Fin a las teorías de la conspiración: la ciencia confirma que Hitler se suicidó en 1945 - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sorpréndete > Fin a las teorías de la conspiración: la ciencia confirma que Hitler se suicidó en 1945

Fin a las teorías de la conspiración: la ciencia confirma que Hitler se suicidó en 1945

POR Internet

Los resultados de una investigación que analizópor primera vez la dentadura de Adolf Hitler y que fue publicada en el European Journal of Internal Medicine, confirma que el líder de los nazis murió en Berlín tras ingerir cianuro y como consecuencia de una bala.

Sobre Adolf Hitler hay muchos mitos. Uno de los más populares dice que antes de que las tropas de los Aliados se tomaran Berlín, el líder del Partido Nazi logró escapar. Algunos de aquellos rumores indican que tomó un submarino y, como lo habían hecho varios de sus copartidarios, huyó a Sur América. Otros sugerían que había llegado a Argentina. Unos más, incluso, que había pasado por Colombia.

Aunque las esas versiones jamás han sido confirmadas por la historiografía, los mitos continuaban expandiéndose. Pero si bien las teorías de la conspiración siempre van a resultar seductoras, una nueva investigación las derrumba todas con argumentos científicos. Tras analizar por primera vez desde 1946 la dentadura del dictador, guardada en Moscú, un grupo de investigadores confirmó que Hitler murió en Berlín en 1945. Bebió cianuro y luego se disparó un balazo.

“Los dientes son auténticos. No hay duda posible. Nuestro estudio prueba que Hitler murió en 1945. Ahora podemos poner freno a todas las teorías de la conspiración sobre Hitler. No huyó a Argentina en un submarino, no está en una base oculta en la Antártida ni en el lado oscuro de la Luna”, dijo a la agencia AFP Philippe Charlier, coautor de la investigación.

El estudio, publicado en la revista European Journal of Internal Medicine, también analizó fragmentos del cráneo de Hitler que son compatibles con las radiografías que le tomaron antes de morir. Un agujero en la parte izquierda confirma que hubo un impacto de bala. Sin embargo, los científicos no obtuvieron una autorización para tomar muestras óseas.

“No estábamos seguros de si había utilizado una ampolla de cianuro para suicidarse o si lo hizo disparándose una bala en la cabeza. Ahora sabemos que, con toda probabilidad, hizo ambas cosas”, aseguró Charlier al diario ABC de España.

Una de las pruebas que confirman esa afirmación es la ausencia de pólvora en los dientes de Hitler y la presencia de cierta sustancia azulada en su dentadura potiza. Es un color que se produce tras la reacción química generada entre el cianuro y el metal que solía usarse en esos dispositivos.

Un dato más reiteró el análisis, llevado a cabo por investigadores franceses: Hitler era vegetariano. Sus dientes no tenían una sola muestra de carne.

Fuente: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *