Cuando todos sumamos - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Cuando todos sumamos

Cuando todos sumamos

POR Nelsy Mendoza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna Retrovisor

En estos días se ha dado un ejemplo muy claro de lo que puede pasar cuando los políticos deciden ponerle fin al silencio ante los actos de impunidad y corrupción. Es de verdad, no sólo un acto justicia sino de valentía poner bajo la lupa las deplorables prácticas legendarias de los gobiernos en turno, sea cual sea el color.

Sí, es triste que me sorprenda que un político vaya en contra de lo que tantas veces nos quejamos.

Pero lo cierto es, que cada vez se hace más digna de admiración y aplauso una persona honesta, pues pareciera que ya no abundan. Y menos en la política. Ojalá que esto sirva de ejemplo para muchos otros, sean de oposición o no, para acabar con esa forma de hacer las cosas: mal hechas, en lo oscurito y con tanta falta de ética, así como amor por México.

Ante esto, no me queda más que decir: ¿y los demás para cuándo? Ahora que ya hay cada vez más políticos dispuestos a ser dignos representantes ciudadanos y más ciudadanos levantando la mano para ser candidatos independientes, así como ciudadanos que desde hace mucho pelean por las causas sociales más loables, pregunto: ¿no creen que ahora sí ya va siendo hora de sumarnos para mover a México de ese precipicio para dónde lo han estado empujando?

Y es que muchos creen que los políticos son los que tienen que hacer la chamba. Que las alianzas políticas harán milagros cuando lo que mal empieza mal acaba, o que más vale malo por conocido que bueno por conocer, o están esperando a que ya sabes quién, venga y nos salve a todos.

No señor, así no es la cosa. Ni necesitamos que un mesías político nos salve ni que nos gobiernen tres partidos y mucho menos PAN (o en este caso PRI) con lo mismo. Pero como lo más seguro es que acabe ganando el menos peor, lo que habrá que hacer es fijarse bien, no sólo por quién se vota, sino para qué votamos. Y es que no basta, como he dicho muchas veces, con ser ciudadano el día de la votación, sino que hace falta de verdad ejercer un voto de manera responsable.

Es decir, como lo más importante de esta vida: no lo vendas, no lo regales y tampoco lo malgastes. Medita tu voto, pero sobre todo atrévete a sumar esfuerzos con quienes quieren un país mejor.

Seamos ciudadanos informados, responsables, con conciencia civil y colectiva. Eduquemos con valores, no tiremos basura, seamos cordiales con el de al lado, en el tráfico, en el colegio, en los bancos. Son pequeñas cosas si lo piensas, pero cómo funcionan y, ¡vaya que suman!

Si en nuestras manos está cambiar las cosas mediante el voto (y disculpen si lo pongo en duda), debemos tomar por cierto aquello de que cada pueblo, tiene el gobierno que se merece.

Entonces, hagan posible que en estas elecciones su voto refleje lo que en verdad somos cuando nos atrevemos a ser más.

Que este 2018 no sólo sea recordado por las veces que nos defraudaron nuestros gobernantes, sino por la elección en la que como ciudadanos hicimos valer el voto, nuestra voz y nuestra libertad, porque el voto, es sin duda, el sagrado ejercicio del poder del ciudadano.

 

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS