Los chinos, “Pancho Platas”, Arístides y Jorge Morales - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Los chinos, “Pancho Platas”, Arístides y Jorge Morales

Los chinos, “Pancho Platas”, Arístides y Jorge Morales

POR Luis Alberto Medina

El 29 de marzo se cumplirá un año de la publicación del reportaje de Proyecto Puente sobre la construcción de la planta procesadora de productos del mar propiedad de empresarios chinos. En su momento la publicación fue un escándalo. Todos los sectores, oficiales, ambientales, medios de comunicación, redes sociales, nos indignamos por lo que había ocurrido en Bahía de Kino.

Nadie se había dado cuenta, o no quisieron darse, que se estaba edificando un inmueble que invadía la playa. Que se había desobedecido a todos los niveles de autoridad. Que los empresarios chinos, apoyados u auspiciados por terceros, lograron penetrar la Bahía para llegar a hacer negocio. En tiempos de gobiernos priistas que, en el pasado, cuestionaron severamente la forma del actuar del panismo en el poder por la misma actividad. Por no existir límites a la hora de burlar las leyes. Hoy fue para afectar al medio ambiente. En su momento, el alcalde con licencia, hoy candidato al Senado, Manuel Ignacio Acosta, “Maloro”, pidió que el territorio de las playas de Kino fuera administrado por el municipio. Al ser zona federal el Ayuntamiento quedaba rebasado para impedir asentamientos irregulares en el límite entre playa y arena. La hoy alcaldesa, Angelina Muñoz, también dio a conocer cómo es que la playa de Hermosillo era invadida por caciques locales, abogados, empresarios, terratenientes, todos en disputa por acaparar, rentar, negociar, comprar, vender terrenos en Bahía de Kino. La documentación periodística de Proyecto Puente abría el debate: la impunidad como modus operandi para hacer negocio al margen de la ley. Y le hicieron caso a “Maloro”: ya administra el municipio la zona federal. Angelina, la alcaldesa que entonces era síndico municipal, quien salía a admitir la gravedad de la situación, hoy encabeza el gobierno municipal. ¿Pero de qué ha servido si Bahía de Kino sigue siendo tierra de nadie y los empresarios chinos ya encontraron hasta socios nuevos para seguir operando? ¿Quién está detrás de los orientales? ¿Cómo es que han podido llegar, desarrollarse y permanecer? Alguien se está beneficiando de esta situación. Pero los que están quedando muy mal son las autoridades de todos los niveles. ¿Cómo podrán decirles a otros empresarios voraces que intenten hacer negocios en Bahía de Kino, que deben respetar el debido proceso legal y las normas ambientales?

Otra advertencia

La semana pasada, el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), Jorge Carlos Flores, aseguró que el inmueble de la construcción china quedaría derrumbado antes de Semana Santa. Con todas las limitaciones legales, humanas y operativas de Profepa, no han cesado en la lucha que se entrampó en los juzgados. Sin embargo, de no cumplirse la nueva advertencia, se caerá en la ley de la selva en Bahía de Kino.

La fabricación de pruebas

Cuando Andrés Manuel López Obrador abrió el debate del perdón a líderes criminales en México, pero desde una perspectiva de justicia, negociación, debate nacional, no de facto, el poeta Javier Sicilia le pedía al tabasqueño que recordara que el sistema carcelario del país estaba hecho para la venganza y se encontraba colapsado.

Francisco Monge Araiza, conocido como “Pancho Platas”, el vendedor de caballos de panistas y priistas en el sexenio anterior, extitular del Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública (Cecop), ha quedado absuelto de las acusaciones por los que se le abrió un proceso penal y estuvo 90 días en la cárcel. Cuando se anunció su detención el 11 de septiembre del 2016, sin orden de aprehensión, se dijo que portaba droga y estaba armado. El fallo de la juez federal detecta que “es muy sospechoso que todos los agentes hayan declarado perfectamente uniforme, muy automatizada su respuesta, evidentemente aleccionados. Todo lo contrario a los testigos de la defensa de Monge, quienes coincidieron en que éste se enteró que un comando armado se trasladaba al Bacanuchi con el único objetivo de detenerlo”. Los testigos defensores, junto con autoridades de esa localidad, se informaron por un periodista en Twitter, de que iban por el titular del Cecop. Un aviso filtrado a la prensa, consideró la juez. La misma autoridad comprobó que no se sustentan las pruebas presentadas contra el exsfuncionario panista porque no se acreditó que anduviera vendiendo “crystal”, motivo de su detención.

Su abogado, Gabriel Regino, ha dicho en su cuenta de Twitter que se obtuvo un fallo absolutorio por la fabricación de pruebas contra “Pancho Platas”. La juez federal está ordenando investigar la presunta tortura, invasión ilegal en el domicilio y la falsedad de declaraciones.

Aristidess

Luis Aristides, exveterinario de Guillermo Padrés, fue torturado, según el protocolo de Estambul aplicado por dos despachos internacionales. Para salir de la cárcel, se le condicionó retirar la demanda por este hecho y que no reclamara los 3.5 millones de pesos que se le decomisaron.

Jorge Morales

El caso del exsecretario de Comunicación Social del sexenio anterior, Jorge Morales, también dará mucho de qué hablar. Lo está revisando la Suprema Corte de Justicia de la Nación por supuestas fallas y serias irregularidades al debido proceso. Entre otros procesos contra exfuncionarios del pasado, que están en una defensa que pone al descubierto debilidades, sed de venganza y mala integración de expedientes. Todo esto es una señal y mensaje muy delicado para la rendición de cuentas en Sonora. Una cosa son las denuncias, presunciones, pero que tienen que llevar un debido proceso. Sea quien sea. Estas prácticas abominables, dignas de regímenes autoritarios, deben ser condenadas. El tiempo empieza a hablar y comprobar excesos. Y esto apenas empieza.

Columna tomada de El Imparcial

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en Internet. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denisse Maerker en Atando Cabos.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Adolfo Olivas dice:

    Excelentes comentarios, asi deberiamos atacar los problemas en este pais, haciendo uso de nuestro derecho a reclamar justicia desde nuestras trincheras.. Una actividad que pocos ejecutamos. No basta con quejarse en los medios. Sino a exigir directa y publicamente que se haga justicia de acuerdo a nuestras leyes y si estas no nos satisfacen como ciudadanos, exigir que se ajusten y lo hagan. No debemos de dejar en elnolvido las denuncias hasta que estas sean escuchadas y ejecutadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *