Es un insulto el costo de la clase política en el país, hay que eliminar privilegios a legisladores: Leticia Cuesta - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Senadores > Es un insulto el costo de la clase política en el país, hay que eliminar privilegios a legisladores: Leticia Cuesta

Es un insulto el costo de la clase política en el país, hay que eliminar privilegios a legisladores: Leticia Cuesta

POR Redacción

Los privilegios de la clase política deben ser eliminados porque es un insulto el gasto excesivo en un país con tantas carencias, y se debe renunciar a ellos mientras se realiza el proceso legislativo, señaló Lety Cuesta, candidata al Senado por Movimiento Ciudadano en la coalición Por México al Frente.

El costo de la clase política debe ser un tema prioritario al inicio de la siguiente Legislatura, porque solo con estas acciones las y los ciudadanos considerarán que se toma en serio su llamado de no más privilegios y de reivindicar la política, apuntó la compañera de Antonio “Toño” Astiazarán en la fórmula Por un Sonora Valiente.

“Es un insulto el costo de la clase política en el país. La justicia social está lejos de verse aplicada en México, pero un paso prioritario en esa dirección es eliminar los privilegios a los legisladores de manera urgente, es decir, debe ser de las primeras agendas y esos millones de pesos se vayan a programas sociales”, enfatizó.

La candidata reiteró que desde un inicio su postura fue renunciar a esos privilegios, además de luchar por la ampliación del período de sesiones, en busca de mejorar la productividad y eficiencia del quehacer legislativo.

En el manual de percepciones para las senadoras y senadores, que depende de la Ley Orgánica del Congreso General, se determina la remuneración mensual para dichos legisladores y ahí se enumeran también los apoyos excedentes como, por ejemplo, una gratificación al final del año equivalente a 40 días de dieta (que son 157 mil pesos), lo que suma poco más de 20 millones de pesos para los 128 legisladores.

Además, a cada senador se le otorga un seguro de separación individualizada que se compone de la aportación del 10% de su sueldo y otra parte igual que aporta el Congreso de la Unión, que al final de cada Legislatura significa una erogación de más de 200 millones de pesos, aproximadamente.

“Es necesario un acto como este, de renunciar a los privilegios que se le dan a los integrantes de las Cámaras, para entrar a una ruta de trabajo que nos lleve a ganar de vuelta la confianza de los ciudadanos”, agregó Cuesta Madrigal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *