistente intención de las encuestas de vender triunfos anticipados, el ambiente político está más turbio que nunca y sus resultados más impredecibles que siempre, porque así es la democracia.

Las encuestas y apuestas marcaban como favorito a Alemania, pero una baja probabilidad no es una probabilidad nula y ganó México. Asimismo, aun cuando todas las encuestas marquen a un favorito, todavía no hay votos en las urnas para que se constate. No es momento ni de festejos ni de descalificaciones anticipadas.

Lo único que cada uno puede hacer es votar el primero de julio y en la secrecía de la casilla, cruzar el nombre de quien responda mejor a nuestro interés, sea urgente y personal o por el ánimo de tener un mejor país para todos.  Después, tenemos que confiar en que los votos serán bien contados y aceptar que quien obtenga la mayoría será el Presidente a quien todos deberemos respaldar. Si México sigue ganando en el mundial, debemos continuar respaldándolo y si no, también.

¿Estamos?

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS