Kino Mágico ¿Para quién? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Kino Mágico ¿Para quién?

Kino Mágico ¿Para quién?

Con bases suficientes en el acontecer diario se puede justificar la suspicacia que la población mexicana hemos desarrollado hacia la clase política, sobre todo hacia los gobiernos.

Ser propenso a sospechar, o ver una mala intención en lo que dicen, o en lo que hacen los gobiernos tiene fundamentos, queda claro que la población mexicana ha perdido la confianza en las llamadas buenas intenciones de quienes nos gobiernan, los hechos muestran con claridad la realidad del país.

No solo en el acontecer electoral, a diario escuchamos discursos en voz de funcionarios que indican los buenos caminos por los que se conduce a la nación, a nuestro estado, y en corto, a nuestra ciudad.

Sin embargo, por ejemplo, basta visitar el poblado Miguel Alemán para observar la miseria con que vive la población, siendo un lugar de fácil acceso carece en su mayoría de los más elementales recursos para su desarrollo, falta de agua, falta de luz, falta de servicios médicos, y falta de salarios dignos para la población del campo.

Caminar por las calles del poblado nos lleva a la indignación, familias enteras viven en casas de cartón con apenas arroz y frijol para comer. Los años pasan y el poblado Miguel Alemán no ha dejado de ser una población con un alto grado de marginación.

Podríamos mencionar otros muchos ejemplos de poblaciones rurales en el estado con las mismas condiciones, pero de nuevo pregunto ¿por qué las autoridades no invierten en seguridad para lugares como la Costa de Hermosillo, a pesar de su fácil acceso para incorporarlos al desarrollo?
La respuesta es muy sencilla, no hay voluntad de hacerlo, pienso que para los intereses político electorales de quienes nos gobiernan, invertir en poblaciones con alto grado de marginación es poner en riesgo la “estrategia electoral” que aprovecha a los más pobres como botín, donde los individuos que solo comen arroz o frijol buscan por necesidad, comer un poco más que eso a cambio de su voto en los procesos electorales, al fin que los años han demostrado que no llegarán más que migajas para esos sectores.

Sí, la sospecha de que hay en los gobiernos actuales un discurso retórico y mentiroso detrás del supuesto deseo de bienestar hacia la población, está claro, tiene fundamentos.

“Tenemos derecho a suponer hasta que se nos pruebe lo contrario” escuché decir a Lorenzo Meyer.

Así es, tenemos derecho a creer algo sobre alguna persona, o grupos de personas en la función pública a partir de conjeturas fundadas en ciertos indicios o señales.

Los añejos partidos políticos, eternamente mantenidos por el Estado mexicano,-hoy a través del órgano regulador de las elecciones- han demostrado no tener interés alguno de mejorar en serio, las condiciones de vida de la población mexicana.

Ahí mismo en la Costa e Hermosillo, me pregunto ¿cuántas casas habitación para trabajadores del campo se podrían haber hecho con más de 62 millones de pesos invertidos en Kino Mágico? No lo sé, seguramente muchas. Lo que sí sé, es que el espacio considerado básicamente un centro recreativo para la población del Miguel Alemán y Bahía de Kino, hoy, a seis meses de su inauguración es un centro que ni siquiera puede considerarse redituable en términos de costo beneficio, ni humano ni monetario.

A propósito de suspicacia y de suposiciones ¿Acaso fue construido con dinero del Estado para posteriormente dejarlo en manos de la iniciativa privada? De ser así ¿Cuál será el procedimiento?

Estas son preguntas que nos darán respuesta con el tiempo.

Los desequilibrios entre el discurso y los hechos de las clases gobernantes son obvios, como obvio es que a la clase gobernante no le queda claro que, la seguridad va más adelante que la diversión.

¿Por qué sí se pudo construir Kino Mágico y no se ha podido construir el albergue de niños migrantes?

Yo supongo por suspicacia la respuesta: para nuestros gobernantes Kino Mágico es una inversión económica de preferencia a sus intereses, el albergue de niños migrantes no.

Acerca del autor

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Correo Electrónico

mariadolores_tepezano@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • gpe. Reyna dice:

    pues si invierten nuestros impuestos en proyectos los cuales luego son abandonados y con el tiempo se lo venden a un particular a ver a quien se lo pasan no? esperemos que se siga manteniendo

  • Angel Azteca dice:

    Interesante columna crítica de parte de la licenciada María Dolores Tepezano. Hay tantas necesidades urgentes que los gobiernos, en este caso el estatal y el municipal, deberían subsanar al menos como son las precarias condiciones de vida de las zonas rurales y costeras del municipio de Hermosillo. 62 millones de pesos realmente me parece un costo muy exagerado para la creación del llamado “Kino Mágico” cuando ese dinero se debió invertir en otros rubros como construcción de viviendas dignas para la gente que vive marginada en el poblado Miguel Alemán como lo apuntó Tepezano, o en las colonias más pobres de Hermosillo como la Hacienda de la Flor, No hay que irse tan lejos para que se den cuenta los altos funcionarios de la Sedesson. La actual gobernadora y el alcalde parece que les interesa más en salir en fotos pagadas cada rato en la televisión o en los diarios locales con estas construcciones. Y al final, como señala la autora de esta columna, ¿quién se va a beneficiar con esta construcción?, ¿algún particular vinculado con la gobernadora o el alcalde? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS