El compromiso que viene: retos del FAOT - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El compromiso que viene: retos del FAOT

El compromiso que viene: retos del FAOT

POR Erika Tamaura

Han pasado ya 34 años de vida para el máximo foro cultural del estado de Sonora el cual ha pasado de mano en mano de las diferentes generaciones y administraciones que lo han visto crecer y expandirse. El Festival se ha construido desde los esfuerzos de todos, desde el corazón de todos y a la vista de todos.

En otras columnas o notas podrán leer cuánta gente ha disfrutado el festival, qué artistas vinieron, qué pasó y todos esos datos que en otro momento platicaremos. Porque para mí, lo importante aquí y ahora es hablar sobre los retos de este festival que sin duda son metas que se deben seguir cumpliendo paso por paso, con la voluntad y la estrategia de todos.

Para ello, me gustaría compartir una entrevista con Juan Arturo Brennan en la edición 2017 del Festival en Álamos. El año pasado, el maestro cumplía ya diez años de participar como crítico del FAOT y entre evento y evento, hubo espacio para esta charla la cual comparto con ustedes una parte en la que le pedí me contara sobre su experiencia en la última década del festival:

“Ha sido una experiencia muy entretenida, muy instructiva, sobre todo de aprendizaje. He tenido la oportunidad de escuchar a muchos cantantes locales, nacionales y extranjeros, he oído también instrumentistas importantes, he podido realizar encuentros personales con muchos de ellos gracias al trabajo que he venido a hacer a Álamos y eso no puede sino enriquecer por una parte mi trabajo de periodista y por otro lado me enriquece como melómano, he escuchado cosas que no conocía aquí, he escuchado voces con las que no tenía contacto antes y entonces además del trabajo que hago, aprovecho y aprendo. Lo cual es una combinación infalible.

El reto principal del FAOT es doble y en dos pasos consecutivos: el primero es mantener su calidad como mínimo y el segundo es hacer crecer esa calidad. Calidad en la oferta musical, calidad en la programación y por supuesto en todo lo que lo rodea: un poco la logística, el manejo de los medios, la creación y educación de públicos, en fin, todo esto que debe ir en principio aparejado con los conciertos propiamente dichos de un festival, sé que el FAOT ha tratado estos temas y que no han estado ajenos a la agenda del festival pero son áreas que como en todo festival se pueden mejorar.

Ahora, este es un festival que ocurre en un pueblo pequeño que tiene una infraestructura modesta, y el FAOT tiene como reto, no necesariamente generar una infraestructura distinta para Álamos, sino aprovechando la que sí se tiene, hacer más eficientes algunos de sus procesos tanto estrictamente artísticos como los que tienen que ver con la divulgación y los medios.”

Personalmente considero, que otro de los compromisos que resultan del FAOT, es el de hablar de un engrane estratégico que es necesario señalar: el público de Sonora necesita prepararse más. Si cada año sabemos que el Festival va a suceder y queremos de verdad elevar el nivel de debate y exigencia, debemos empezar por nuestra actitud y aptitud como audiencia. Debemos preocuparnos por prepararnos y escuchar más, investigar más, gozar de maneras nuevas y diversas las expresiones artísticas y sobre todo integrarlas a nuestra vida como una cosa cotidiana. El goce del arte no debe ser algo que espera una vez al año, sino algo de todos los días, en la medida de nuestras posibilidades y las rutinas de cada quien.

El Festival dura solo unos días en el mes de enero, pero nuestro compromiso como público no puede suceder y terminar ahí. Seamos un público exigente que se preocupa por su propia formación, y así el círculo estará más próximo a cerrarse. Porque uno no puede amar lo que no conoce ni darle el valor a algo si no sabe si lo merece o no. Más allá de la inversión del recurso, se trata de un asunto de dignidad, prioridades y expectativas.

Vamos a la recta final de la programación de esta edición y luego viene la sobremesa del FAOT. Aprovecho y le mando un abrazo de feliz cumpleaños al Maestro Brennan a quién todos extrañamos y que sin duda, es una pieza clave en este festival. Te esperamos de vuelta en el 2019 Juan Arturo.

Acerca del autor

Erika Tamaura es maestra en Gestión Cultural con especialidad en Patrimonio por la Universidad de Barcelona. Impulsora del movimiento blogger en Sonora. Académica en la Licenciatura de Gestión y Desarrollo de las Artes del Instituto Tecnológico de Sonora. Consejera en ISCradio. Consultora de proyectos y colaboradora de Proyecto Puente.

Correo Electrónico

erika.tamaura@gmail.com

Twitter

@erikatamaura

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *