Encuentro Trump-Kim Jong: un mensaje de esperanza para la humanidad - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Encuentro Trump-Kim Jong: un mensaje de esperanza para la humanidad

Encuentro Trump-Kim Jong: un mensaje de esperanza para la humanidad

POR David Figueroa Ortega

Columna Diálogo

La reunión entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, parecía imposible, pero finalmente se dio.

Y la foto entre ambos mandatarios, estrechándose la mano, dio la vuelta a todo el orbe.

En un hecho histórico que toda la comunidad internacional aplaudió, de principio, por ser un tema que a todos nos atañe, y por las implicaciones positivas que representa en cuanto a la supervivencia de la humanidad y del planeta.

A pesar de la intransigencia de Kim Jon y la postura de Trump de desatar una guerra en respuesta a Corea del Norte, ese encuentro entre ambos en la Cumbre de Singapur, nos envía un mensaje de aliento sobre la posible solución al conflicto.

Pero dependerá de los acuerdos y de que éstos se concreten para que podamos respirar ese anhelado ambiente de paz y se logre la tranquilidad total.

El mundo se ha sentido amenazado por todo el arsenal nuclear que presumió Corea del Norte y las pruebas de lanzamiento de misiles, ante lo cual parecía inminente el estallido de una tercera Guerra Mundial con resultados catastróficos para la humanidad entera.

Y los mexicanos no hemos estado exentos de la preocupación y hasta de sentir cierto temor por ser vecinos de Estados Unidos, ante el lanzamiento de misiles por parte de Norcorea.

El encuentro nos envía un mensaje de esperanza, pero a largo plazo, porque la desnuclearización que Donald Trump pretende pactar con Kim Jon sería larga y compleja. Aun así, la disposición entre ambos dirigentes a negociar, por la inestabilidad de los dos, representa un éxito de inicio.

A pesar del acercamiento, al que todos estuvimos atentos, sería largo el proceso para llevar a cabo el desarme nuclear de Corea del Norte. Esto puede durar más de 10 años y costar 20 mil de millones de dólares, según especialistas entrevistados por el prestigioso diario El País.

Son pocos los analistas en temas internacionales como el armamentismo nuclear que creen que Pyongyang esté dispuesto a renunciar de manera “completa, irreversible y verificable”, como lo demanda Washington, a un programa nuclear al que ha dedicado décadas y cuantiosos recursos económicos.

Si el gobierno de Kim Jong accede será a un precio demasiado alto para la comunidad mundial, a cambio de la exigencia de concesiones gigantescas.

En publicaciones internacionales se dio a conocer que Corea del Norte ha pagado un precio elevado para tener ese despliegue nuclear y militar que ha mostrado al mundo entero.

Según Corea del Sur, su vecino, Norcorea destina el 25% de su presupuesto, unos 10 mil millones de dólares anuales, a gasto militar.

Las últimas pruebas de misiles el año pasado, antes de la moratoria que declaró unilateralmente, le representó un desembolso de casi 300 millones de dólares, por lo que no será fácil renunciar a todo ese “sacrificio”.

Este es un tema que si bien es cierto, más allá de las excentricidades de Trump, el mundo entero debe estar observando lo que pase como resultado de la Cumbre de Singapur porque nos atañe a todos el tema del desarme nuclear.

Es el momento y es importante que todo el hemisferio, que la comunidad internacional exija el respeto al pacto para la no proliferación de armas nucleares que los gobiernos de todo el hemisferio firmaron, pero que muchos países no han obedecido porque impera “La ley del más fuerte”.

Recordemos que Estados Unidos hizo caso omiso de ese Tratado de No Proliferación Nuclear -que se firmó el 1 de julio de 1968 y entró en vigor 5 de marzo de 1970- en la época de la Guerra Fría con Rusia. Y estas normas internacionales no fueron acatadas por no haber sanciones.

Después, en julio del 2017, se aprobó el Tratado de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para la Prohibición de las Armas Nucleares por más de 120 estados, pero fue boicoteado por las potencias atómicas y como vemos, países como Corea del Norte, hicieron caso omiso.

Al final del día, los países más fuertes hacen lo que quieren, por eso es relevante esta reunión entre Trump y Kim Jon.

Acerca del autor

David Figueroa Ortega es empresario, Excónsul de México en Los Ángeles y San José California; Exdiputado Federal; Exalcalde de Agua Prieta; Exdirigente del PAN en Sonora.

Correo Electrónico

davidfigueroao@me.com

Twitter

@DavidFigueroaO

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *