Proyecto inocente Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Proyecto inocente Sonora

Proyecto inocente Sonora

POR Enrique Zavala Urquides

El movimiento California Innocence Project, nació el año de 1999 en la ciudad de San Diego, con tres objetivos básicos, 1).-Liberar a gente inocente que por alguna razón está en prisión, 2).-entrenar y capacitar a estudiantes de leyes y convertirlos en grandes abogados y 3).-cambiar las leyes y procedimientos con el fin de evitar las convicciones erróneas para mejorar la impartición de justicia.

Justin Brooks, el fundador

A Justin lo conocí a mediados del año 2014, en la ciudad de San Diego donde dirige este extraordinario movimiento pro liberación que ya cumple 18 años, él es maestro de la escuela de leyes en la universidad California Western School of Law, una de las más prestigiadas en los Estados Unidos de América.

Tuve el privilegio de conocer a detalle sus instalaciones, cómo trabajan, cómo forman profesionales de las leyes para defender a los inocentes o bien, a quienes por algún motivo han tenido la desgracia de pisar la cárcel por razones injustas. Sus acciones exitosas son muchas y relevantes. Tienen una excelente organización que inició en San Diego pero ya ha integrado una red a nivel mundial, en el Reino Unido, Argentina, Chile, Colombia, Puerto Rico, Perú, Brasil, Guatemala, República Dominicana y ahora en México.

Obligación de sociedad y gobierno

La reinserción social es obligación de sociedad y gobierno, con mayor razón el liberar a los inocentes que fueron erróneamente convictos, donde el sistema judicial fallo, cometiendo una doble injusticia, primero el no lograr la justicia y segundo el privarles de su libertad, que no solo es  él o ella quien va a prisión, sino literalmente toda su familia esta presa, sometida a la severidad de no estar libre, a la ingratitud de estar preso injustamente.

Es toral investigar a detalle, buscar todas las salidas legales de cada caso, reevaluar las evidencias, pruebas y testimoniales que se usaron para inculpar a una persona, en fin revisar todos los ángulos que privaron de la libertad injustamente a cualquier individuo. Esa responsabilidad no la debemos eludir por ningún motivo, debemos ser solidarios y subsidiarios.

Conclusión

Proyecto Inocente ya ha tenido éxitos en México, tales son las liberaciones de Raúl Hernández Abundio, a quien se le declaró inocente de homicidio en agosto de 2010; de Pedro Gatica Estrada, también exonerado por un asesinato que no cometió, así mismo, tras pasar siete años en una cárcel, la Suprema Corte de México ordenó  la libertad de la indígena Adriana Manzanares por ser inocente del homicidio de su hijo y por las numerosas irregularidades que se cometieron en su proceso.

En Sonora sigue pendiente el caso de Irene Manzo Reyes… ¿Hasta cuándo?

“La paciencia de Dios, no tiene límites”: Papa Francisco

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social. Teléfono 6623 – 533841

Correo Electrónico

ezavalaurquides@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS