La tribu yaqui: injusticia ancestral - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La tribu yaqui: injusticia ancestral

La tribu yaqui: injusticia ancestral

POR Enrique Zavala Urquides

Las condiciones de vida de la tribu yaqui en Sonora en general son lamentables, más aun si hacemos un comparativo entre la misma tribu que habita en Arizona a la que le han reconocido formalmente sus derechos y libertades, así como la autonomía de sus territorios por el Gobierno Federal Norteamericano.

En Arizona habitan 18 mil indios yaquis, en Sonora tenemos 38 mil aproximadamente, es decir nuestro estado cuenta con las dos terceras partes de la población total en territorio sonorense, quienes viven en una situación apremiante e injusta, con un nivel de vida tan paupérrimo como inexplicable de manera racional y jurídica, al ser ellos los legítimos dueños de este territorio.

Sus usos y costumbres y necesidad de legislarlas

Los gobernadores de la tribu yaqui por décadas han solicitado se legisle y respeten  sus usos y costumbres, autoridades van y autoridades vienen sin que se concrete ese viejo anhelo, se han hecho foros nacionales, eventos políticos, peticiones a representantes populares, en distintos tiempos y tonos, sin lograr resultados positivos, la única realidad es la situación de marginación en que viven, como si ese fuera su destino irremediable. ¡Esto no puede ni debe seguir así!

Desde los tiempos inmemoriales, desde las épocas de guerrero de José María Leyva Pérez, mejor conocido como el indio Cajeme “el que no bebe”, quien fue hijo de yaquis de raza pura y de las ancestrales batallas como tribu, han dejado testimonio de las auténticas demandas por sus derechos y legítimas aspiraciones como grupo étnico ejemplar que nunca fue vencido, que nunca fue exterminada, cuando al parecer y a juzgar por los hechos este si pareciera un perverso propósito.

Nuevas demandas y marco legal

Hoy que estamos a punto de iniciar y elegir a un nuevo gobierno federal, es el momento idóneo para replantear las añejas demandas y derechos de la tribu yaqui, es urgente que los ocho gobernadores hagan un fuerte comunicado  en una reunión plenaria. donde  tomen acuerdos  concretos sobre los derechos y cultura yaqui, para  producir un comunicado conjunto de pueblo yaqui, que no tenga “rollos” como los acuerdos de San Andrés Larraizar en Chiapas, que fueron letra muerta.

Propongo cinco pasos concretos, 1.-Recoger todos los documentos históricos, el legado y contenido del pensamiento del General Lázaro Cárdenas, 2.- Incorporar todos los derechos humanos e indígenas plasmados en la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, 3.-Incorporar las demandas recientes sobre el agua y medioambientales por ejemplo,  4.- Integrar un tratado y documento único indígena yaqui 5.-Acordar con el Ejecutivo electo (sea quien sea) que envié una iniciativa de ley a las cámaras legislativas para que se convirtieran en reformas constitucionales, que se traduzcan en leyes que garanticen los derechos de la tribu yaqui de forma programática y operativa, de haber “voluntad política”, esto puede hacerse sin excusa ni pretexto en no mas de 3 a 6 meses al llegar el nuevo gobierno federal.

Conclusión

Este será un tiempo toral para los dirigentes de la tribu yaqui y todos sus integrantes, para buscar y concretar ese viejo anhelo  plasmado en sus demandas y derechos, base de todas sus luchas que son “contar con un gobierno autónomo con autoridades de su propia raza,  conservar sus armas, completa soberanía e integridad territorial….. Ni mas ni menos!!!!.

“Antes como antes, ahora como ahora”: José María Leyva, “Cajeme”

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social. Teléfono 6623 – 533841

Correo Electrónico

ezavalaurquides@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS