Aprendamos a negociar - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Puenteros Ciudadanos > Aprendamos a negociar

Aprendamos a negociar

POR Javier Cázares

En la historia de la humanidad se han dado miles de negociaciones que han permitido acabar conflictos, dar nacimiento a naciones, arreglar cambios de regímenes, entre muchos otros cambios, algunos positivos y otros tantos negativos.

La negociación es parte de la naturaleza humana, estamos acostumbrados a que, para vivir en grupos, tenemos que aprender a llegar a acuerdos con nuestras contrapartes si queremos convivir en paz; a veces podremos ganar a veces nos tocará perder, pero el objetivo siempre deberá ser algo positivo que nos permita aceptar el nuevo orden de las cosas.

Aquellas sociedades que pierden su capacidad de negociar empiezan a confrontarse y tarde o temprano pagan muy altos costos, por no aceptar el derecho de los demás a tener objetivos diferentes a los nuestros. En la medida que aceptamos las diferencias y valoramos los puntos de vista de otros, nuestra comunidad se verá fortalecida y los conflictos se podrán resolver.

En estos momentos nos encontramos en una situación en la que, por ganancia política, se ha buscado intencionalmente acrecentar nuestras diferencias. Los conflictos ya existían, pero se han puesto en el spot y se ha creado un ambiente que lejos de buscar la negociación, el entendimiento, el trabajo conjunto, ha promovido el distanciamiento, el reclamo, el encono y en general muchas emociones negativas y muy poco razonamiento.

Hoy se discute que estamos peor que nunca, que no existen oportunidades para muchos, que hay pocos que tienen mucho y muchos que tienen poco, que los salarios no alcanzan, que las cosas están demasiado caras, que no existe igualdad con los pueblos indígenas, que hay diferencias de clases, entre otros temas que no podemos negar son problema, pero que lejos de estar discutiendo qué tenemos que hacer para reducirlos o atenderlos pensamos que mágicamente se solucionarán si votamos por X o Y candidato.

Los problemas que tenemos como país son muy importantes y deberían de ser la principal preocupación de cualquier persona, no solamente de los políticos, debemos buscar todos cómo los vamos a ir solucionando, lo que me queda claro es que no va a ser tan fácil como echar una papeleta en una urna.

Las soluciones tampoco vendrán de reclamarles a los demás lo que ellos tienen y yo no, o arrebatándole a unos para regalarles a otros, o volteando los papeles para los que antes eran discriminados ahora discriminen, o los que antes no tenían oportunidades de desarrollo ahora sean los únicos que puedan progresar, por lógica así no funciona una sociedad.

Los mexicanos debemos aprender a ser negociadores eficaces, es decir enfocarnos a lograr resultados, conocernos, identificar lo que es esencial, conocer, entender y respetar al resto de los mexicanos, pero sobre todo debemos poder crear un clima de confianza, una virtud demasiado escasa entre nosotros.

Si no aprendemos a confiar y a ser dignos de confianza, no habrá ningún político que nos suba al carril del progreso y la mejora, hemos hecho de la desconfianza, la crítica sin fundamento, los prejuicios, los argumentos vacíos, una forma de vivir que nos está confrontando y debilitando cada vez más.

“Nosotros los buenos y ustedes los malos”, esta forma de pensar se repite una y otra vez en nuestra sociedad, llámese partidos políticos, organizaciones deportivas, iglesias, familias, colonias y en casi todas las organizaciones en las que participamos. Nosotros estamos bien y todos los demás están mal y por lo tanto debemos de desconfiar de ellos y combatirlos.

Si no aprendemos a convivir y negociar con los demás, nuestro país seguirá dando bandazos y difícilmente tendremos el progreso que queremos para nuestros hijos, esto nos corresponde a cada uno de nosotros y no al próximo presidente de México.

Todos tenemos algo que ganar, y la realidad muy poco de perder, pero implica un cambio muy grande en la forma en la que hemos pensado tradicionalmente, pero en la medida que fortalezcamos nuestras herramientas sociales, muchos de nuestros problemas empezarán a tener soluciones.

Acerca del autor

Javier Cázares

Consultor organizacional.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares6

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS