Hay que hablar de desarrollo, no de crecimiento - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Hay que hablar de desarrollo, no de crecimiento

Hay que hablar de desarrollo, no de crecimiento

POR Enrique Zavala Urquides

Después del tercer debate de los candidatos a la Presidencia de la República, se habló mucho de crecimiento y muy poco de desarrollo. Se dice que crecemos al 2.4% en promedio durante los últimos años, pero la simple cifra cuantitativa no dice nada, porque lo más importante es lo cualitativo, es decir ¡como crecemos.

No es igual el gigantismo o desarrollismo que no son ni equitativos ni sustentables, esas son grandes diferencias. Por ello, el crecimiento por más alto que sea si no es equitativo y genere mayor y mejor clase media es pernicioso, de nada sirve crecer y solo generar más concentración de la riqueza. Eso faltó en el debate, decir los “cómo” para lograrlo.

Concentración de la riqueza

El gran problema y reto de México es la alta concentración de la riqueza. En no más de 30 familias y grupos empresariales se concentra casi 70% de la riqueza del país y tenemos más de 60 millones de pobres, que sobreviven con menos de un salario mínimo o en pobreza extrema.

Nuestra bronca micro y macroeconómica, es que en este país tenemos pocos ricos muy ricos y muchos, ¡muchos pobres muy pobres!

Es por lo anterior, que crecer no basta, aunque debemos crecer más aceleradamente, pero más importante es desarrollarnos, integralmente, armónicamente, que los beneficios de ese aumento en la economía beneficie a más y no solo a unos pocos, de nada sirve tener empresas y empresarios ricos muy ricos, y trabajadores pobres, muy pobres, o desempleados.

La viabilidad de la tercera vía

Por ello propongo retomar la tercera vía, que equilibre el desarrollo, donde la libre empresa con sentido social y la justicia social predominen, que se eliminen los monopolios y los planteamientos empresariales oligárquicos, las simples fuerzas de la oferta y demanda no resuelven todos los problemas, ni el gobierno solo los resuelve, tampoco crecer sin rumbo, anárquicamente, esto solo genera marginación y más concentración de la riqueza.

Que en la tercera vía haya un modelo necesario y urgente para México, en especial para impulsar y proteger el sector agropecuario, dentro del TLC tanto con Estados Unidos de América y Canadá no somos complementarios, más bien somos competidores; sin embargo, con una gran desventaja, que ellos subsidian con enormes cantidades a  sus productores, reconociendo al sector como estratégico, nosotros abandonamos el agro mexicano, lo dejamos a la deriva, y sí, importamos grandes cantidades de alimentos y granos pero viciados por el “dumping”.

Para ser claros: no es que produzcan a costos más baratos o sean ellos más productivos que nosotros, más bien tienen el gran beneficio de las subvenciones a través del “Green Bill”.

En este sector no existe el libre comercio, más bien el agro debe ser protegido, es un sector estratégico para nuestro país, para el Estado y sujeto a fomento socio-económico.

Conclusión

En México, hemos sufrido todas las crisis contemporáneas, en el último lustro convivimos con el desarrollo estabilizador, el “milagro mexicano”, la economía mixta, la estatización bancaria y económica, el reparto de tierras de 1976, las grandes devaluaciones del peso ante el dólar, la apertura comercial, nuestra entrada al GATT, el TLC, los graves errores económicos de México, hasta los embates del orate Trump.

¡Hoy estamos a tiempo, otra vez de enmendar el rumbo!

“El mundo no será destruido por aquellos que hacen el mal, sino por aquellos que lo observan y no hacen nada”: Albert Einstein.

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social. Teléfono 6623 – 533841

Correo Electrónico

ezavalaurquides@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS