Sobre La Bestia o en autobús, todos migrantes, con la esperanza a cuestas - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Sobre La Bestia o en autobús, todos migrantes, con la esperanza a cuestas

Sobre La Bestia o en autobús, todos migrantes, con la esperanza a cuestas

POR Astrid Arellano

Carlos pelea con las palabras que se le atoran en la garganta y los recuerdos que le enrojecen la mirada. Sólo de pensar en la pobreza y la violencia que lo obligaron a huir de su país junto a su familia, para subir a un tren, se le llenan de agua los ojos.

Entonces se los seca con una tela grande azul y blanca. Se limpia también la cara y las manos sucias de tierra y grasa. La bandera de Honduras es su pañuelo.

Con destino a Estados Unidos, la familia Aguilera Aguirre se subió al lomo de “La Bestia” para formar parte de la Caravana Migrante -a cargo de la organización Pueblos sin Fronteras- que partió desde el 25 de marzo en Tapachula, Chiapas. Cuando iniciaron, eran cerca de 2 mil personas; a Hermosillo, Sonora al mediodía de este sábado, llegaron unas 400.

Vienen de Nicaragua, El Salvador y Guatemala, pero en su mayoría, de Honduras.

Comen lo que la gente les da en los pueblos y ciudades que atraviesan; dinero, no tienen. “¿Para qué?”, se pregunta Carlos, de 37 años, “si de todas formas nos asaltan en el camino”.

Uno de sus niños, -Carlos Antonio, de 14 años- viaja con fiebre; Evangelista -su esposa, de 32 años- con tos; y sus otros dos niños -Kevin y Ángel, de 15 y 9 años- y su niña -Ashley, de 12 años-, como él, se limitan a aguantar todo lo que viene. “Son fuertes”, dice.

This slideshow requires JavaScript.

Nadie quiso quedarse en Honduras. Porque si Carlos recibe una botella con agua, la reparte entre los seis que son; de haber salido él solo, jamás sabría si su familia tendría un trago o una tortilla que echarse a la boca.

Hambre, frío, sed, sol, cansancio. Una y otra vez, durante 27 días.

En el camino, el contingente se fue diluyendo porque algunos se adelantaron o desistieron. Un grupo más, conformado por alrededor de 200 mujeres y sus hijos e hijas, así como personas de la tercera edad y enfermos, viajan en autobuses gestionados en Guadalajara, al no poder continuar el peregrinaje en tren. Esta fracción arribará a la capital sonorense en el transcurso de hoy.

El próximo destino es Tijuana. Allá buscarán la atención de las autoridades migratorias para buscar asilo humanitario en los Estados Unidos; muchos cuentan con la documentación para intentarlo o para quedarse en México a trabajar, pero también hay quienes sólo cargan la esperanza a cuestas.

Pueblos sin Fronteras se ha encargado de brindarles asesorías jurídicas y acompañamiento durante el viaje, donde Irineo Mujica, su director, es quien va al frente:

“Ha sido difícil por la situación con Donald Trump, nosotros creemos que el asilo es algo que se necesita, México también es un lugar muy fuerte de asilo y esperamos también que responda. Centroamérica es un lugar violento y se necesita atacar los problemas de raíz para que esto no siga sucediendo, no somos ni el 1% del flujo de gente que entra a México”, dijo.

El viaje ha sido un calvario, aseguró. Balaceras en Orizaba, amenazas en Guadalajara, inseguridad en Culiacán. Abandono de los vagones en cada ciudad. En Sonora, encontraron un poco de paz.

This slideshow requires JavaScript.

Desde las primeras horas del sábado, los comedores humanitarios y las organizaciones civiles de Hermosillo prepararon lo suyo para recibir a los y las migrantes. La incertidumbre era el común denominador, pues la hora de llegada del contingente se recorría cada minuto.

De cualquier forma, el agua, la comida y la atención médica estaban listas para entregarse en cualquier momento. El Comedor y Dispensario para Migrantes e Indigentes San Luis Gonzaga -en el Ejido La Victoria-, el comedor La Pastora -en la colonia San Luis-, así como las organizaciones Golondrinas Migrantes y Red Solidaria, la sociedad civil y Cruz Roja delegación Hermosillo, trabajaron en ello.

This slideshow requires JavaScript.

De igual forma, el Instituto Nacional de Migración (INM) en Sonora y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) hicieron presencia.

El padre Gilberto Lezama, encargado del Comedor San Luis Gonzaga se notaba ansioso pero consciente de la tarea que se avecinaba. Sólo estaba informado del paso de la caravana por lo que aparecía en los medios de comunicación locales y uno que otro mensaje de WhatsApp, en horas distantes, desde la organización del grupo.

Mientras tanto conversa y atina en señalar que la migración no es el problema en sí mismo, sino un efecto colateral de las omisiones sistemáticas de cada país.

“Todo eso tiene un origen; la comunidad ve en ellos la causa de la inseguridad, la causa de los problemas, pero yo les digo que no, que ellos no son la causa: ellos son el efecto de lo que tanto ciudadanos, como gobierno e iglesias hemos dejado de hacer”, dijo.

En su comedor encargado de alimentar a más de cien migrantes por día y que se ha construido poco a poco durante diez años gracias al apoyo de la ciudadanía y empresas solidarias, la regla es que nunca se le dé más importancia a un ladrillo que a un plato de comida.

“México nos ha tratado muy bien”, aseguró Carlos apretando la bandera con sus puños, para luego hacer un silencio, “es muy fuerte lo que hemos pasado y estamos bien, hay que ser positivos, no hay de otra”.

En esto, contó Carlos, no han tenido más remedio que aguantar los mensajes de Donald Trump donde los migrantes son señalados como “terroristas” y “grandes criminales”, una plaga indeseable en su país; Carlos sólo busca estudios para sus hijos y “una vida mejor”.

-¿Por qué se trajo su bandera?- Le preguntamos.

“Porque somos ‘catrachos’ (gentilicio coloquial)”, dijo el hombre con las palabras aún aferradas a la garganta, “somos hondureños y vamos morir como hondureños”.

This slideshow requires JavaScript.

La caravana pernoctará hoy en Hermosillo y posiblemente también el domingo, por lo que se requiere apoyo con comida, agua, medicamentos, artículos de higiene, ropa y zapatos en buen estado y que sean útiles para la continuación del viaje de la Caravana Migrante.

Puede visitar las páginas de Facebook de Golondrinas Migrantes y Red Solidaria para enlazar su valiosa aportación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *